Servicios en comunicación Intercultural

Crean Área de Conservación Regional de Ausangate

Foto: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental / Otto Alegre

Servindi, 13 de diciembre, 2019.- Tras un proceso que fue impulsado por más de diez años, el Gobierno del Perú estableció la creación del Área de Conservación Regional (ACR) Ausangate en la región Cusco.

El proyecto que comprende una extensión territorial de 66 mil 514 hectáreas y que abarca a los distritos cusqueños de Pitumarca, Checacupe y Ocongate, fue oficializado mediante el Decreto Supremo N°012-2019-MINAM.

Según el documento, la creación del ACR de Ausangate tiene por objetivo «conservar una muestra representativa de la ecorregión Puna de los Andes Centrales del Cusco, que contiene un alto valor biológico, paisajístico y de regulación hídrica».

¿Por qué es importante la creación del ACR de Ausangate?

En el decreto que establece la creación del ACR de Ausangate, el Gobierno del Perú asegura que el proyecto busca aportar a la reducción de la vulnerabilidad de las especies y ecosistemas frágiles frente al cambio climático.

Gran parte de la importancia del ACR de Ausangate radica en los glaciares que alberga. Uno de ellos es el nevado Quelccaya (a 5650 metros de altura), considerado el glaciar tropical más extenso del mundo y que sirve además científicamente para estimar el ritmo de desglaciación de los nevados.

Por su lado, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) mencionó que el área es valiosa también porque permite conservar las cuencas que alimentan al río Vilcanota.

Debido a que este río es el que provee más del 50% del agua potable para la región cusqueña y la energía eléctrica para Puno, Cusco y Apurímac en épocas de estiaje, con la creación del ACR de Ausangate se garantizaría el recurso hídrico a 150 mil personas que viven en las comunidades cusqueñas de las provincias de Canchis y Quispicanchi.

Un informe de La República de julio del 2019, señaló también que el río Vilcanota atraviesa y riega los campos de cultivo de ocho de las trece provincias de la región imperial.

Según la Oenegé peruana Asociación para la Conservación Amazónica (ACCA) —una de las organizaciones que promovió la iniciativa liderada por el Gobierno Regional del Cusco— la ACR de Ausangate posee además un valor único dadas sus condiciones climáticas.

Estas condiciones crearían ecosistemas que son hogar de una gran variedad de flora y fauna. «Entre las especies que se encuentran en la zona están la vicuña, el cóndor, el puma y el gato andino. Además, alberga tres aves endémicas y un roedor: el montañés barbudo, monterita pechicastaño, canastero frontirojizo y ratón silencioso de pasto», aseguró la ONG.

Riesgos y proyecciones

Por todo ello, en el informe del mes de julio de La República llamó la atención al advertir que la presencia de ocho concesiones mineras y nuevos petitorios para explorar litio en la zona venían poniendo en riesgo la creación de esta reserva.

Esto se sumaba al Inventario Nacional de Cordilleras Glaciares del Perú, hecho en el 2016 por el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) que informaba que la cordillera del Vilcanota, incluyendo al Quelccaya, desaparecería en el año 2075. Esto significaría la falta de agua en gran parte de la población cusqueña.

Con la declaración del ACR de Ausangate, ahora el Gobierno Regional de Cusco deberá liderar la elaboración participativa del Plan Maestro que definirá la zonificación y guiará las actividades dentro del área natural protegida.

Se espera que la creación de este espacio de conversación permita a las comunidades campesinas de Phinaya y Sallani —ubicadas en los distritos de Ocongate, Pitumarca y Checacupe— involucrarse directamente en la gestión del ACR y promover el desarrollo de actividades laborales como el turismo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario