Servicios en comunicación Intercultural

Internacional: La polémica entre la CONAIE y Guatemala

Dirigentes indígenas ecuatorianos de la CONAIE fueron detenidos por la policía de Guatemala mientras realizaban actividades por invitación de indígenas maya. Mientras estos denuncian que su detención fue irregular, el presidente de Guatemala afirma haberlos expulsados por motivos de políticas migratorias. ¿Qué hay detrás de este impasse?

Por José Díaz

Servindi, 19 de febrero, 2020.- La semana pasada ocurrió en Guatemala una controversia debido a la expulsión de tres dirigentes indígenas ecuatorianos. Según las autoridades guatemaltecas, la expulsión se debió a que Apawki Castro, Luisa Lozano y Jaime Vargas, este último presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), realizaban actividades para las que su condición migratoria no los autorizaba.

Puntualmente, estos tres dirigentes indígenas ecuatorianos realizaban actividades de coordinación con grupos indígenas en Guatemala. Esto último, al parecer, no sería del agrado de la gestión del presidente guatemalteco Alejandro Giammattei, un político conservador que inició su periodo el pasado enero.

“Esta semana fuimos informados de un grupo de extranjeros que estaban en Guatemala soliviantando los ánimos y haciendo trabajo político; para lo cual, no tenían visa, no estaban legales en el país y procedimos a su captura. Siendo tres ciudadanos ecuatorianos, los cuales el día de hoy fueron expulsados del país”, declaró Giammattei el último fin de semana.

CONAIE responde

La respuesta de la CONAIE no se hizo esperar y ellos denunciaron que no fueron expulsados sino detenidos “irregularmente” por las autoridades de Guatemala mientras salían de un mercado. Ellos, además, afirmaron haber sido invitados por la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib' Kej, una coalición de grupos indígenas opositores a las políticas de Giammattei.

En medio de esta controversia, el presidente de la CONAIE, Jaime Vargas, tuvo unas polémicas declaraciones en la que señaló ser considerado el “segundo presidente de Ecuador”, en su calidad de representante de la más grande organización indígena del país. Estas declaraciones fueron ridiculizadas por la prensa de ambos países, lo que generó fastidio en el seno de la CONAIE.

“No somos cualquier ciudadano ecuatoriano o migrante. Somos autoridad. Yo soy presidente del movimiento indígena del Ecuador, allá decimos el segundo mandatario del país”, fueron las declaraciones exactas de Jaime Vargas antes de salir de Guatemala.

La controversia se hace mayor debido a que varios dirigentes de la CONAIE vienen siendo criminalizados por el Gobierno de Ecuador luego de las protestas en contra de las reformas políticas neoliberales intentadas por el presidente ecuatoriano Lenin Moreno a mediados del 2019.  

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario