Servicios en comunicación Intercultural

Australia pierde más de 450.000 hectáreas por incendios forestales

Racha internacional de incendios forestales continua. Desde mediados del 2016 la ola de calor viene devastando bosques en Europa, Perú, Chile y ahora Australia. Las autoridades calculan la pérdida de al menos 450 mil hectáreas producto del fuego.  

José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 16 de febrero, 2017.- Sin duda alguna el verano 2016-2017 ha sido uno de los más devastadores a nivel mundial. Prueba de ellos es la gran cantidad de incendios forestales que se han librado en los últimos meses en el Hemisferio Sur, siendo Australia el país que por estos días afronta una de sus mayores crisis por la ola de calor.

Tal y como lo vivió Perú hace unos meses y Chile hace unos días, en Australia la ola de calor ha desatado el histórico récord de 80 incendios forestales que han afectado bosques, zonas urbanas y áreas protegidas. 

Según las últimas informaciones, el Gobierno de Australia ha puesto a trabajar a 2.500 bomberos. La zona más afectada han sido los bosques aledaños a la ciudad de Melbourne –una de las ciudades más importantes del país–. Solo ahí se han perdido más de 21.000 hectáreas de bosque.

Asimismo esto ha generado la evacuación de miles de personas, cuyas viviendas se habrían perdido producto del avance de los incendios. Más de la mitad de los focos de fuego aún no han podido ser controlados y se siguen expendiendo.

Daños históricos

Los primeros reportes sobre las causas del fuego hablan de un inusual golpe de calor en el país, con temperaturas que pasaban los 40°c. Esto, sumado a los fuertes vientos, ha provocado el surgimiento de focos de fuego en distintos bosques de Australia.

Según las estimaciones de las autoridades australianas, los incendios forestales que azotan a su país afectarían en total unas 450.000 hectáreas. Solo para hacerse una idea de la magnitud del daño, esta cifra sería tres veces mayor a la cantidad de terreno deforestado por los incendios ocurridos en Perú a fines del 2016.

El mensaje es muy claro: hay que marcharse para sobrevivir, declaró con severidad Kim Wels, ministro del Estado de Victoria que ha sido el más afectado por los incendios.

Según informó la agencia EFE Verde, el área natural protegida más afectada por esta ola de incendios ha sido la reserva Sir Ivan. Aquí se han destruido más de un veintena de casas y miles de hectáreas destinadas a la ganadería. 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario