20M: ¿Por qué existe el Día Mundial sin carne?

Servindi, 18 de marzo, 2024.- Desde 1985, el 20 de marzo se celebra el Día Mundial sin Carne, en el cual las personas eligen no consumir carne y prefieren alimentos vegetarianos o veganos. 

Además, restaurantes y empresas ofrecen opciones de este tipo, mientras se realizan eventos para promover los beneficios de una dieta sin carne.

El Día Mundial Sin Carne existe para crear conciencia sobre los impactos ambientales y éticos de la industria cárnica, promoviendo alternativas alimenticias más sostenibles y saludables.

Este día es promovido por el Movimiento de Reforma de los Animales de Granja (FARM, por sus siglas en inglés). 

¿Por qué reducir el consumo de carne?

Repasemos algunos impactos de la producción industrial de carne: 

Impactos ambientales

La producción de carne industrial contribuye significativamente a la deforestación, la pérdida de biodiversidad y las emisiones de gases de efecto invernadero. 

La ganadería ocupa entre el 75 y el 80 por ciento de la superficie agrícola y requiere mucha agua: se necesitan 15,000 litros para producir 1 kg de carne de res, comparados con 1,300 litros para 1 kg de trigo o 131 litros para 1 kg de zanahorias. 

También amenazan la biodiversidad la expansión de monocultivos para alimento de animales, lo cual demanda fertilizantes y pesticidas. Eliminar setos agrícolas afecta a especies beneficiosas como los polinizadores.

La organización internacional Greenpeace destaca algunas cifras importantes que respaldan estos argumentos:

La ganadería emite el 14,5% de los gases de efecto invernadero, equivalente a las emisiones de todos los autos, trenes, barcos y aviones juntos; estos gases incluyen dióxido de carbono (CO2), metano y óxido nitroso.

Los desechos animales, medicamentos, químicos agrícolas y purines contaminan el agua subterránea, generando áreas marinas sin vida. 

Optar por una alimentación sin carne puede ayudar a mitigar estos impactos ambientales.

Amenazas a la salud humana

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica la carne procesada como cancerígena y la carne roja como probablemente cancerígena. 

El exceso de consumo de carne, junto con la falta de ejercicio, causa problemas de salud como sobrepeso, obesidad y enfermedades cardiovasculares. 

Asimismo, el uso excesivo de antibióticos en la ganadería industrial aumenta la resistencia a los medicamentos, lo que podría ser más mortífero que el cáncer para 2050.

Soberanía alimentaria

El aumento de la producción de carne y otros derivados animales concentra el poder de mercado en unas pocas manos, en perjuicio de pequeñas comunidades agrícolas. 

Bienestar animal

Respaldar la ganadería extensiva y ecológica promueve un modelo en el que los animales disfrutan de una vida digna.

La ganadería extensiva es un sistema en el que los animales se crían en espacios abiertos y tienen acceso a pastos naturales, promoviendo un manejo más sostenible y respetuoso con el ambiente.

¿Qué alternativas hay al consumo de carne?  


La dieta vegana se basa en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. Foto Shutterstock.

Las alternativas al consumo industrial de carne incluyen opciones vegetarianas y veganas, así como la elección de carne de ganadería extensiva y la reducción de carne procesada.

Productos de carne vegetal: Se elaboran a partir de soya, menestras y otros. Estos productos a menudo ofrecen opciones como hamburguesas vegetales, salchichas, albóndigas entre otros productos alimenticios.

Sustitutos de carne a base de hongos: Los hongos, como los champiñones y las setas, tienen una textura carnosa y se pueden utilizar en platos como hamburguesas de champiñones.

En resumen, comer menos carnes procesadas puede beneficiar la salud personal, el ambiente y el bienestar animal, al tiempo que promueve hábitos alimenticios más saludables y sostenibles.

 

Escucha nuestro podcast

RECOMENDACIONES

AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.