Servicios en comunicación Intercultural

Falleció Abimael Guzmán, el gestor del "Pensamiento Gonzalo"

Servindi, 11 de setiembre, 2021.- El cabecilla y fundador del Partido Comunista del Perú - Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reynoso, falleció esta mañana a los 86 años.

El gestor del denominado "Pensamiento Gonzalo" cumplía cadena perpetua por desafiar al estado peruano e iniciar un conflicto y desatar la violencia terrorista en los años 80.

La agrupación senderista fue responsable de la muerte de más de 30 mil peruanos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) y de masacres a campesinos e indígenas como la de Lucanamarca, en Ayacucho y comunidades ashaninkas en la selva central.

Abimael Guzmán, considerado por sus fanáticos seguidores como la cuarta espada de la revolución mundial y el más grande marxista vivo sobre la tierra, falleció por complicaciones en su salud.

En un escueto comunicado del Comité Técnico del Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao (CEREC) el fallecimiento se produjo el sábado 11 de setiembre aproximadamente a las 6.40 a. m.

 

El denominado "pensamiento Gonzalo" proviene del alias "Gonzalo", utilizado por Guzmán al interior del Partido Comunista - Sendero Luminoso.

Guzmán consideraba que el Pensamiento Gonzalo representaba la "cuarta espada" de la revolución mundial al ser la continuaciòn y desarrollo del marxismo, el leninismo y el maoísmo.

En tal sentido, los seguidores de Sendero Luminoso consideraban que representaba una superación, en tanto desarrollo, de la obra de José Carlos Mariátegui La Chira, el amauta peruano, forjador del Socialismo en el Perú.

Al caer detenido, Guzmán Reynoso pactó con el régimen fujimorista un acuerdo de paz y generó el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (MOVADEF) considerado órgano generado o de fachada del PCP Sendero Luminoso.

El MOVADEF busco su inscripción en el registro de organizaciones políticas y reunió las firmas necesarias, pero el Jurado Nacional de Elecciones denegó su inscripción debido a que en su estatuto establecía que se guiaba por el Pensamiento Gonzalo.

Responsabilidad criminal del PCP Sendero Luminoso

Abimael Guzmán condujo una guerra subversiva en el Perú que puso en jaque al Estado peruano en un conflicto armado interno que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) calculó en 69,280 muertos con el metodo de una proyección estadística.

De ellos, la mayor responsabilidad de las muertes corresponden a Sendero Luminoso (54 %) y el 37 % fue provocado por agentes del Estado: Fuerzas Armadas y Policía, los comités de autodefensa y grupos paramilitares (1)

Cabe destacar que la CVR concluye que el PCP-SL "se expresó como un proyecto militarista y totalitario de características terroristas que no conquistó el apoyo duradero de sectores importantes de peruanos".

En los inicios de la llamada "guerra popular" la aparición de grupos armados integrados por jóvenes de raíces andinas provocó sorpresa e incluso admiración en algunos sectores que vieron su aparición como un afán de justicia.

Tal es el caso de la multitudinaria movilización que acompañó el entierro de la joven Edith Lagos a quién la población ayacuchana vio como una joven poeta y soñadora que buscaba la justicia social aun a riesgo de su vida.

Era la época en que destacamentos del PCP-SL aparecían en las comunidades para castigar a las malas autoridades, lo cual en un inicio era bien visto por la población.

Sin embargo, la imposición de restricciones al comercio y a las ferias comunales, y los continuos abusos y excesos cometidos provocaron el descontento y el rechazo de las comunidades.

Fueron precisamente las rondas campesinas y los comités de autodefensa –estos últimos armados por las fuerzas militares– los que asestaron un duro golpe al PCP-SL y lo batieron en retirada de las zonas andinas.

Masacre y secuestro de la población ashaninka y nomatsiguenga

A fin de sobrevivir a la persecución del Estado peruano el PCP-SL decidió abrir cabeceras de entrada a la selva peruana donde decide someter y diezmar al pueblo Ashaninka.

Se calcula que durante el conflicto armado fallecieron alrededor de 6 000 ashaninka sobre un total estimado de 52 000 Ashaninka según el Censo de 1993.

Se trata de un capítulo de horror en la historia peruana que aún no es suficientemente conocido y asimilado por la sociedad. Incluso la CVR no llegó a sesionar en la selva central y recoger testimonios directos en esta región.

Los ashaninka tomaron la iniciativa autónoma de organizarse para resistir de forma armada al PCP-SL y luego crean un ejército ashaninka en respuesta al asesinato de sus dirigentes.

Según puntualiza Mariella Villasante, "entre 1989 y 1991, la resistencia ashaninka organizada en Rondas nativas no recibió ningún apoyo del Estado ni de las Fuerzas armadas" y fue recién en 1991 que el Ejército instaló bases en el Río Ene (Puerto Ocopa, Cutivireni y Valle Esmeralda)" (2).

Subsisten causas que originaron surgimiento de Sendero Luminoso

La desigualdad, la discriminación, la pobreza y la exclusión que caracterizan a la sociedad peruana son algunas de las causas que originaron el surgimiento de movimientos subversivos, dispuestos a desafiar al Estado peruano.

En la década del 50 hubo una ola de movimientos campesinos que insurgieron contra el régimen latifundista y la concentración de la tierra. La promesa de una reforma agraria fue reiteradamente incumplida por los gobiernos democráticos.

Las rebeliones campesinas despertaron asimismo la aparición de grupos guerrileros al influjo de la Revolución Cubana que recorrió la región latinoamericana.

Las falacias de Abimael Guzmán

Trabajo gráfico de Jesús Cossio- Fuente Ideele: https://revistaideele.com/ideele/comment/reply/3158

El PCP-SL inició sus acciones armadas el 17 mayo de 1980 bajo la premisa de que existían "condiciones revolucionarias" y que en estas "la rebelión se justifica".

Ignoró el impacto de las reformas ejecutadas por el denominado Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas encabezado por Juan Velasco Alvarado, que ejecutó una reforma agraria.

Obnubilado por imponer sus deseos a la realidad Abimael Guzmán decidió tomar el poder bajo la consigna: "salvo el poder, todo es ilusión".

En este propósito se autoasumió como el "dueño de la verdad", "el más grande marxista vivo sobre la tierra" y "garantía de triunfo" de la revolución peruana.

Desde esta perspectiva, los diversos grupos de izquierda que no comulgaban con su plan mesiánico de poder, fueron calificados de "revisionistas" y "colosal montón de basura". 

En su afán de evitar cuestionamientos y a fin de imponer su política muchos líderes de la izquierda peruana fueron asesinados por el PCP-SL.

Otra grave falacia de Abimael Guzmán fue considerar que había alcanzado el "equilibrio estratégico" en su disputa con el Estado peruano, y que se hallaba en la ofensiva final de la toma del poder.

En aquel entonces, el número de acciones terroristas se habían incrementado exponencialmente debido a que había desplazado su centro de operaciones del campo hacia las ciudades.

Para alcanzar ello, había "militarizado" organismos de fachada generados como Socorro Popular, que incluso superaban en número de acciones al Comité Metropolitano del PCP-SL.

Lo increíble y demencial es que el supuesto "equilibrio estratégico" era un ardid para intensificar las acciones terroristas y que la militancia entregara su "cuota de sangre" bajo el lema macabro: "la sangre no ahoga la revolución, sino la riega".

El sábado 12 de setiembre de 1992 Abimael Guzmán fue capturado gracias a la labor sigilosa del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) en una residencia ubicada en Lima.

Desde entonces, todos los supuestos y premisas que sustentaban su accionar subversivo se desmoronaron de la noche a la mañana, y luego de entenderse y negociar condiciones personales, Abimael capituló en su lucha armada.

 

Vìdeo de Abimael Guzmán anunciando el Acuerdo de Paz por "problemas de dirección" 

 

Notas:

(1) Hatun Willakuy. Versión abreviada del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Perù, febrero, 2004: https://lum.cultura.pe/cdi/sites/default/files/rb/pdf/hatun_willakuy.pdf

(2) Mariella Villasante: La violencia senderista entre los ashaninka de la selva central". Datos intermediarios de una investigación de antropología política sobre la guerra interna en el Perú (1980-2000); 30 de abril de 2014: https://bit.ly/3tzSM9o     

 

Te puede interesar:

El camino democrático no incluye los extremismos

Estudiantes preparando pancartas en marcha popular. Foto: Ian Bravo / Servindi

Editorial de Servindi

6 de setiembre, 2021.- El presidente de la República Pedro Castillo Terrones tiene la enorme responsabilidad de desbrozar un camino popular y democrático que despliegue las enormes potencialidades del país constreñidas por regímenes oligárquicos.

Este camino, para ser legítimo y auténtico, debe deslindar de manera resuelta y marcar distancia con cualquier tipo de extremismo, ya sea de izquierda o de derecha. Seguir leyendo...

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario