Congreso promulga ley que depreda la Amazonía

Ley 31973 que modifica la Ley Forestal fue publicada la madrugada de este 11 de enero, desoyendo rechazos, sin consultar a indígenas y saltándose el reglamento del Congreso.

Servindi, 11 de enero, 2024.- Pese a los reiterados rechazos, sin consultar a indígenas y saltándose su propio reglamento, el Congreso promulgó una ley que atenta contra la Amazonía al facilitar la legalización de la deforestación ilegal.

La Ley 31973 que modifica la Ley Forestal y de Fauna Silvestre fue publicada esta madrugada con las firmas del presidente del Congreso, Alejandro Soto (Alianza para el Progreso) y el vicepresidente, Waldemar Cerrón (Perú Libre).

La norma se publicó en El Peruano pese a que existían dos pedidos de reconsideración pendientes de ser votados por el Pleno del Congreso y que podrían haber evitado esta contrarreforma.

Además, se impulsó pese al rechazo de organizaciones indígenas, ambientales y de la sociedad civil que advirtieron que los cambios promueven la deforestación y se imponen sin respetar la consulta previa.

Intereses mafiosos

La iniciativa que atenta contra la Amazonía tuvo un recorrido legal accidentado y abrupto en el Congreso que evidencia los intereses empresariales y mafiosos detrás de su aprobación.

Primero, el Congreso aprobó esta norma el 7 de julio de 2022, pero el 8 agosto de ese mismo año, el texto fue observado por el Ejecutivo por considerar que desnaturalizaba la Ley Forestal.

En marzo de 2023 la iniciativa fue archivada, pero volvió a la agenda del Congreso tras una reconsideración planteada el 14 de diciembre por la congresista fujimorista Nilza Chacón Trujillo.

Esta reconsideración se planteó un día después de que la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) enviara un oficio al Congreso exhortándoles la aprobación de la norma.


La carta que envió el gremio de empresarios Confiep al Congreso para aprobar cuanto antes cambios a Ley Forestal. El Congreso obedeció rápidamente.

Así, ese mismo 14 de diciembre, el Congreso aprovechó para someter a votación la aprobación de la norma, que finalmente se concretó con votos de Fuerza Popular y sus aliados de APP, Avanza País y Renovación Popular.

Tras ello, las congresistas Ruth Luque y Susel Paredes presentaron reconsideraciones a la votación, condicionando así la publicación de la norma a un debate previo que debía ser visto por el Pleno.

Este debate nunca se realizó, las reconsideraciones fueron eliminadas de la página web del Congreso y, sorpresivamente, entre el 10 y 11 de enero el Congreso firmó la autógrafa y promulgó la norma.


Alejandro Soto y Waldemar Cerrón: sus firmas hicieron posible la promulgación de ley que atenta contra la Amazonía.

Impacto nefasto

La Ley 31973 que modifica la Ley Forestal y de Fauna Silvestre amenaza con generar un impacto devastador sobre la Amazonía, un territorio ya asediado por operadores de actividades ilegales.

“Esta norma abre la puerta para legalizar toda la deforestación ilegal que se ha producido en el Perú en los últimos 20, 30 o 40 años”, explicó a RPP Noticias la directora de la Agencia de Investigación Ambiental, Julia Urrunaga.

Así también lo había advertido ya el economista Pedro Francke, al indicar que ley favorecería a empresarios tramposos que han deforestado miles de hectáreas y ahora buscan legalizar sus negocios.

Una de las grandes beneficiadas sería la empresa transnacional Ocho Sur S.A., que sembró palma aceitera en zonas deforestadas de Ucayali y es acusada de usurpar tierras indígenas.


Empresas como Ocho Sur que sembró palma aceitera en zonas deforestadas y es acusada de usurpar tierras indígenas serían las grandes beneficiadas con cambios a Ley Forestal.

Por su parte, el abogado ambiental César Ipenza hace hincapié en la disposición complementaria final de la norma que habilita la creación de “áreas de exclusión para fines agropecuarios”, que no requerirán pasar por una clasificación por su capacidad de uso mayor.

“Con ello, la norma se convertirá en un mecanismo de impunidad, destrucción y violación de derechos humanos, al permitir la instalación de actividades agropecuarias o agroindustriales sin evaluar, previamente, si un área tiene capacidad para ser usada como tierra forestal o agropecuaria”, señala en una columna de OjoPúblico.

Los expertos también advierten que la norma recién aprobada podría tener impactos en los acuerdos comerciales que Perú tiene con Estados Unidos y la Unión Europea pues se está debilitando la legislación ambiental.

Rechazo unánime

La norma recién promulgada por el Congreso entrará en vigencia desde este 12 de enero de 2024, pero ya genera un fuerte rechazo desde diversos sectores.

Las organizaciones indígenas nacionales que conforman la Plataforma de Pueblos Indígenas para enfrentar el Cambio Climático (PPICC) ya expresaron su rechazo a las modificaciones a la Ley Forestal dado que "se promovió inconsultamente y de manera ilegal en el Congreso".

En la misma línea se expresó el Fondo Ambiental del Perú (Profonanpe) que advierte que esta ley "pone en riesgo la vida de comunidades indígenas y la biodiversidad de nuestra Amazonía".

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.