Servicios en comunicación Intercultural

La medición del impacto de la agroecología

Portada de la revista

Servindi, 19 de setiembre, 2017.- "La medición del impacto de la agroecología" es el título del volúmen 3 N° 3 de la revista agroecológica LEISA, en la que se publican temas de diferentes experiencias sobre todo la medición de impactos de proyectos agroecológicos iplementados en los últimos 30 años.

La agroecología es una ciencia jóven pero que reconoce los aportes del conocimiento tradicional del cual los campesinos de diferentes lugares del mundo son depositarios milenarios. Estos conocimientos y prácticas son difundidas por la revista Leisa, especializada en la temática.

En muchas ciudades latinoamericanas se han implemantado ferias donde se difunde la venta de productos sanos, libres de agrotóxicos, generando un mercado positivo y potencialmente oportuno para el crecimiento del agricultor indígena/campesino mayormente pertenecientes a la pequeña agricultura.

El consumidor tiene que asumir ese rol y ser protagonista de la expansión de una cultura alimentaria nueva, acorde a las exigencias contemporáneas relativas al cuidado de la naturaleza y la salud, al reconocimiento del valor de los productores orgánicos y a valorar la biodiversidad que albergan los países latinoamericanos.

Reproducimos a continuación el editorial de la revista.

Medir el impacto de la agroecología

Para este número de leisa hemos recibido artículos cuyos autores, en muchos casos protagonistas mismos de la experiencia, refieren que para avanzar en la práctica de la producción agraria sostenible es necesario medir sus impactos, pues con ello es posible valorar la eficiencia de los esfuerzos invertidos para los procesos de transición hacia la agroecología o para confirmar la importancia de continuar practicándola. Pero es entonces cuando los criterios de los agricultores campesinos y los de los agroecólogos discrepan de los criterios usados por la agricultura convencional representada (todavía) en los organismos oficiales de desarrollo rural y de agricultura, los cuales generalmente toman al rendimiento (kg/ha) como el único indicador válido de la rentabilidad de la inversión. Desde el enfoque de los que producen agroecológicamente, la medición de la eficiencia es más compleja, pues considera “indicadores que se aplican a la unidad productiva, entendida esta como un sistema multifuncional, y que además de producir e innovar como la agricultura convencional, conserva la biodiversidad y garantiza alimentos” (Campos, p. 14).

La sostenibilidad de los agroecosistemas es de hecho una dimensión compleja pues su realización a través del tiempo comprende lo ecológico, lo social, lo productivo, lo cultural. Varias propuestas metodológicas han sido ya aplicadas para la construcción de indicadores que, al usarse en los campos del agricultor, han contado con su participación pues sin la contribución directa de quienes trabajan la tierra es difícil validar la eficiencia del “instrumento” con el que se miden los impactos de la práctica agroecológica en los agroecosistemas (Schiller, p. 17; López, p. 20; Infante y San Martin, p. 23; Le Moal y otros, p. 32). Es importante citar aquí los avances teóricos y prácticos de agró- nomos latinoamericanos que, como Santiago Sarandón y Claudia Flores, han trabajado y difunden desde hace más de 10 años. Estos avances se encuentran reunidos en el libro Agroecología, bases teóricas para el diseño y manejo de agroecosistemas sustentables (capítulo 14, “Análisis y evaluación de agroecosistemas: construcción y aplicación de indicadores”, reseñado en “Fuentes”, p. 35). Los programas de formación de los nuevos agrónomos y de la educación de la juventud rural deben considerar que no basta con modelos teóricos sino que la práctica, sistematizada, es indispensable para evaluar o medir los impactos de la dimensión agroecológica.

Con el fin apreciar en toda su dimensión el impacto de la agroecología, es igualmente importante poder medir la calidad nutricional de los alimentos producidos agroecológicamente. Este número de leisa no incursiona en ese tema pero existen estudios que demuestran las ventajas nutricionales de la producción agroecológica y que hemos citado en ediciones anteriores (leisa 30-4, “Nutrición y agricultura familiar”). Es necesario que esta información se difunda para que el consumo de productos agroecológicos tenga mayor demanda en los mercados urbanos, un factor imprescindible para la sostenibilidad de la producción agroecológica de alimentos de los agricultores familiares campesinos. El impacto de la agroecología en las urbes es una dimensión importante por medir, donde los indicadores adecuados deben considerar el consumo y sus efectos en la salud: un reto interdisciplinario entre diferentes vertientes de investigadores, consumidores y productores.

Para que la agroecología escale posiciones de influencia son los mismos agricultores quienes deben demostrar a los decisores de las políticas ambientales, económicas, de salud pública –sobre todo alimentarias–, las ventajas de producir alimentos y fibras de forma sostenible. Y como lo mencionan FunesMonzote y Márquez (p. 9), “La agroecología se ha convertido en una opción política en defensa de los más pobres y cumple un papel activador de movimientos campesinos alrededor del mundo”. Pero como los mismos autores señalan, es necesario que los involucrados en la agroecología, críticos de la agricultura convencional, pongan en práctica sus principios de cómo hacer producción agrícola sostenible.

Los editores

Acceda a la revista completa haciendo clic en el siguiente enlace.

"La medición del impacto de la agroecología(Versión PDF, español, 40 páginas).

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario