Servicios en comunicación Intercultural

Tráfico de vida silvestre: crimen organizado no reconocido en Perú

Foto: Musuk Nolte - WCS

En evento web de WCS, especialistas resaltan la urgencia de que un país tan biodiverso como Perú reconozca al tráfico de vida silvestre como crimen organizado para realizar acciones significativas contra este delito.

Servindi, 11 de enero, 2022.- Pese a que ha sido propuesto en cinco iniciativas legislativas hasta la actualidad, el tráfico ilegal de animales silvestres permanece sin ser considerado como crimen organizado para la ley peruana.

En el evento web organizado por la organización Wildlife Conservation Society (WCS) en Perú, representantes de quienes elaboraron proyectos de ley al respecto y especialistas internacionales dialogaron sobre la importancia de este cambio legislativo.

Ello permitiría el acceso a mejores herramientas para enfrentar el crimen, mayores plazos de investigación, fortalecimiento de actores de justicia penal y levantamiento de secreto bancario, entre otros aspectos para optimizar esfuerzos.

Sobre el foro virtual

El foro virtual “El tráfico de vida silvestre bajo la Ley de Crimen Organizado” fue transmitido por la página de Facebook de WCS el 10 de enero y el video permanece online.

Participaron representantes de los congresistas Héctor Ventura, Edward Málaga y Alfredo Pariona, quienes presentaron los Proyectos de Ley N° 6051-2021/CR, N°196/2021/CR y N°993/2021/CR, que buscan incluir el tráfico de vida silvestre como crimen organizado.

También intervinieron Adriana Rivera, coordinadora regional de la Organización Panthera; Lorena Hernández, de WCS; Nicholas Fromherz, de la Universidad Lewis y Clark; y Kristine Perry, de Environmental Law Institute (ELA).

Los paneles fueron moderados por el abogado especialista en temas ambientales César Ipenza, del Proyecto Prevenir de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), que también coorganizó el evento.

Otras organizaciones que apoyaron la creación del evento fueron Oceana y Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR).

Compromiso pendiente

En la primera parte del foro virtual, se presentó una exposición detallada de las propuestas legislativas. Tanto Pariona; Hugo Laurente, en representación de Ventura; y Carlos Romero, en representación de Málaga expusieron las propuestas y sus implicancias.

La riqueza biológica del Perú ha despertado el interés en su tráfico ilícito y su inclusión en la Ley de Crimen Organizado (N° 30007) permitiría mejores herramientas para enfrentarlo, explicó Laurente.

“Los operadores del sistema de justicia podrán recurrir a la interceptación postal, a la intervención de comunicaciones, al agente en cubierto, al seguimiento y vigilancia, al levantamiento del secreto bancario, la reserva tributaria y la cooperación internacional”, detalló Romero.

Estas herramientas permitirían a operadores de justicia actuar con mayor eficacia en la investigación juzgamiento y sanción del tráfico de vida silvestre, lo cual también responde a compromisos internacionales del Perú.

Entre ellos, el asesor mencionó la Resolución 73, 1343 de la Asamblea General de la Organización de las Naciones y la suscripción en el marco de la primera conferencia de alto nivel de las Américas sobre Comercio Ilegal de vida silvestre que promueven que los Estados tipifiquen como delito grave al tráfico ilegal de vida silvestre.

Por su lado, Pariona resaltó la necesidad de este cambio legislativo para incrementar las penas a quienes ocasionan estos daños a plantas y animales, para así también generar mayor concientización a la población.

Ipenza observó que se trata de cinco fuerzas políticas diversas que han coincidido en estos proyectos de Ley, teniendo en cuenta dos iniciativas legislativas anteriores: una de Wilmer Aguilar y otra de Alberto de Belaunde.

Foto: Proyecto Prevenir de USAID

Medida urgente

“Si bien la pandemia afectó la venta ilegal de manera presencial, esta actividad no se interrumpió en los sitios en línea”, expresó Adriana Rivera, coordinadora regional de la organización Panthera.

Además, se ha percibido una creciente oferta de partes de jaguar en territorio peruano, señaló. “No es tan fácil detectar este tráfico por más que hay varias organizaciones y varias iniciativas para combatirlo, es un crimen casi invisible”.

Asimismo, recalca es un delito integrado a otros de forma combinada y a nivel internacional, para lo cual es necesario abordarlo de forma amplia y requiere los esfuerzos que implican ser considerado crimen organizado.

“Es importante porque los esfuerzos de cooperación transnacional necesitan más tiempo. Necesitamos mayores herramientas porque lo que ocurre In situ no es suficiente. Por eso vemos con beneplácito los proyectos de los congresistas”, señaló Rivera.

Por otro lado, Lorena Hernandez resaltó que este crimen está operando con contrabando, lavado de activos y ocasionando una gran amenaza para las especies, que podría continuar hacia la extinción.

“Si tuviéramos todos los datos en un solo formato, tendría un impacto alarmante por los volúmenes”, expresó la representante de WCS, organización que lidera iniciativas de conservación desde hace 125 años, ocho en países andino amazónicos.

Problema mundial

“Se cree que el tráfico de animales no llega a instituciones financieras, a diferencia del narcotráfico; sin embargo, los datos surgieren que se trata de una idea equivocada”, señaló el abogado Nicholas Fromherz.

Fromherz citó investigaciones realizadas en Estados Unidos para evidenciar que el tráfico de especies utiliza bancos para lavar sus ganancias ilícitas, lo cual refuerza la importancia de su inclusión como crimen organizado en Perú.

“Entre 2018 y 2021, encontraron 212 informes con actividad sospechosa que supera los 2 mil millones de dólares. Probablemente en Perú puede ser diferente, pero estos datos nos muestran que traficantes están usando sistemas bancarios para blanquear su dinero”, explicó.

Finalmente, Kristine Perry resaltó el problema mundial que representa este crimen, de un valor económico entre 7 y 23 billones de dólares anuales.

Teniendo en cuenta que Perú ocupa el primer lugar en especies marinas, segundo lugar en especies de aves, récord mundial en especies de mariposas y su gran biodiversidad en general, le correspondería realizar esfuerzos significativos.

A la vez, dado que el tráfico no solo ocurre en las fronteras de un país, “el Perú puede entrar a usar plataformas de intercambio de información como las que se usan en África y Asia”, señaló.

Se espera que un país con tanta riqueza natural como Perú reconozca los delitos contra la vida silvestre como “delitos graves”, se utilicen técnicas especiales de investigación y se facilite la cooperación internacional para combatir este crimen.

 

Te puede interesar:

Autoridades liberaron 2224 animales silvestres en 2021

Servindi, 6 de enero, 2022.- Durante el 2021 las autoridades se liberaron en su hábitat natural un total de 2224 ejemplares de animales silvestres que fueron decomisados en operativos o hallados por distintas circunstancias. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario