Servicios en comunicación Intercultural

Loreto: Comunidades nativas claman ayuda por ola de contagios

Foto: Puinamudt

Comunidades quechuas y kukamas solicitan pruebas rápidas, medicamentos y la presencia de personal especializado para atender casos de COVID-19 en sus territorios.

Servindi, 11 de febrero, 2021.- Comunidades nativas de la cuenca del río Pastaza y Marañón en la región Loreto, solicitan ayuda para afrontar una nueva ola de contagios de COVID-19.

En los últimos días, en la comunidad quechua Nuevo Andoas (Pastaza) se han reportado 2 fallecidos por COVID-19 y 10 casos sintomáticos; pero se sospecha de 16 casos más.

Mientras que en la comunidad kukama de Puerto Orlando (Marañón) se reporta un contagio masivo que ha sido confirmado por una brigada de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Loreto.

Comunidades afectadas

Según la plataforma Puinamudt, hasta la fecha en la comunidad Nueva Andoas, en la cuenca del Pastaza, se reportan 10 casos sintomáticos; pero se sospecha de 16 casos más con síntomas fuertes.

Esta situación se ha visto agravada con el reporte de dos fallecidos. Uno falleció hace 10 días y el segundo deceso se reportó la mañana de este jueves 11 de febrero.

Además de Nueva Andoas, también se informa de 7 posibles casos en la comunidad Los Jardines, lo que evidenciaría “un potencial contagio masivo como en el 2020”.

En el caso de la comunidad Puerto Orlando, en la cuenca del Marañón, se ha confirmado un contagio masivo por parte de una brigada de la Diresa-Loreto.

Este contagio masivo fue reportado inicialmente por la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat).

Aunque la acción oportuna de la brigada de salud permitió que de todos los testeados, solo una persona sea trasladada a la ciudad de Iquitos, se requiere mayor apoyo.

Pronunciamiento de la comunidad de Nuevo Andoas ante ola de contagios y falta de recursos. Foto: Puinamudt

Apoyo urgente

La comunidad de Nueva Andoas señala que requiere lotes de pruebas rápidas, medicamentos y la presencia de personal especializado para atender casos COVID-19 de manera permanente.

Además, piden la activación de la planta generadora de oxígeno ubicada en las instalaciones del Lote 192, y el abastecimiento de energía eléctrica las 24 horas del día.

El pedido se extiende para apoyar a todos los establecimientos de salud de las provincias loretanas de Datem del Marañón y Loreto.

Consideran que se necesita una articulación urgente entre la Diresa, el Ministerio de Salud, Perupetro y las federaciones indígenas.

Ello, con el fin de construir un plan para alerta tempranas que permita monitorear a la población a través de la movilización de brigadas COVID-19.

“Esta articulación será fundamental para no repetir el masivo contagio que sucedió durante la primera ola de COVID-19 en el 2020 y que no pudo ser atendido”, señalan.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario