Servicios en comunicación Intercultural

Manu: Municipio atenta contra derechos de indígenas de Shintuya

Foto: Cantera Río Mochina.

Comunidad nativa alerta que alcalde de la Municipalidad Provincial del Manu pretende extraer y vender materiales de construcción que se encuentran en su territorio.

Servindi, 12 de febrero, 2021.- La comunidad nativa de Shintuya, en Madre de Dios, denuncia que la Municipalidad Provincial del Manu pretende extraer y comercializar materiales de construcción de su territorio.

El jefe de la comunidad, Miguel Visse Mani, alerta que el municipio busca extraer dichos materiales de la cantera Río Mochina, que está ubicada al interior del territorio del pueblo indígena Harakbut.

Aunque ellos se oponen, señala que el alcalde provincial los ha amenazado y buscaría lograr su cometido pasando incluso por encima del derecho a la consulta previa de la comunidad.

Miguel Visse Mani, jefe de la comunidad y coordinador de la Nación Harakbut. Foto: Yonathan Yuri. 

Derechos atropellados

Según una publicación de la comunidad en redes sociales, para cumplir con su propósito de extraer los materiales de la comunidad nativa, la municipalidad convocó a una reunión el 5 de febrero.

En dicho encuentro socializó una propuesta de ordenanza que regula la extracción de materiales de construcción en los álveos o cauces de los ríos ubicados en la jurisdicción de la provincia.

La propuesta sorprendió a Miguel Visse, quien observó que allí se establecían los montos que la municipalidad cobraría por la extracción del material en la cantera del Río Mochina, ubicada dentro de la comunidad.

Esto, pese a que la extracción de dichos materiales nunca fue acordada con los dirigentes de Shintuya que ahora denuncian que se están “atropellando los derechos de la comunidad”.

Foto: Cantera Río Mochina

Piden negociar directamente

De acuerdo con la publicación, la comunidad de Shintuya se niega a que el municipio extraiga los materiales de sus territorios debido a que ellos quieren negociar directamente los recursos.

Esto, a fin de generar ingresos económicos que permitan hacer obras en beneficio de la comunidad nativa.

No obstante, esta decisión no ha sido bien tomada por el municipio, cuyo alcalde ha amenazado a la comunidad, acusándolos de “oponerse al desarrollo de la provincia”.

La comunidad no está dispuesta a ceder y ha anunciado que solicitará el asesoramiento de sus organizaciones indígenas para elaborar estrategias judiciales en su defensa.

“Nosotros reclamamos porque la comunidad tiene otra cultura y su propio idioma y vamos a seguir en nuestro territorio y continuaremos defendiéndolo”, dijo el jefe de la comunidad, Miguel Visse.

____

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario