Servicios en comunicación Intercultural

Ecuador en crisis tras nueva masacre en penal

Tras el motín, familiares exigieron información sobre el estado de los reclusos. Foto: CDHGYE/Twitter

Después de la última masacre en penal de Guayaquil, Ecuador registra cientos de muertes por violencia en las cárceles solo en este año. Organismos exigen cambio de enfoque para enfrentar situación.

Servindi, 15 de noviembre, 2021.- Tras el último episodio de violencia carcelaria en Ecuador, la sociedad civil exige cambiar el enfoque para enfrentar esta alarmante situación que vive el país.

El último viernes se registraron enfrentamientos al interior de la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, hechos que generaron la muerte de alrededor de 76 reclusos, entre los que se encontraba el defensor del agua Víctor Guaillas.

Como señalan especialistas, estos hechos de violencia serían producto del narcotráfico y la corrupción de funcionarios penitenciarios. Además, organizaciones de Derechos Humanos denunciaron inacción estatal.

Estado punitivo y necropolítica

Mediante un pronunciamiento, las organizaciones articuladas en la Alianza Contra las Prisiones señalaron que el Estado es responsable de estos sucesos de violencia.

En el comunicado, señalan que, tras el primer pedido de auxilio por parte de los encarcelados, pasaron 7 horas para que haya una orden gubernamental para intervenir el centro penitenciario.

Además, agrega que mientras los reos denunciaban el desarrollo de la violencia, representantes del gobierno se encontraban en una actividad con cuerpo diplomático estadounidense.

La Alianza señala que Ecuador ha pasado de tener una “crisis carcelaria”, a un proceso de necropolítica que extermina a la gente despojada y destituida de la sociedad, un proceso que se extiende a sus familias

Por ello, plantean cambiar la respuesta punitiva del Estado, en donde se integre una respuesta humana ante el contexto de violencia y desigualdad.

Defensor asesinado

Como se conoció en las últimas horas, una de las víctimas del motín fue el líder social, Víctor Guaillas Gutama, campesino de Molleturo, en Cuenca, que había sido apresado injustamente por su lucha en defensa del agua.

Como señaló la Alianza Contra las Cárceles, el líder fue criminalizado y privado de su libertad desde hace un año por un presunto sabotaje en el Paro Nacional del 2019.

Además, la organización ecuatoriana menciona que a Guaillas le negaron un Habeas Corpus, a pesar de sus fundamentos jurídicos, socioeconómicos y de salud, pues era discapacitado y no contaba con recursos para afrontar el proceso legal.

La desarticulación de la institucionalidad del estado alrededor de la gestión carcelaria, que permitió la violencia en los centros penitenciarios es responsabilidad del gobierno actual, señala el comunicado de la alianza.

Medidas urgentes

Tras el último motín en el Centro de Privación de Libertad del Litoral Guayas N°1, la secretaría de Derechos Humanos del Ecuador efectuó un plan de atención a los deudos.

A su vez, solicitó a la Defensoría del Pueblo activar el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura para garantizar el bienestar de los reos.

La institución remarcó que “es necesario y urgente el involucramiento de todas las funciones del Estado, enmarcado en la normativa internacional y la garantía de la seguridad integral de las personas”.

Reacciones

Mediante sus redes, el presidente ecuatoriano, Guillermo Lazo, hizo un llamado de atención a las instituciones estatales y planteó la necesidad de proteger a la población, retomar el orden en las cárceles y combatir el crimen organizado.

Lasso también extendió sus condolencias a las familias de los fallecidos y apuntó hacia mayores competencias para las fuerzas policiales.

“El primer derecho que debemos garantizar es el derecho a la vida y la libertad ciudadana, lo cual no es posible si la fuerza pública no puede actuar para proteger”, señaló el mandatario.

Escalada de violencia

A finales de setiembre, se produjeron enfrentamientos en las cárceles que dejaron un saldo de 119 reos fallecidos producto de la extrema violencia.

Considerada la peor masacre en una prisión en la historia de Ecuador, estos eventos se dan en un marco del aumento de los niveles de violencia carcelaria sin precendentes, como recordó Insight Crime.

En febrero y julio de este mismo año, se registraron ataques entre pandillas que cobraron la vida de 75 y 21 reclusos, respectivamente. Cifras que ya sobrepasaban las de años anteriores.

Hasta finales de setiembre, el cálculo de los asesinatos en las cárceles sobrepasaba los 300. Tomando en cuenta el último episodio de violencia, la cifra estaría más cercana a las 400 muertes.

Como explicó la BBC, en estos enfrentamientos, las pandillas recurren a armas de fuego y explosivos, armamento al que accederían gracias a la corrupción de los funcionarios penitenciarios.

Insigth Crime vinculó esta situación con la lucha por el narcotráfico, debido a que el puerto de Guayaquil se presenta como una ruta, que parte desde Colombia, para la salida de sustancias ilícitas.

Teniendo en cuenta la sobrepoblación carcelaria y la creciente violencia en la región producto del narcotráfico, el portal especializado señaló la gravedad de este problema penitenciario, que podría replicarse en otros países.

 

Te puede interesar:

CIDH urge garantizar salud e integridad de privados de libertad

Cárcel La Modelo. Foto: Pacifista.tv

Servindi, 1 de abril, 2020.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urge a los Estados enfrentar la gravísima situación de las personas privadas de libertad en la región. Seguir leyendo…

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario