Servicios en comunicación Intercultural

Guerra puede provocar “huracán de hambre” y colapso alimentario

El Secretario General António Guterres habla a la prensa sobre la situación en Ucrania. Foto: Mark Garten / ONU

Servindi, 16 de marzo, 2022.- El secretario general de las Naciones Unidas António Guterres hizo un llamado a “hacer todo lo posible para evitar un huracán de hambre y el colapso del sistema alimentario mundial” a consecuencia del conflicto en Ucrania.

Rusia y Ucrania representan más de la mitad del suministro global de aceite de girasol y alrededor del 30% del trigo mundial precisó Guterres, al cual se refirió como el “granero de gran parte del mundo”.

En un diálogo con la prensa el día lunes Guterres indicó que Ucrania proporciona más de la mitad del suministro de ese cereal al Programa Mundial de Alimentos, la mayor agencia humanitaria del planeta.

Guterres apuntó que los precios de los alimentos, combustibles y fertilizantes se disparan y las cadenas de suministro se interrumpen mientras los costos y demoras del transporte de suministros importados, cuando están disponibles, alcanzan niveles récord.
 

El PMA distribuye pan a hospitales en Kharkiv, Ucrania. Foto: PMA

“Todo esto está afectando más a los más pobres y está plantando las semillas de la inestabilidad política en todo el mundo”, advirtió.

Especificó que 45 países africanos y menos desarrollados importan al menos un tercio de su trigo de Ucrania o Rusia y que 18 de ellos importan al menos el 50%.

Entre esas naciones nombró a Burkina Faso, Egipto, República Democrática del Congo, Líbano, Libia, Somalia, Sudán y Yemen.

“Esta guerra va mucho más allá de Ucrania. También es un ataque a las personas y los países más vulnerables del mundo” advirtió Guterres.

“Mientras la guerra llueve sobre Ucrania, una espada de Damocles se cierne sobre la economía global, especialmente en el mundo en desarrollo”, aseveró.

Ayuda de emergencia

El titular de la ONU anunció un nuevo desembolso del Fondo de Respuesta de Emergencia de la ONU, esta vez por 40 millones de dólares, para aumentar la asistencia humanitaria a las personas más necesitadas.

Lamentó que la crisis en Ucrania esté drenando los recursos y la atención de otros sitios de conflicto que precisan ayuda con desesperación.

Por ello, reiteró su llamado a la comunidad internacional a encontrar maneras de financiar la asistencia de emergencia y la recuperación del mundo en desarrollo por medio de los recursos que se han prometido.

Además, apeló a los líderes para que resistan “la tentación de aumentar los presupuestos militares a expensas de la Ayuda Oficial al Desarrollo y la acción climática”.

La dependencia de los combustibles fósiles pone en riesgo al mundo

Por otra parte, Guterres recalcó cómo la guerra en Ucrania muestra la adicción global a los combustibles fósiles, colocando a merced de la geopolítica la seguridad energética, la acción climática y la economía mundial.

Añadió que una mayor escalada de la guerra, “sea por accidente o por diseño”, supondría una amenaza para toda la humanidad.

“Elevar el nivel de alerta de las fuerzas nucleares rusas es un acontecimiento escalofriante. La perspectiva de un conflicto nuclear, antes impensable, ahora vuelve a ser una posibilidad”, puntualizó e instó a preservar la seguridad y la protección de las instalaciones nucleares.
 

---
Con información de Noticias ONU: https://news.un.org/es/story/2022/03/1505552

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario