Servicios en comunicación Intercultural

Mentiras del presidente Kuczynski ponen en riesgo su mandato

Fuente: Correo.

Pedro Pablo Kuczynski manifestó varias veces no tener relación con Odebrecht. Al revelarse que recibió más de 782 mil dólares de la empresa brasileña, su mandato está en peligro y sería vacado en caso de no renunciar.

Servindi, 14 de diciembre, 2017.- A raíz de la revelación de que la empresa brasileña Odebrecht pagó más de 782 mil dólares a Pedro Pablo Kuczynski, el mandato del actual presidente de la República del Perú está en peligro.

Diversos congresistas proponen la renuncia o vacancia del mandatario. Tal es el caso de Fuerza Popular y el Frente Amplio. Ambas agrupaciones políticas coincidieron en que PPK ha mentido de manera grave al país.

Como se recuerda, PPK manifestó innumerables veces no tener ningún tipo de vínculo con Odebrecht. Una de esas oportunidades fue en 2016, cuando el excongresista Juan Pari presidia la Comisión Lava Jato del Congreso de la República.

En el 2017 también rechazó las acusaciones en su contra, afirmando: “Es falso, completamente falso (…) Yo no he recibido nada de Odebrecht. Estoy totalmente tranquilo”.

Las bancadas del oficialismo y del izquierdista Nuevo Perú consideran que PPK debe brindar un informe claro al país sobre los pagos recibidos de Odebrecht.

A través de una conferencia de prensa, la Verónika Mendoza, lideresa de Nuevo Perú dijo: “Si PPK no puede aclarar denuncias, que renuncie”. Entre tanto, el congresista oficialista Gilbert Violeta pide esperar pronunciamiento del jefe de Estado.

Contundente acusación hacia PPK

La congresista fujimorista Rosa Bartra informó que Mauricio Cruz, representante de Odebrecht en Perú, le remitió información sobre un presunto vínculo entre la empresa brasileña y PPK.

El documento señala que Odebrecht realizó 7 pagos a la empresa Westfield Capital, compañía que fundó PPK. Cuatro de los pagos se dieron entre 2004 y 2006.

PPK fue ministro de Economía y Finanzas entre 2004 y 2005 y Presidente del Consejo de Ministros en 2005 y 2006.

El Equipo Especial Anticorrupción del caso Lava Jato citó para el jueves 21 de diciembre al presidente Pedro Pablo Kuczynski para que declare sobre el caso Odebrecht.

La corrupción agrava crisis de gobierno

El expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) purga condena, el expresidente Ollanta (2011-2016) y su esposa Nadine Heredia están en prisión y actualmente la justicia peruana gestiona la extradición del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) por los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de activos. 

Si agregamos la responsabilidad de Keiko Fujimori, del expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) e incluso del actual presidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-...) debido a las acusaciones de haber presuntamente recibido financiamiento de la mafia corporativa brasileña nos encontramos ante un verdadero terremoto político.

Prácticamente, los gobiernos peruanos de los últimos cuarenta años estarían vinculados a una corrupción sistémica y estructural, excepto el corto periodo de transición de Valentín Paniagua Corazao que duró de noviembre de 2000 a julio de 2001, luego que Alberto Fujimori huyera y renunciara al gobierno peruano desde Japón el 19 de noviembre del 2000.

Aprovechando la euforia por la clasificación el fujiaprismo viene implememtando una serie de medidas autoritarioas y antidemocráticas que vienen a configurar una "dictadura parlamentaria" como lo ha señalado la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos en el Perú y otros colectivos y redes ciudadanas.

Al confirmarse por parte de Marcelo Odebrecht los pagos efectuados a Pedro Pablo Kuczynski el fujiaprismo encontraría las condiciones óptimas para imponer un macabro plan político para evitar que las manos de la justicia caigan sobre Keiko Fujimori, hija del dictador, y Alan García Pérez.
 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario