Servicios en comunicación Intercultural

Piden incorporar a especialistas indígenas en lucha contra el COVID-19

Imagen: Pachamama Alliance.

"¿Qué espera el Estado para incluir a los técnicos, sanitarios y promotores indígenas en la lucha contra la pandemia?”, sostuvo Delfina Catip, directiva de Aidesep. La lideresa awajún también puso el acento en el rol de las mujeres indígenas en el uso de los conocimientos ancestrales y la medicina tradicional en la contención del COVID-19 en las comunidades.

Por Patricia Saavedra

Servindi, 10 de junio, 2020.- Si en las ciudades acceder al sistema de salud en plena pandemia es casi imposible, qué diríamos de la población indígena cuando solo un 32% de comunidades nativas cuentan con algún establecimiento de salud en su localidad.

Descontando la precariedad acumulada por años de desatención, la pandemia de coronavirus ha agudizado las brechas sanitarias. A carencias como el desabastecimiento de medicamentos o falta de personal especializado, ahora se suman también la falta de recursos de bioseguridad, oxígeno e incluso víveres y movilidad local.

Como respuesta a estas brechas, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) propone una serie de medidas estratégicas para contener el avance del COVID-19 en las comunidades nativas, entre ellas, la inclusión de profesionales y técnicos indígenas en la lucha contra el COVID-19.

Delfina Catip Tawan, del pueblo Awajún, es responsable política del Programa Mujer Indígena de Aidesep.

Una plataforma de especialistas indígenas

"¿Qué espera el Estado para incluir a los técnicos, sanitarios y promotores indígenas en esta pandemia? Si ellos son los que pueden guiar el trabajo con sus pueblos", se pregunta Delfina Catip, miembro directivo de la Aidesep.

De este modo la lideresa reitera un pedido ya puesto sobre la mesa por la organización indígena: solicitar al Estado adoptar como medida frente al COVID-19 la contratación de profesionales indígenas, entre médicos, enfermeros y técnicos en salud intercultural.

Catip Tawan explica que, por su conocimiento de las comunidades y el idioma, estos técnicos son los que mejor entienden las culturas, recomendando su incorporación en los equipos de respuesta rápida y demás acciones de campo.

La lideresa awajún también advirtió que esta función muchas veces la asumen “especialistas de las ciudades que llegan hasta las comunidades pero que no conocen la realidad”.

Asimismo, agregó que además existe  “una seria falta de información para prevenir y saber como enfrentar la enfermedad [del COVID-19], porque a las comunidades no llegan informaciiones ni apoyo”.

Es por ello que la Aidesep ha pedido expresamente al Minsa incorporar a líderes y traductores indígenas en los comandos COVID-19 en todos los niveles, como forma también de superar “las distancias idiomáticas y desconfianza cultural”.

Sin embargo, estas demandas además de resultar de la interacción permanente entre la Aidesep y sus bases, también encuentran asidero en la Política Sectorial de Salud Intercultural.

Dica norma señala que la autoridad sanitaria debe priorizar la incorporación de personal indígena en los ámbitos y establecimientos de salud que atiendan mayoritariamente a población de su pueblo o etnia.

En dicho sentido, Catip también remarcó la necesidad de una mayor articulación desde los ministerios con las organizaciones indígenas representativas

Cabe indicar que la norma anterior también refiere que se promoverá la participación de las organizaciones indígenas en la planificación de la salud de sus comunidades.

Resistir la pandemia desde los conocimientos ancestrales

El uso de las plantas medicinales es una práctica permanente en los pueblos indígenas. Por eso, con la aparición del COVID-19, han recurrido a sus conocimientos ancestrales como una forma de resistir la pandemia desde sus territorios, donde los servicios de salud, atención médica ni medicación llegan oportunamente.

“Las mujeres indígenas se están enfrentando al COVID-19 con lo que conocemos desde nuestros ancestros. Sabemos para qué es utilitaria cada planta", expresó la dirigente.

"Tenemos plantas seleccionadas para gripe, fiebre, dolor de cabeza; esto junto a las dietas y la fe en estas plantas es con lo que damos tratamiento a diferentes enfermedades. Esto no es recién, las mujeres indígenas siempre han mantenido y cultivado estas plantas", puntualizó.

Sin embargo, junto al uso de las plantas medicinales debe estar garantizada la seguridad alimentaria, ya que, también son importantes las dietas para así incrementar el efecto de las plantas medicinales aplicadas. En el desempeño de ambos procesos es en donde destaca el rol de las mujeres indígenas.

Por eso, junto al pedido de inclusión de especialistas indígenas para atender el COVID-19, también se pide el reconocimiento de las mujeres indígenas por su manejo de las plantas medicinales.

Y es que, si nos remitimos nuevamente a la Política Sectorial de Salud Intercultural, también señalan que deberán establecerse mecanismos que valoren, promuevan y fortalezcan los sistemas médicos tradicionales y los sistemas tradicionales de autocuidado, respetando su diversidad étnica, lingüística y cultural.

Una vez más, recurrir a los sistemas de conocimientos propios puede hacer la diferencia para un pueblo indígena entre subsistir o desaparecer, como nos lo ha mostrado la historia.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario