Servicios en comunicación Intercultural

Población indígena de Ucayali sufren impacto económico de la pandemia

Artesanía de la comunidad Shipibo-Konibo. Fuente: Marca Perú

Servindi, 14 de abril, 2020.- Las comunidades indígenas de la región Ucayali están sintiendo los fuertes impactos de la pandemia en su economía, alertó el comunicador del pueblo Shipibo Bernabé Ventura.

Hasta el 14 de abril Ucayali registraba oficialmente 17 casos positivos de Covid-19. Los afectados provienen de las localidades de Callería, con 8, Manantay, con 3, y Yarinacocha, con 6, informó el Ministerio de Salud..

Precisamente, la numerosa población indígena asentada en los distritos de Yarinacocha, Manantay y Callería de la provincia de Coronel Portillo no cuentan con un salario semanal ni mensual.

Casi todos viven el día a día, alertó el miembro de la Red de Comunicadores Indígenas del Perú (REDCIP) Ucayali, quién advirtió que la situación empeorará con la extensión de la cuarentena hasta el domingo 26 de abril.

Durante el diálogo con Servindi, Bernabé Ventura informó que «solo un 6 por ciento de la población trabaja en instituciones públicas. El resto trabaja por día y recibe por día».

La mayoría obtiene sus ingresos por trabajos en albañilería, carpintería, estibación y –sobre todo– de la venta de artesanías, precisó.

También hay una numerosa población que habitan las zonas más alejadas de la región, y que venían a Pucallpa para vender o intercambiar su producción de maíz, yuca, plátano, etc., por azúcar, sal, arroz y fideos.

«Ellos también sienten la pegada  (…). Ahora ya no pueden traer sus productos. No hay compradores, ni pueden llevar nada. No hay venta», añade Bernabé Ventura. 

La situación es muy crítica en estos días de aislamiento y peor aún cuando la ayuda social no alcanza o llega con muchas limitaciones.

Acciones ante el Covid-19

Ventura aseguró que pocas comunidades indígenas asentadas en los distritos de la provincia Coronel Portillo son beneficiadas con la canasta de víveres, medida dispuesta por el Gobierno central para los municipios del país. 

Por ejemplo, «No están llegando a las 40 o 50 comunidades del distrito de Callería  (…). De igual forma, la bolsa de víveres no durará 15 días. Debemos ser conscientes», agregó.

Bernabé informó que hace algunos días hubo una reunión virtual entre los representantes del Gobierno Regional de Ucayali, la Gerencia de Pueblos Indígenas y las organizaciones indígenas que conforman el Grupo Regional de Trabajo de Políticas Indígenas (GRTPI) y el Grupo de Trabajo de Políticas Indígenas (GTPI). 

En la reunión trataron la evaluación del sistema de salud en Ucayali, las medidas urgentes para evitar que el virus llegue a las comunidades más alejadas, el control del transporte fluvial que sigue accesible para la empresa de gas natural, entre otros temas importantes. 

La empresa «que está explotando el gas de camisea todavía está circulando en lanchas hacia la zona sur de Pucallpa (…)» alertó Bernabé Ventura.

«Los grandes empresarios no están haciendo caso a la inmovilización social lo que constituye un peligro muy cercano. Felizmente las comunidades se han organizado para no permitir que las embarcaciones lleguen a los puertos», finalizó Ventura. 

Más información de la entrevista a Bernabé Ventura en el audio ubicado en la parte superior de esta nota.

 

Te puede interesar: 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario