Servicios en comunicación Intercultural

Estados Unidos: Incendios desaparecen bosques de California y Oregón

Más de 360 focos de fuegos estarían provocando índices históricos de deforestación, desplazamiento de personas y contaminación atmosférica. Al impacto de la crisis generada por el coronavirus, se les suman los incendios forestales a los estados de la costa oeste de los Estados Unidos.

Por José Díaz

Servindi, 16 de setiembre, 2020.- Como si la pandemia de la COVID-19, conocida como coronavirus, no hubiese impactado lo suficiente este año a la población de los Estados Unidos, el estado de California, uno de los más poblados del país, está afrontando una de las peores temporadas de incendios forestales. Con 15 desaparecidos y altos índices de contaminación son las consecuencias inmediatas de estas desgracias.

Solo la semana pasada, en las montañas aledañas a la ciudad de Fresno (California) se registró un gigantesco incendio que desapareció 71 mil hectáreas de bosque, generando, además, un espectáculo de partículas contaminantes que se desplazó a las costas del estado.

El avance de los fuegos ha superado, asimismo, las fronteras estaduales de California, moviéndose hacia el norte a Oregón y Washington. El viaje de estos focos de fuego ha obligado a más de medio millón de personas a desplazarse y movilizarse a zonas de refugio.

Precisamente, Oregón se ha convertido en las últimas semanas en el principal foco de incendios. Las estimaciones iniciales hablan de más de 300 mil hectáreas de bosque deforestadas por las llamas. Del mismo modo, ciudades principales de esta área como Los Ángeles, San Francisco y Portland se encuentran amenazadas por la proximidad de los incendios.

Contaminación atmosférica

La semana pasada se difundió por las redes, el impresionante color anaranjado y gris que tomó el cielo de California en varias ciudades debido al resplandor de las llamas y a las partículas del incendio que ocupaban la atmósfera. Según estimaciones iniciales, esto se reflejaría en un incremento dramático de las partículas contaminantes en el aire.

La ciudad más afectada, en términos de contaminación atmosférica, sería la ciudad de Sacramento, ubicada en medio de una cadena montañosa en California. Aquí, según un cálculo de Sac Metro Air District, el nivel de la calidad del aire se habría incrementado 100, siendo esto ya peligroso, a 230 puntos de peligrosidad. Esto debido a una neblina de humo generada por los incendios y que se habría posado sobre la ciudad.

En total se estima que son 360 los focos de fuego que han afectado a los estados de la costa oeste de los Estados Unidos. Un área que no solo es la más afectada por el coronavirus, teniendo California más de 700 mil casos, sino ahora también por la deforestación y la contaminación atmosférica provocada por los incendios.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario