Servicios en comunicación Intercultural

Edición de Lucha Indígena se dedica a jóvenes mártires

Fuente de la imagen: El Informador

Servindi, 11 de diciembre, 2020.- "Este número va dedicado a nuestros jóvenes mártires que dieron sus vidas por la dignidad del pueblo: Inti Sotelo Camargo, Bryan Pintado Sánchez, Jorge Muñoz Jiménez, ¡PRESENTES!"

Con estas palabras inicia el editorial de Lucha Indígena, publicación mensual que dirige Hugo Blanco Galdós, y que nos entrega su edición 171 correspondiente a diciembre de 2020 con 36 páginas.

"Que la alegría de haberles tenido siempre sea más grande que el dolor de haberles perdido. Gracias a los jóvenes que no se rinden, que luchan sin miedo y con toda convicción por la justicia y la dignidad. Gracias" prosigue el editorial.

Esta edición aborda como tema especial la lucha del pueblo de Guatemala, el paro rondero en Perú, la lucha de los trabajadores de la agroindustria, el debate sobre una Constitución, entre otros temas de actualidad.

Lucha Indígena puede ser descargado libremente desde el siguiente enlace: https://bit.ly/3gC8c6H

A continuación reproducimos el editorial:

Editorial

“Se ha prendido la hierba
dentro del continente.
Las fronteras se besan
y se ponen ardientes”,

decía Silvio Rodriguez en una canción urgente para Nicaragua.

Esa canción sigue siendo urgente, porque los pueblos nos inspiramos una y otra vez a luchar apasionadamente por la autonomía, por justicia y dignidad contra el capital corrupto y patriarcal. Esta vez en Chile y Bolivia se prendieron las mechas que ahora han incendiado los corazones y despertado las esperanzas de millones de peruanos y guatemaltecos. Las autonomías de Chiapas, del Cauca y de los Wampís nos inspiran mostrando que sí se puede soñar y crear algo mejor y más allá de los límites mentales del estado capitalista, sofocador de imaginarios e utopías.

Isabel Solis, colaboradora de Guatemaya nos dice: “Mando muchos abrazos desde este territorio en lucha a la lucha de sus territorios allá”. Y así pues, todos los fuegos el fuego, todas las luchas la lucha.

En Perú y Guatemala pronto las marchas contra la corrupción se convirtieron en marchas por una nueva constitución, con características de las marchas chilenas, una de ellas la violencia policial tremenda, la otra la organización autoconvocada para cuidarnos entre manifestantes. Hay detenidos, desaparecidos, heridos, torturados y, en Perú, asesinados. La indignación es por las mismas razones en ambos países: Estados de sitio y “agilización administrativa” en territorios donde hay extractivismo. Aprovechamiento del covid-19 para robarles a los pueblos sus territorios y endeudar hasta a las futuras generaciones. Congresistas fuertemente ligados a la mafia y a la corrupción institucionalizada.

El 30 de noviembre la Central única de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC) convocó a un paro nacional junto con otros gremios obreros y campesinos. Sus exigencias eran una nueva constitución y la anulación de la sentencia 468-2020 del Tribunal Constitucional (TC), que se niega a reconocer la autonomía de las rondas como administradoras de justicia comunal.

Preocupa como los medios de comunicación tratan y quizás logran orquestar y canalizar la indignación y lucha de los pueblos. En el Perú nos quieren hacer creer que ganamos una victoria, un cambio real con el cambio de presidente. Fueron los mismos medios quienes se inventaron “la generación del bicentenario” que de pronto está en boca de todos. ¿Bicentenario de qué? Vamos más de cinco siglos igual. Luego de que Sagasti haya asumido la presidencia, la televisión ha dejado de transmitir las protestas. Este gobierno después de unos días en el poder mató a su primera víctima, Jorge Muños Jimenez, rondero campesino de 19 años en la represión policial violenta contra los campesinos de la agroindustria en La Libertad.

A causa de las movilizaciones y la muerte de este joven mártir, el congreso se vio obligado a derogar la ley 27360, que exonera de cargas tributarias y del cumplimiento de derechos laborales a las empresas agrícolas, dedicadas a la agroexportación. Entre otras demandas los campesinos de la agroindustria exigen salarios más justos y menos horas de trabajo.

Este número va dedicado a nuestros jóvenes mártires que dieron sus vidas por la dignidad del pueblo: Inti Sotelo Camargo, Bryan Pintado Sánchez, Jorge Muños Jimenez, ¡PRESENTES! Que la alegría de haberles tenido siempre sea más grande que el dolor de haberles perdido. Gracias a los jóvenes que no se rinden, que luchan sin miedo y con toda convicción por la justicia y la dignidad. Gracias.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario