Servicios en comunicación Intercultural

Estados Unidos: Victoria histórica de los pueblos nativos de Oklahoma

La Corte Suprema de los Estados Unidos falló a favor de designar casi la mitad del terreno del estado de Oklahoma como una reserva indígena. De esta manera se espera reducir la criminalización de los pueblos nativos norteamericanos.

Por José Díaz

Servindi, 10 de julio, 2020.- En medio de tantas malas noticias contra los pueblos indígenas de los Estados Unidos, una noticia histórica muy favorable ocurrió ayer. Esto debido a que la Corte Suprema de este país declaró que casi la mitad del territorio del estado de Oklahoma es territorio oficial de los pueblos naticos americanos, por lo que las autoridades estatales no tienen jurisdicción sobre este espacio.

De esta manera se espera que el índice de criminalización contra los ciudadanos nativo-americanos se reduzca debido a que las autoridades estatales no podrán procesarlos por ningún supuesto delito. Esta decisión implica una reivindicación territorial de más de 8 millones de hectáreas y beneficiaría a 1.8 millones de ciudadanos.

“Hoy nos preguntan si las tierras que estos tratados prometieron siguen siendo una reserva indígena para fines de derecho penal federal (...) Debido a que el Congreso no ha dicho lo contrario, mantenemos la palabra del gobierno”, explicó el juez de la Corte Suprema, Neil Gorsuch quien detalló que la votación entre los magistrados de este corte fue de 5 a 4 favor de los nativos.

En el espacio que ha sido designado como un territorio nativo para propósitos legales habitan los pueblos originarios Cherokee, Chickasaw, Choctaw y Seminole, aunque la demanda nace a partir de un reclamo de la Nación Muscogee (Creek) a la que en el siglo XIX el Congreso de los EE.UU. le asignó una vasta extensión de terreno como reserva indígena, la misma que ha sido ratificada ayer.

Activismo indígena

En las últimas semanas, el estado de Oklahoma vivió una serie de protestas de activistas nativos contra las actividades de campaña electoral que realizó el presidente de los EE.UU., Donald Trump en la ciudad de Tulsa. La tensión política local creció luego de que activistas nativos bloquearan carreteras para obstaculizar la afluencia de gente al evento del mandatario de ultraderecha.

Asimismo, los pueblos indígenas de Oklahoma también tienen un amplio historial de protestas como, por ejemplo, contra la construcción de ducto de transporte de petróleo en territorios sagrados nativos o a favor de la comunidad afroamericana, al unirse a las campañas de #BlackLivesMatter.

De ahora en adelante, la criminalización que parte de la población norteamericana ejercía sobre estas naciones se veré más complicada. Gracias a este fallo, cualquier presunto delito cometido por los nativos de Oklahoma solo podrá ser atendido por la justicia tribal de los pueblos indígenas o por la justicia federal.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario