Servicios en comunicación Intercultural

Nación Navajo sería el pueblo indígena más impactado por el COVID

Con más de 3,100 casos confirmados de coronavirus de una población de 300 mil en la mayor reserva Navajo, este sería el pueblo nativo con el mayor índice per cápita. Mientras Donald Trump advierte que pronto reanudará las actividades económicas en el país, los dirigentes Navajo toman medidas radicales para frenar el impacto mortal del virus en su población.

Por José Díaz

Servindi, 11 de mayo, 2020.- Pese a que las poblaciones nativas de los Estados Unidos fueron las últimas en recibir el impacto de la pandemia del COVID-19, conocido como coronavirus, en las últimas semanas este virus ha escalado en esta población vulnerable. Hasta al pasado fin de semana, la nación Navajo, el pueblo indígena más grande de este país, se encontraba en los primeros índices de contagio per cápita.

Hasta este fin de semana, la reserva conocida como Nación Navajo, que es las más grande y comprende a los estados de Arizona, Nuevo México, Colorado y Utah, contaba con más de 3,100 casos confirmados de coronavirus y una mortandad de 1000 personas. Dentro de un universo de 300 mil navajos empadronados, esto lo convierte en el pueblo indígena con el índice per cápita de contagio más alto en el continente.

El presidente de la Nación Navajo, Jonathan Nez, ha ordenado una de las medidas más estrictas de restricción en los EE.UU., lo que implica toques de queda obligatorios todas las noches y durante todo el fin de semana. La carencia de hospitales en estas reservas, que viven aisladas de los grandes centros urbanos de este país, ha tenido una repercusión clara en el índice de mortandad del virus.

Asimismo, Jonathan Nez se mostró escéptico de las declaraciones del presidente norteamericano Donald Trump quien, en su inusual visita a Arizona, anunció una ayuda económica para el pueblo Navajo. Nez advirtió que, más allá del anuncio hecho por Trump, la clase dirigente de este pueblo ya ha empezado a tomar acciones.

Trump: promesas y amenazas

Lo cierto es que Donald Trump anunció, efectivamente, el envio de 600 millones de dólares para actividad de mitigación de la pandemia en los pueblos nativos norteamericanos. “La cantidad de dinero que se está enviando al país indio, como lo llamamos, es la mayor cantidad en la historia de los EE.UU., y ustedes lo merecen. Ustedes han pasado por mucho”, dijo el presidente norteamericano en unas declaraciones que se han considerado desafortunadas.

Además de la connotación peyorativa de sus palabras al llamar “país indio” a los pueblos nativos norteamericanos, ocurre que Donald Trump advirtió que pronto empezará a tomar medidas para reabrir las ciudades y las actividades económicas en su país.

“¿Serán afectadas algunas personas? Sí. ¿Algunas personas se verán afectadas gravemente? Sí. Pero tenemos que abrir nuestro país y tenemos que abrirlo pronto”, dijo Donald Trump en unas declaraciones que sonaron a amenazas para los pueblos nativos en donde la ola del coronavirus recién se ha instalado. La circulación de personas entre un estado y otro podría tener, a corto y largo plazo, un impacto mortal mayor en las reservas indígenas norteamericanas.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario