Servicios en comunicación Intercultural

PNUD: “La desigualdad es el hilo conductor de las protestas globales”

Foto: EFE

Por Renzo Anselmo

Servindi, 11 de diciembre del 2019.- A través de su Informe de Desarrollo Humano 2019, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) identificó que la desigualdad es la causa principal de las manifestaciones en el mundo.

El documento que representa la última edición de una serie de informes publicados por el PNUD desde 1990, ubica al Perú en el puesto 82 (nivel alto) de los Índices de desarrollo humano en la lista que es liderada por los países de Noruega, Suiza e Irlanda (nivel muy alto).

«La ciudadanía está tomando las calles por diferentes motivos: el coste de un billete de tren, el precio del petróleo, reclamaciones políticas de independencia. Existe, sin embargo, un hilo conductor: la profunda y creciente frustración que generan las desigualdades», precisa el PNUD.

En el informe titulado “Más allá del ingreso, más allá de los promedios, más allá del presente: Desigualdades del desarrollo humano en el siglo XXI”, el PNUD reconoce que pese al progreso en aspectos como la pobreza, el hambre y las enfermedades, las sociedades no están funcionando como debieran.

Para alcanzar un análisis más profundo, el PNUD optó por dividir el informe en tres partes fundamentales. A continuación, un resumen con lo más importante:

1) Pensar más allá del ingreso

Según los últimos reportes del Índice de Desarrollo Humano (IDH) y el Índice de Desarrollo Humano Ajustado por la Desigualdad 2019, la distribución desigual de los niveles de educación, salud y vida obstaculizó el progreso de los países, generando pérdidas del 20% del progreso del desarrollo humano durante el 2018.

De tal forma, tras considerar que las políticas para abordar la desigualdad deben comenzar durante o antes del nacimiento, el PNUD sugiere la inversión en la infancia y durante toda la vida para evitar que el futuro de las personas este regido por sus circunstancias económicas.

Asimismo, recomendaron que estas inversiones deben continuar durante toda la vida de persona; mientras que consideraron que los impuestos deberían ser parte de un sistema de política que integre el gasto público en salud, la educación y las alternativas a un estilo de vida intenso en carbono.

2) Más allá de los promedios

Alejados de los promedios que carecen de detalles, el PNUD plantea la promoción de los grupos tradicionalmente dejados atrás como las personas con discapacidad o el tema de la igualdad de género y el empoderamiento con la intención de crear políticas que abordan la desigualdad de manera efectiva.

Entre los datos más alarmantes de la realidad desigual figuran que nos tomaría 202 años cerrar la brecha de género solo en las oportunidades económicas y que el 50% de las personas en 77 países, afirmaron que los hombres son mejores líderes políticos que las mujeres.

En tiempos donde se aspira a acelerar el progreso para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) para 2030, el Índice de Desigualdad de Género de 2019 del informe establece que el progreso en realidad se está desacelerando.

3) Planificar más allá de hoy

Al ser dos elementos que estarán vigentes a lo largo de este siglo, el PNUD se vale de la crisis climática y la transformación tecnológica para prever los cambios que podría sufrir la desigualdad en el futuro.  

De tal forma, señala que la desigualdad podría reducirse si los ingresos que surgen de los precios del carbono se “reciclan” en beneficio de paquetes más amplios de política social.

Por otro lado, advierte que la transformación tecnológica podría terminar estrechando la desigualdad entre personas o trabajadores; por lo que recomienda implementar políticas de protección social que garanticen, entre otras cosas, la inversión en aprendizaje permanente para promover la adaptación a nuevas actividades digitales en los trabajadores.

«El futuro de las desigualdades del desarrollo humano en el siglo XXI está en nuestras manos, pero no podemos descuidarnos», alega el PNUD. Tras reconocer que la crisis climática ya afecta al mundo y que la tecnología hace impredecible la sustitución del trabajo humano, agrega: «Tenemos elección, pero hemos de actuar ahora», finaliza el PNUD.

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario