Servicios en comunicación Intercultural

EICI: Comunicadores/as indígenas respaldan las demandas de la CONAIE

Serafina Huamán, presidenta de la Redcip Cusco dirigiéndose a la plenaria en el momento de homenaje a quienes contribuyen al proceso de la comunicación indígena. Foto: Servindi

Servindi, 12 de octubre, 2019.- Más de 400 comunicadores/as indígenas que participaron del Encuentro Internacional de Comunicación Indígena (EICI), respaldaron las demandas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).

Durante la clausura del evento que se desarrolló en la ciudad de Cusco del 10 al 12 de octubre, los/as comunicadores/as suscribieron un pronunciamiento donde denuncian “el cerco mediático impuesto por el gobierno ecuatoriano para evitar que el mundo conozca las graves agresiones que están provocando la represión”.

En este contexto, exigen a los organismos internacionales de derechos humanos “constituir con urgencia una comisión independiente que investigue el contexto de violencia”.

Amenazas a la Madre Tierra

El pronunciamiento también recoge los testimonios de los participantes sobre el extractivismo neocolonial que está avanzando en los territorios indígenas y afecta n “a nuestra Madre Tierra”.

“(…) rechazamos contundentemente la construcción del Tren Maya y el denominado Proyecto Corredor Transístmico, en el sureste mexicano que amenaza la vida y los territorios de los pueblos indígenas de la región”, denuncia el documento.

Asimismo, el documento final del EICI rechaza la criminalización de la protesta social en el Valle del Tambo, en la provincia arequipeña de Islay, en Perú. En este contexto, exigen la cancelación definitiva de los proyectos mineros Tía María y La Tapada.

Acceda a la declaracióna a partir del siguiente enlace:

Grupo de comunicadores indígenas de diversos países de América celebrando la Mesa magistral: ¿Hacia dónde va la comunicación indígena?

Declaración de Qoricancha

Pronunciamiento del Encuentro Internacional de Comunicación Indígena (EICI 2019)

Cusco, Perú

Hoy, 12 de octubre de 2019, y a 527 años de la bárbara invasión europea, más de 400 comunicadoras y comunicadores de los pueblos indígenas provenientes de 15 países del Abya Yala, nos hemos convocado en Qosqo (Cusco), Sagrado Valle de los Incas, territorio del pueblo quechua y lugar histórico donde fueron descuartizados en 1781 nuestros héroes Túpak Amaru, Micaela Bastidas, y demás hermanos caídos en resistencia frente al sanguinario colonialismo español.

Luego de convocarnos de manera autónoma y recordando que con base en la Declaración “La Cumbre es de los Pueblos, no de los Estados”, impulsada por el espacio propio internacional de los pueblos, en la III Cumbre Continental de Comunicación Indígena del Abya Yala, (Cochabamba, Bolivia, 2016); en donde, se acordó impulsar procesos de articulación continental, propios y sin intervención de los Estados, definiendo al Perú como sede del encuentro en 2019, nos hemos reunido en la ciudad de Cusco, para deliberar y reflexionar sobre los procesos de comunicación indígena, suscribimos este pronunciamiento para manifestar al mundo lo siguiente:

Repudio a la violencia en Ecuador

En primer lugar, queremos manifestar nuestra indignación y repudio al estado de sitio y a la represión ejercida por el Estado ecuatoriano en contra el pueblo que exige justicia y ser atendido en sus legítimas demandas.

Denunciamos el cerco mediático impuesto por el gobierno ecuatoriano para evitar que el mundo conozca las graves agresiones que están provocando la represión en Ecuador, ocasionando muertos y heridos. Respaldamos las demandas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y exigimos a los organismos internacionales de derechos humanos constituir con urgencia una comisión independiente que investigue el contexto de violencia desatado.

Madre Tierra amenazada

Los crudos testimonios que hemos escuchado durante los tres días de deliberación nos han llevado a la conclusión de que nuestro planeta, nuestra Madre Tierra, está en peligro pues el sistema neoliberal capitalista depredador avanza rápidamente sobre nuestros territorios, con un objetivo extractivista neocolonial impulsado por gobiernos codiciosos y corruptos, aliados de las coorporaciones multinacionales, que continúan buscando ganancias sin límite, a costa de la muerte de nuestras comunidades y pueblos.

Por tal motivo, rechazamos contundentemente la construcción del Tren Maya y el denominado Proyecto Corredor Transístmico, en el sureste mexicano que amenza la vida y los territorios de los pueblos indígenas de la región.

De igual forma, rechazamos la criminalización de la protesta social en el Valle de Tambo, provincia Islay, región Arequipa, Perú; donde se exige la cancelación definitiva del Proyecto Minero Tía María y La Tapada de la empresa minera mexicana Southern.

Llamamos a los medios de comunicación de Bolivia a realizar un trabajo periodístico e informativo ético, que refleje la realidad de los territorios indígenas y no en favor de los intereses y los empresarios privados.

Denunciamos el plan de exterminio sistemático contra líderes sociales, defensores ambientales, autoridades, guardias y comunicadores indígenas en Colombia, que ha provocado cientos de asesinatos; instamos a los organismos defensores internacionales de derechos humanos, su pronta y efectiva intervención y acompañamiento.

Del mismo modo, rechazamos el estado de sitio establecido por el Gobierno de Guatemala en el territorio ancestral del pueblo Maya Q’eqchi’, así como la criminalización en contra de la Defensoría Q’eqchi’ y la Radio Comunitaria Xyaab’ Tzuultaq’a. 

Derecho a la Comunicación para la defensa de los territorios y la vida

Reafirmamos nuestro compromiso de continuar trabajando por recuperar y afirmar una visión íntegra e integral de la comunicación desde las sabidurías originarias, teniendo como ejes el territorio, la espiritualidad y la descolonialidad.

Buscaremos empoderarnos en el ejercicio efectivo del Derecho a la Comunicación a partir de los mandatos de los pueblos o leyes propias, sin amedrentarnos por las restricciones "legales" de los gobiernos que limitan el ejercicio de la palabra de los pueblos, en condiciones de libertad y autonomía.

Reafirmamos el derecho colectivo de los pueblos a la comunicación y el derecho a recuperar la palabra, la imagen y exigir a todos los Estados, sin distinción de orientación política, el respeto irrestricto a este derecho. En el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas exigimos que se aseguren las condiciones para que todos los pueblos originarios cuenten con medios propios de comunicación para ejercer el derecho a la libertad de expresión lingüística y que los Estados hagan efectivos los compromisos vinculantes adquiridos al suscribir el Convenio sobre la Diversidad Cultural adoptado por la UNESCO en el año 2005.

Exigimos que se erradique la trata de personas, que es la esclavitud del siglo XXI y que explota principalmente a niñas, niños y adolescentes indígenas.

De igual modo pedimos a los organismos internacionales de derechos humanos y a los relatores para la libertad de expresión realizar esfuerzos adicionales y visibles para remarcar el derecho a la comunicación como uno de los derechos humanos fundamentales para la vida en democracia y el bienestar común.

Compromisos

Asumimos el compromiso de posicionar -con acciones efectivas- el derecho a la comunicación desde los distintos procesos, sin condicionarnos a los marcos legales restrictivos de los Estados.

Enfocarnos en la comunicación para la defensa del territorio, como agenda propia y autónoma de los procesos de comunicación del Abya Yala. Esto significa:

1. Coordinar operativamente acciones de trabajo en red o enlaces, con producciones y hechos comunicativos colaborativos entre procesos.

2. Coordinar acciones y estrategias conjuntas en el proceso de formación y educación de los comunicadores indígenas, retomando los avances propuestos en la estrategia de las escuelas itinerantes.

3. Coordinar acciones de incidencia ante los gobiernos y organismos internacionales para garantizar el derecho a la comunicación.

4. Es necesario, además, orientar nuestras acciones de comunicación con una perspectiva libre y con soberanía tecnológica. En este sentido, nos comprometemos a implementar las tecnologías y el software libre en todos nuestros procesos comunicacionales.

Defensa de la Madre Tierra

La comunicación indígena comprende la promoción y defensa de los derechos de nuestra Madre Tierra, y es fundamental para la reivindicación y las luchas de nuestros pueblos. Por esto expresamos nuestro rechazo a la constante persecución, criminalización y asesinato selectivo de comunicadores y comunicadoras por promover y defender los derechos de la Madre Tierra, y exigimos a los estados y organismos internacionales garantizar la seguridad integral para los comunicadores indígenas, y ratificar el Acuerdo de Escazú.

Denunciamos la exclusión comunicativa, el racismo comunicacional y la comunicación monocultural que se implementan en los países del Abya Yala y que se ven reforzados por la concentración mediática al servicio de intereses de poder. Como comunicadores y comunicadoras indígenas reafirmamos nuestra vocación para estar al servicio de la restitución y defensa de los territorios, el ejercicio de las autonomías indígenas, y la apuesta por la construcción de estados plurinacionales.

Ante el embate del extractivismo neocolonial, los comunicadores indígenas promoveremos la creación de estrategias de comunicación para la defensa de la Madre Tierra y nuestros territorios, y todos los elementos que son vitales para la sobrevivencia de la vida en el planeta; reivindicando nuestro compromiso de acompañar y visibilizar las luchas de nuestros pueblos, compartiendo estrategias de defensa, impulsando su articulación, promoviendo el acceso a la información y promoción de los derechos de los pueblos indígenas, tanto al interior de nuestras comunidades, como ante la sociedad en general.

Reiteramos nuestro compromiso con la defensa de la Madre Tierra y del Agua frente a la catástrofe climática a la que ha llevado el sistema capitalista depredador y el extractivismo en los distintos territorios. Los pueblos indígenas somos de los más afectados por el calentamiento global y a la vez de los que mayormente contribuimos a ponerle freno. Exigimos a los estados reconocer este aporte, abandonar las falsas soluciones climáticas y asumir compromisos reales en la Conferencia del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 25) que se realizará en Chile, en diciembre próximo.

Asumimos el compromiso de hacer nuestros mayores esfuerzos por estar presentes y levantar la agenda de los pueblos indígenas en defensa de los bosques y la biodiversidad, y desde allí fortalecer las voces y las demandas de los pueblos indígenas del Abya Ayala para contribuir a frenar la crisis climática y salvar a la humanidad.

Acerca de los procesos de articulación continental

Respaldamos la iniciativa de crear una Comunidad de Productores Audiovisuales del Abya Yala” y saludamos la primera versión a realizarse en junio de 2020 en la Ciudad de La Paz y Lago Titicaca, en el marco del Bolivia Lab, cuya programación incluirá: Talleres de Formación en Cine Documental y Ficción, Asesoramiento a Proyectos Audiovisuales y exhibición de obras seleccionadas.

Reafirmamos la urgencia de defender, recuperar, revitalizar y rescatar el uso de las lenguas originarias en todos nuestros procesos de comunicación, en el Abya Yala; así como, fomentar el lenguaje inclusivo, la despatriarcalización y el pluralismo de los medios de comunicación.

Asumimos el compromiso de articular y seguir tejiendo esfuerzos de organización que se dan desde nuestros pueblos, manteniendo la agenda del derecho a la comunicación desde el territorio. En este sentido, es importante impulsar, promover y enmarcar nuevos encuentros nacionales e internacionales de comunicadores indígenas como parte del seguimiento del Encuentro Internacional de Comunicación Indígena (EICI 2019), en la perspectiva de realizar un Segundo Encuentro Internacional para seguir haciendo visible a los comunicadores indígenas como actores y sujetos políticos esenciales para una vida democrática en la que se garantice la libertad de expresión irrestricta para todos los sectores sociales, y en especial para los pueblos indígenas que son la expresión viva de la diversidad cultural que enriquece a la humanidad.

Considerando la urgente y permanente necesidad de continuar aprendiendo y articulando los esfuerzos de la comunicación indígena en nuestra Abya Yala, reconocemos y valoramos éste espacio de articulación que propone constituir una Comisión Organizadora de un II Encuentro Continental de Comunicadores Indígenas de Abya Yala en Guatemala para el año 2022, que de continuidad a este proceso, bajo los principios de autonomía, independencia de los Estados y de los partidos polítcos, por y para los pueblos.

Dado en la ciudad de Cusco, Perú, el 12 de octubre de 2019, Día de la Resistencia de los Pueblos Indígenas.

 

El maestro Ángel Soria (82 años), comunicador, docente y activista del pueblo Shipibo Conibo, recibió un reconocimiento especial por su infatigable, honesta y consecuente labor a favor de la cultura, la comunicación y los derechos soclales y politicos del pueblo Shipibo. De izquierda a derecha: María del Pilar Saenz (Fundación Friedrich Ebert), José Ignacion López Vigil (Radialistas Apasionadas y Apasionados), Franklin Cornejo (Observatorio de Medios de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya), Ángel Soria y Jorge Agurto (Servindi).

Te puede interesar:

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario