Crece el rechazo a las centrales nucleares en Europa

Fuente: eldiario.es Fuente: eldiario.es

El último fin de semana cientos de personas se movilizaron en Portugal y España exigiendo el cierre definitivo de la central nuclear Almaraz, ubicada en territorio español. Sobrecalentamientos en su reactor y el auge de las energías renovables son los principales argumentos. ¿Llegó el fin de la energía nuclear?

Por José Díaz

Servindi, 12 de junio, 2017.- Una nueva ola de manifestaciones se está haciendo sentir a nivel global por la exigencia de energías renovables. Se trata de la lucha en contra de las centrales nucleares en el mundo, cuyos perjuicios ambientales están ampliamente probados. El último fin de semana, cientos de personas marcharon en España y Portugal como parte del Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA).

La principal demanda de los manifestantes era el cierre de la central nuclear de Almaraz, ubicada en la provincia española de Cáceres. Y es que en los últimos años este complejo ha vivido una serie de episodios riesgosos que incluyen el sobrecalentamiento de su reactor.

Uno de los líderes de la movilización, que tuvo su mayor concentración en la ciudad de Madrid, fue el diputado español Juantxo López de Uralde, quien explicó a la agencia EfeVerde que el pedido responde a que las centrales nucleares en el mundo están llegando al fin de su vida útil frente al auge de las energías renovables.

Reclamamos el cierre progresivo y ordenado de todas ellas a medida que caduquen sus permisos y que se ponga en marcha un plan de energías limpias, declaró el diputado.

Preocupación peninsular

La central nuclear de Almaraz se ha convertido en un caso de preocupación para los dos países que componen a la Península Ibérica. Al punto que hace unos meses la propio Comisión Europea tuvo que intervenir para decidir el futuro de este complejo, luego de que uno de los directivos reconociera no saber qué hacer con los residuos nucleares.

Tras una larga negociación, los gobiernos de España, Portugal y la Comisión Europea decidieron paralizar las operaciones de la central nuclear mientras que ambos países se ponen de acuerdo para evaluar los riesgos de sus actividades.

 

 

Mientras tanto las movilizaciones de la sociedad civil continúan en contra de la energía nuclear. Aunque la solución parece estar en boca del diputado de Izquierda Unida y presidente de la Comisión de Energía del Congreso de España, Ricardo Sixto, quien declaró lo siguiente:

Lo mejor que podríamos hacer es llegar a un acuerdo sobre cómo acometer la transición energética y cuanto más tiempo alarguemos la vida de las centrales más retrasaremos ese camino, dijo el diputado.

¿Apostarán los gobiernos de España y Portugal por el desarrollo de las energías renovables y el cierre definitiva de sus centrales nucleares?

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.