Servicios en comunicación Intercultural

Hacia una fiscalización verde

El economista norteamericano William Nordhaus propone un modelo de gravamen sobre la emisión de carbono en las industrias. Para el denominado “padre de la economía del clima”, las empresas deberían pagar impuestos de manera proporcional a las emisiones implicadas en sus cadenas de producción. También critica las medidas adoptadas por la administración de Donald Trump en política ambiental.

Por José Díaz

Servindi, 13 de junio, 2018.- En medio del debate internacional sobre el límite de calentamiento global a establecer en el Acuerdo de París, son cada vez más las voces que se suman a la causa de endurecer las penalidades sobre la emisión de carbono. Uno de ellos es William Nordhaus, profesor de la Universidad de Yale y llamada “padre de la economía del clima”.

En diálogo con la agencia EFE, el economista explicó su modelo denominado DICE (Dinámica Integrada de Clima y Economía, por sus siglas en inglés), el mismo que plantea un balance entre los costes y beneficios de las emisiones. De esta manera Nordhaus plantea que las compañías paguen en cantidades proporcionales la emisión de carbono de sus productos a través de impuestos.

“Si quemara carbón, ese impuesto podría incrementar el precio de su electricidad en un 10 por ciento, pero si empleara gas natural, bajaría a un 5 por ciento y, si generara energía eólica o nuclear, aumentaría un 0 por ciento”, argumentó.

Para William Nordhaus el costo social por cada tonelada de carbono emitida es de 31 dólares, lo cual implicaría gravar en 1 por ciento del valor de producción la mayoría de productos que generan emisiones contaminantes. Esto pese a que, afirma, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha rebajado el valor de las emisiones en poco más de un dólar. 

Cuestiona a Trump

Para el académico norteamericano el gobierno de Donald Trump viene provocando que Estados Unidos dé pasos hacia atrás en material ambiental. La falta de visión hacia una economía verde generaría que no se articulen acciones coordinadas para frenar el aumento de la temperatura y mitigar sus consecuencias.

“Parte del problema es que los países no pueden llevar mucha delantera en esta materia porque pierden competitividad”, señaló William Nordhaus quien añadió que actualmente se están ingresando a una nueva “Edad Oscura” en relación con el medioambiente.

A propósito de este tema, estas declaraciones coincidieron con una publicación de la revista científica Nature sobre el calentamiento global. Según la información publicada en los últimos 50 años el océano perdió el 2 por ciento de su oxígeno debido al calentamiento global lo cual reduce su capacidad para calibrar la absorción de dióxido de carbono.

Asimismo el calentamiento global vendría afectando desde hace varias décadas los patrones de circulación de los océanos. Un problema que debe añadirse a la creciente contaminación que sufren los mares por los residuos sólidos.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario