Servicios en comunicación Intercultural

Comparten informe sobre acceso a la tierra y al territorio en Sudamérica

Servindi, 19 de junio, 2020.- El Movimiento Regional por la Tierra comparte su «Informe 2019 Acceso a la tierra y territorio en Sudamérica» que comprende la situación en 10 países de la región.

El compendio de 379 páginas se refiere a la situación en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela y puede ser descargado libremente desde la internet.

Brinda información pormenorizada respecto al tema del acceso a la tierra y al territorio, e intenta coadyuvar a la articulación y visibilización de problemáticas específicas a la tierra.

El movimiento realiza procesos de sistematización de casos por medio de la plataforma: http://porlatierra.org/casos, que sobrepasa los 200 casos inspiradores de acceso a la tierra.

Usted puede descargar la publicación del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS),desde el siguiente enlace y leer la presentación a continuación:

 

Presentación

El Informe Anual sobre Acceso a la tierra y territorio en Sudamérica, cumple una serie de cinco versiones (2015 – 2019)(1), en las que se ha variado tanto en el alcance geográfico como en los enfoques de abordaje. Esta iniciativa enmarcada en las acciones del Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio y su plataforma de casos inspiradores de acceso a la tierra y territorio (www.porlatierra.org), busca ofrecer una síntesis estructurada de los hechos más sobresalientes en Sudamérica, respecto a la problemática de la tierra y los territorios, y desde la perspectiva de diferentes actores y procesos, en particular, la población campesina, indígena y afrodescendiente.

La intención es que este documento concretice la posibilidad de un enfoque sudamericano, dote de insumos a la comparación y sea considerado como una herramienta adecuada y solidaria para quienes participan activamente de los procesos reivindicativos, luchas por la tierra y restitución de territorios.

El Informe Anual se dirige a organizaciones, instituciones y personas con intereses que varían entre el activismo, la academia, el desarrollo y la política, interesados a ampliar sus miradas y acciones desde lo nacional a lo regional. Además, con esta primera serie de publicaciones, intentamos mostrar la necesidad de formatos más accesibles a los sujetos del desarrollo rural, para visibilizar el lenguaje común y los posibles puentes temáticos para análisis comparativos.

Entre los objetivos de este Informe Anual, se valoró la capacidad de estimular preguntas de investigación y articulación social, para el análisis comparado y para coadyuvar a construir mejores perspectivas de vida, estudio y trabajo en el ámbito rural.

El año 2019, presenta nuevos desafíos para toda la sociedad, con una Declaración de los Derechos Campesinos y otras Personas que Trabajan en Zonas Rurales, recientemente aprobada, y las múltiples movilizaciones indígenas en denuncia y resistencia al extractivismo de los recursos naturales, se esclarece cada vez más la principal contienda que tiene que librar la expansión del capital en su desarrollo, por bienes como la tierra, los territorios, el agua, las biodiversidades, y a la vez, formas de vida y alternativas de desarrollo.

Los incendios en la Amazonia, Chaco y diversas zonas tropicales, han logrado alertar no sólo a las poblaciones rurales como las más directamente afectadas, sino a toda la sociedad sobre los peligros de la ampliación de las fronteras agrícolas en varios países de la región, y sobre lo beligerante que puede llegar a ser el agronegocio en su confrontación a la agricultura familiar campesina e indígena, y en su impulso por subordinar a la propia naturaleza. Estos hechos han expuesto las decisiones políticas y gubernamentales respecto a los territorios, indiferentemente de sus discursos políticos, la normalización del avance de los focos de calor, las tardías reacciones o simplemente la poca atención prestada a las poblaciones afectadas, el daño a sus territorios y los impactos en su salud, muestran el expansionismo del capitalismo en una etapa extractivista y predatoria.

Los nuevos ciclos de gobierno muestran procesos cada vez más abruptos y poco comprensibles bajo los esquemas determinados en siglos pasados. Vemos que cada vez es más necesario escuchar y comprender las peculiaridades, las dinámicas locales, los procesos autogestionados y las propuestas que emergen desde los territorios, con voces propias y proyectos innovadores.

En esta versión del Informe Anual, volvemos a tener la fortuna de contar con un reporte sobre Venezuela. Una situación por demás trágica para un país con amplia potencialidad económica-productiva, y cuya población ha emigrado por toda la región. Recién viviremos los impactos de este fenómeno. Las reflexiones propuestas vislumbran que es necesaria una reinvención de las organizaciones rurales, el mismo aliento que propone el reporte desde el Ecuador con un impensado Parlamento de los pueblos, gestado en la protesta, para retomar la agenda reivindicativa de al menos una década atrás. El movimiento campesino e indígena tiene el desafío, entonces, de reinventarse y reconstruir sus cimientos desde la independencia, la autonomía, y por el ejercicio de la libre determinación. Nuestros esfuerzos apuestan a estos procesos, cada vez más autogestivos y cada vez más cerca de la autonomía.

El IPDRS, las copartes y aliados, promovimos en el año 2019, un concurso para jóvenes buscando experiencias de las Mujeres Rurales: Innovando estrategias, transformando realidades (2), con la firme intención de ampliar la información sobre las sujetas rurales y sus propuestas. Recogimos ensayos y videos cortos, producidos en alianza con y desde las propias organizaciones, con aprendizajes importantes para buscar mayores y mejores interlocuciones con las protagonistas de un sector que viene impulsando importantes cuestionamientos a las estructuras organizaciones rurales y las visiones de vida que siempre las dejan en desventaja. Insistimos en nuestra labor por la dignificación de la población rural en Sudamérica, a través de relatos, narrativas textuales y visuales, que permitan la renovación de los esquemas de pensamiento y trabajo bajo los cuales suele mostrárseles en derrota, en una resistencia sin rumbo y a merced de cumplir con requerimientos técnicos y académicos, para acceder a algunos beneficios y relaciones sociales, no duraderos.

La iniciativa de articulación del Movimiento Regional por la Tierra y Territorio, se ha propuesto sistematizar mil casos inspiradores de acceso a la tierra y territorio como evidencia de que la persistencia de demandas campesinas, indígenas y afrodescendientes por tierra es productiva, sostenible, y no sólo disputa recursos naturales, disputa una visión de la vida y el desarrollo. Habiendo superado los 200 casos de acceso a la tierra y territorio, en diez países de la región, disponibles en la plataforma www.porlatierra. org, sugerimos que esta labor debe valorarse desde el cuerpo que ha logrado, y así, ser instrumentalizada por las diferentes instancias que han colaborado y que pueden seguir haciéndolo, con el fin común de destacar el acceso a la tierra y territorio de campesinos, indígenas y afrodescendientes.

Muchas son las experiencias que podemos contar, casos que de ser inspiradores, luego de un largo proceso de lucha por consolidar la tenencia de la tierra, vuelven a estar en lucha, son despojados e inician nuevos ciclos de incertidumbre; casos en los que la tenencia y control territorial permite proyectos de vida que desbordan las expectativas familiares; casos en los que los territorios miran su historia y se saben referentes de lucha y de autogobierno; casos en los que la agresión es permanente y son ampliamente difundidos porque son denuncia y porque son propuesta.

Algunas lecciones que este trabajo nos enseña, se remiten a la necesidad de generar mayores alianzas y encuentros por la tierra. Nos afirmamos en la necesidad de articular a las y los sujetos rurales, articular la potencialidad de las movilizaciones que respaldamos y acompañamos en los diferentes países, el ejercicio de las jurisdicciones propias y los autogobiernos. Las primeras décadas de este siglo, nos traen cada vez mayores e inusitados desafíos, y estamos en alerta, en la búsqueda de mayores recursos, económicos y comprometidos, para lograr sistematizar y visibilizar al menos mil de las miles de historias de lucha, dignificación y trabajo por la tierra y territorio en Sudamérica.

Movimiento Regional por la Tierra y Territorio

Mayo de 2020

Notas:
(1) Informe 2015 disponible en: https://bit.ly/3aW5Tqw; Informe 2016 disponible en: https://bit.ly/2W2GlE0; Informe 2017 disponible en: https://bit.ly/2SzbD2S
(2) Disponible en: https://bit.ly/2WG6ZD2

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario