Servicios en comunicación Intercultural

Mentiras de Petroperú continúan, advierten nativos

Captura de pantalla de video de la tragedia difundido por la Municipalidad de Imaza, en la provincia de Bagua

- Consultado sobre el tiempo que tomará remediar las zonas afectadas, dirigente cuestionó que trabajadores de la empresa estatal afirmen que esto solo tomará algunos meses. En Cuninico dijeron que la limpieza tomaría 10 días. Han pasado año y medio y hasta hoy se reportan trazas de petróleo. 

Servindi, 18 de febrero, 2016.- Edwin Montenegro y Marcial Mudarra, presidentes de la Organización Regional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Norte del Perú (Orpian-P) y la Coordinadora Regional de los Pueblos Indígenas de San Lorenzo (Corpi – SL), respectivamente, consideraron que Petroperú miente al informar sobre lo que viene pasando en las localidades de Chiriaco y Morona.

Como es sabido, hace algunas semanas se reportaron sendos derrames de petróleo en dichas zonas producto del mal estado en el que se encuentra el Oleoducto Norperuano, que administra la empresa estatal. 

En diálogo con Servindi, Montenegro Dávila sostuvo que a la fecha las comunidades afectadas por el derrame en Chiriaco, en la provincia de Bagua, región Amazonas, no cuentan con agua y alimentos.

Esto pese a que ya han pasado exactamente tres semanas desde que se reportó el derrame de más de dos mil barriles de petróleo, situación que se agravó el 10 de este mes por causa de las lluvias que hicieron que el crudo acopiado por la empresa llegue hasta el río Chiriaco y luego al Marañón, del cual es afluente. 

Consultado sobre el tiempo que tomará remediar las zonas afectadas, el dirigente cuestionó que trabajadores de la empresa estatal afirmen que solo en algunos meses las áreas contaminadas volverán a ser las de antes. "Es imposible que en tres meses se vaya a remediar toda la zona (...), la comunidad está molesta porque Petroperú sigue mintiendo", aseveró.

"Todo el corredor de Chiriaco (está contaminado), más de un metro de los rincones del río están negros. Eso (las labores de limpieza) por lo menos va durar un año", agregó. 

El dirigente señaló que han visitado con prensa de varios canales de televisión sectores afectados como Puerto Pakui, quebrada Inayu y el río Chiriaco. Sostuvo de otro lado que Petroperú miente también al decir que no ha pagado a menores de edad para que realicen labores de limpieza del crudo.

Precisó que al menor que se le ve en una foto difundida por varios medios, "lo han traído para ver cómo está su salud", debido a que habría presentado síntomas de intoxicación. 

Por su parte Marcial Mudarra, de Corpi – SL, organización que representa a las comunidades nativas de la provincia loretana de Datem del Marañón, criticó la falta de reacción del Gobierno. 

Manifestó que tuvieron que pasar cuatro días para que las autoridades se hicieran presentes en Morona donde se reportó el derrame de alrededor de mil barriles de crudo. "A la población le están dando poca agua y poca alimentación. Son 18 comunidades afectadas por el derrame", enfatizó.

Ante ello, explicó, "estamos gestionando a través de las municipalidades y profesionales hacer muestreo y análisis de agua para ver cómo está". 

Detalló así el temor que le genera que no se estén haciendo bien las cosas. "Yo soy de Manseriche y he visto cómo en un derrame que hubo en la zona, Petroperú empieza a echar químicos que dejan asentando (el crudo) y cada vez que llueve y crece el río y la correntada, nuevamente empieza a rebalsar", detalló Mudarra Taki. 

Seguidamente recalcó que el derrame ha provocado no solo la muerte de peces, sino también la muerte de bufeos o delfines, patos, gallinas, chanchos y grave daño a las chacras de varias familias que ahora no tienen forma de regar sus cultivos. 

Montenegro por su parte precisó que continuará con la denuncia que presentó contra Petroperú en Lima. No descartó además que comunidades de las regiones Amazonas, Loreto e incluso Cajamarca tomen medidas de fuerza contra la empresa estatal. 

Cabe precisar que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA)  acaba de emitir una resolución en la que ordena a Petroperú a dar mantenimiento al oleoducto y a reemplazar las partes dañadas. 

De otro lado cabe recordar que una situación similar a la que viven hoy las comunidades afectadas por los derrames de Petroperú, también la vivió Cuninico, comunidad de Loreto que en junio de 2014 vivió en carne propia un vertido de petróleo producto del mal estado del Oleoducto.

Aquella vez la empresa estatal dijo en un primer momento que las labores de limpieza tomarían 10 días. Año y medio han pasado y hasta hoy se reportan presencia de trazas de petróleo. A ello se suma los daños a la salud ocasionados a los comuneros. 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario