Servicios en comunicación Intercultural

Desmienten argumentos del Minagri sobre salida del jefe de Serfor

Destitución injustificada del exdirectivo del Serfor responde a los intereses del comercio ilegal de madera. Foto: Serfor

Mientras el Minagri se empeña en justificar las razones inexistentes para la destitución de Luis Gonzáles-Zúñiga, las organizaciones indígenas y el propio funcionario desmienten los argumentos vertidos por este ministerio. El exdirector del Serfor prepara una demanda contra el Estado y las organizaciones se resisten a convocar a un concurso para elegir al nuevo director, si antes no se les garantiza el respeto por la institucionalidad. El escándalo recién empieza.

Servindi, 16 de junio, 2020.- Tras seis días de silencio por la destitución intempestiva del Director Ejecutivo del Serfor, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) —cuyo titular hasta el momento no ha salido a aclarar el tema— emitió el jueves 11 de junio un documento con «información aclaratoria» tratando de explicar las razones que determinaron la salida de Luis Alberto Gonzáles-Zúñiga, cesado en su cargo el pasado 5 de junio con el aval del presidente de la República, Martín Vizcarra, y el ministro Jorge Montenegro.

El texto de seis páginas titulado “Ayuda Memoria”, desagrega los fundamentos de la destitución de Gonzáles-Zúñiga en dos aspectos principalmente: el déficit en su función y los argumentos legales de su cese, donde se intenta explicar por qué un funcionario que ingresó por concurso público meritorio es retirado por la pérdida de confianza.

Enterado del escrito, el ahora exjefe del Serfor respondió a los argumentos del Minagri desmintiendo algunos de ellos y dejando en evidencia otras afirmaciones, las cuales terminarían siendo medias verdades utilizadas para justificar una decisión arbitraria, tal como lo califican los representantes de las asociaciones civiles y organizaciones campesinas e indígenas que integran el Consejo Directivo (CD) del Serfor.

SILENCIO ABSOLUTO. Hasta el momento, ni el presidente Vizcarra ni su ministro de Agricultura, Jorge Montenegro, han dado explicaciones sobre el despido violento de Gonzáles-Zúñiga del Serfor. Ambos firmaron la resolución del cese en el cargo del funcionario sin explicar las razones.

Un déficit nunca advertido

Para el Minagri, la principal razón para retirar del cargo a Gonzáles-Zúñiga fue su ineficiente gestión representada en una serie de supuestos incumplimientos e inacciones. El funcionario permaneció en el cargo dieciséis meses. ¿Cuántas veces, durante todo este tiempo, la viceministra de Políticas Agrarias del Minagri, Paula Carrión, presidenta del CD del Serfor, solicitó incluir dentro de la agenda de este grupo la evaluación de la gestión de Gonzáles-Zúñiga? Nunca.

«Si la viceministra Paula Carrión hubiera señalado en el Consejo Directivo que yo no estaba cumpliendo con mi gestión, el CD después de la evaluación respectiva podía haber procedido a mi remoción o a mi ratificación como Director Ejecutivo. Ese paso no lo dieron porque el Minagri no hubiera probado lo que afirma ahora», asegura el defenestrado funcionario.

Lourdes Huanca, integrante del Consejo Directivo en representación de las comunidades campesinas de la costa, decidió opinar al respecto en nombre de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas (Fenmucarinap) y aseguró que nunca vio un interés de parte de la viceministra Carrión por evaluar la gestión de Gonzáles-Zúñiga en reunión de consejo.

«En ningún momento hubo esa intención. Ni por documento formal ni por ningún otro lado. Desde nuestro punto de vista, si es que el exdirector no ha funcionado, entonces la presidenta del Consejo Directivo [Paula Carrión] también es una incapaz que no ha sabido hacer funcionar [el Serfor]. ¿Dónde estaba ella?», señaló indignada Huanca.

A la misma conclusión llega Antolín Huáscar, quien representa a las comunidades campesinas de la sierra en el mismo consejo. «En las agendas nunca se trató ese punto. Si hay un error del Director Ejecutivo que no se ha informado, también es responsabilidad de la presidenta [Paula Carrión]. ‘Como su cargo es de confianza, usted también debió ser sancionada por el presidente de la República’ se le dijo en la última reunión, pero ella no contestó», relata.

DECISIÓN ARBITRARIA. Antolín Huáscar rechaza la forma arbitraria en que se destituyó a Gonzáles-Zúñiga porque atenta contra la institucionalidad del Consejo Directivo del Serfor. 

En efecto, el último viernes 12 de junio los miembros del Consejo Directivo sostuvieron una reunión con las autoridades del Minagri, entre ellos la viceministra Carrión y el ministro Montenegro. Pero más allá de esclarecerse las razones de la destitución, la postura del gobierno fue clara: voltear la página de manera abrupta y pasar a elegir a la comisión que se encargaría de organizar la convocatoria para designar por concurso al nuevo director del Serfor.

«Como Fenmucarinap nos sentimos indignadas y atropelladas por la forma en cómo se ha violentado el consejo, un espacio de participación y gobernanza que se logró establecer tras varios años de lucha de los pueblos, justamente para ser escuchados; pero el ministro y la viceministra lo agarran y lo maltratan como si no valiera nada. Ahora, nos convocan a una reunión para elegir a la comisión que organizará un nuevo concurso cuando hemos pedido que se nos explique las razones del cese del exdirector. ¿Con qué confianza? ¿Qué nos garantiza que no vuelva a ocurrir lo mismo?», apunta Lourdes Huanca.

Medias verdades: incumplimientos e inacciones

En la “Ayuda Memoria” el Minagri enumera las siete principales causas que motivaron el despido de Gonzáles-Zúñiga. Los dos primeros puntos hacen referencia a la no presentación del Plan Nacional Forestal y de Fauna Silvestre y el no haber puesto en funcionamiento el Sistema Nacional de Gestión Forestal y de Fauna Silvestre (SINAFOR).

En su defensa, Gonzáles-Zúñiga asegura cuando llegó al Serfor, en febrero del 2019, detectó que, para cumplir con el plan nacional, era necesario activar el CONAFOR, una instancia de asesoría jurídica del Consejo Directivo que debía opinar sobre este proyecto. En setiembre se logró su conformación y en enero de este año se instaló.

Sin embargo, señala que dicho plan —revisado y actualizado muchas veces por su despacho— no puede avanzar más si el Minagri no termina de actualizar la Política Nacional Forestal y de Fauna Silvestre, instrumento que orienta este plan.

Respecto al segundo punto, el exfuncionario aclara que desde el Serfor dieron todos los pasos necesarios para poner en funcionamiento el SINAFOR, pero si no se logró, fue porque pese a los reiterados pedidos, los integrantes de este sistema nunca acreditaron a sus integrantes, titulares y alternos.

El pedido de acreditación, según Gonzáles-Zúñiga, fue solicitado hasta en tres ocasiones a los representantes del SINAFOR: Ministerio del Interior, Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN), Gobiernos regionales, Gobiernos locales, Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI) y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA). Ninguna de las instituciones acreditó a sus miembros.

A Gonzáles-Zúñiga también se le responsabilizó desde el Minagri por no haber creado las Unidades de Gestión Forestal y de Fauna Silvestre, por no establecer un plan de asistencia técnica a autoridades forestales regionales y, por no coordinar la realización de operativos en Lima para enfrentar el tráfico ilegal de madera. Él lo desmiente todo.

Afirma que cuando llegó al Serfor no encontró ninguna iniciativa sobre las unidades de gestión y que optó por ir «de menos a más». A fines del año pasado presentó un plan de actividades y una demanda adicional de presupuesto al 2020 para la continuidad del Plan Maestro del Bosque de Producción Permanente (BPP) de Tahuamanu que había iniciado en el 2019 en articulación con la Gerencia Forestal de Madre de Dios, como paso previo para el establecimiento de la Unidad de Gestión Forestal. El presupuesto nunca tuvo respuesta.

Lo mismo ocurrió en los otros casos. Los planes de asistencia técnica a autoridades forestales regionales sí se llegaron a desarrollar durante el 2019 con apoyo de la cooperación internacional; al igual que las coordinaciones con autoridades de Lima para la realización de acciones de control y supervisión y de operativos, aunque algunos no se concretaron por la falta de presupuesto, señaló el exfuncionario.

Quienes también dan fe de su abierta disponibilidad para coordinar son las organizaciones campesinas. «Cuando las organizaciones le pedimos al exdirector que vea cómo lograr proyectos de desarrollo e inversión hacia los pueblos, él accedió. Incluso mencionó que el equipo técnico estaba a nuestra disposición para recibir las propuestas de los proyectos; pero por más que haya voluntad de su parte, si no hay presupuesto económico, si no hay voluntad del lado de la presidenta, nunca se va a lograr nada», sentencia Lourdes Huanca, presidenta de Femucarinap.

INDIGNADAS. Lourdes Huanca asegura que la viceministra Paula Carrión nunca tuvo interés en poner en agenda la evaluación de la gestión del director del Serfor, quien mostró voluntad para trabajar con las comunidades Foto: Percy Ramírez / Oxfam America

Una razón no menos importante para cesar en el cargo a Luis Alberto Gonzáles-Zúñiga, según el Minagri, fue la falta de articulación con las autoridades forestales regionales de la Amazonía, que comprenden a los gerentes forestales de Loreto, Ucayali y Madre de Dios. El problema es que, tal como identificó Servindi hace una semana, dos de estos funcionarios registran investigaciones por delitos vinculados al tráfico ilegal de productos forestales maderables.

Servindi se comunicó con la Oficina de Comunicaciones e Imagen Institucional del Minagri para obtener los descargos de algún representante de este ministerio, pero se informó que tras la publicación, en un primer momento, del documento aclaratorio, este caso ya ha pasado a «otras instancias legales», pero que de todos modos se consultaría. Al cierre de esta nota no hubo respuestas desde el ministerio presidido por Jorge Montenegro.

Por su parte, en declaraciones a una radio local, Luis Alberto Gonzáles-Zúñiga informó este lunes que presentará una acción de amparo contra el Estado, en los próximos días, denunciado la arbitrariedad de su cese intempestivo.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Repongan al funcionario de Serfor antes que las masas indigenas de todo el país haga reclamo unitario. Uds., esos otros, meten la pata por defender sus intereses privados. NO A LA COLOMBIANIZACIÓN DE LA GESTION DEL ESTADO PERUANO.

La corrupción no es ajena en la SERFOR-MDD, sino como se explica la intervención de un cargamento de madera ILEGAL lproveniente de MDD en la ciudad del Cusco. Utilizan todos los medios para propagandizar el decomiso de una cantidad insignificante de Madera de la Sp castaña, pero no hacen nada en contra de los traficantes de tierra en los contratos forestales, donde se vienen talando diariamente cientos de árboles de castaño. Huele o no a corrupción?.

Añadir nuevo comentario