Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Asesinato de Rafael Domicó deja pérdida irreparable

Fuente de la imagen: Caqueta.extra

Servindi, 10 de abril, 2021.- "Duele tener que despedir a un sabio por cuenta del conflicto armado; nos quitaron un grande, un embera sin igual" indica la Organización Indígena de Antioquia (OIA) sobre el asesinato de Rafael Domicó Carupia. 

"Malditas las balas que lo mataron, malditas las injusticias, maldita la guerra! ¡Hermano “Cultura”, descansa en paz y gracias por tanto, siempre en nuestros corazones!"

La nota de la OIA recuerda el legado de Domicó como una persona "sin miedo a que la música, la cultura, la educación propia y el jaibanísmo, siga siendo bandera y parte de nuestra vida con orgullo y como indígenas".

Don Rafael Domicó Carupia, un líder del pueblo Embera Eyábida, reconocido jaibaná (chamán) y valorado músico de 63 años, fue cruelmente asesinado la madrugada del martes 6 de abril en su vivienda.

Domicó se hallaba disfrutando la paz de su hogar en compañia de su esposa e hijos cuando hombres armados irrumpieron y lo atacaron con armas de fuego y cuchillos, lo que provocó su muerte inmediata.

Los hechos ocurrieron en la comunidad indígena de Amparradó Popalito, en el municipio de Dabeiba, al noroeste de Colombia, denunció el jueves la OIA.

La organización indígena exige a las autoridades investigar los hechos y cumplir su función de hallar y sancionar a los responsables del alevoso crimen que ha consternado al movimiento indígena y al país.
 

Foto: OIA

Un hombre llamado "Cultura"

Domicó Carupia era conocido familiarmente como "Cultura" por su dedicada labor en la promoción de la música tradicional de su pueblo, y era un reconocido jaibaná.

Según la OIA, se habían reportado amenazas de muerte en contra del líder, por lo que pidieron una investigación a fondo sobre los responsables y los móviles del crimen.

El asesinato de Domicó "deja a los pueblos indígenas de Antioquia, sin su mejor flautista tradicional" manifestó la organización.

La OIA pidió al Gobierno, las instituciones estatales, a la Organización de las Naciones Unidas y a organismos internacionales de derechos humanos "un especial acompañamiento a las comunidades de esta zona".

Tras la firma de los acuerdos de paz el conflicto armado se ha recrudecido de manera intensa en esta parte del departamento donde actúan varios actores armados. 

Desde hace varios años actúa el Clan del Golfo, la mayor organización narcocriminal de Colombia, varios frentes de la guerrilla del ELN y disidencias de las FARC.

Todos ellos se están expandiéndose por el territorio que antes del acuerdo de paz estaba controlado por la guerrilla.

La paz que no llega

Según la Misión de Observación Electoral (MOE), 167 líderes fueron asesinados en 2020, un 32,5 % más que en 2019, principalmente en los departamentos de Cauca, Norte de Santander y Antioquia.

Este caso, se suma a los 21 asesinatos de líderes sociales que contabilizó la oficina de la ONU en Colombia hasta el 22 de febrero, que también documentó 133 homicidios en 2020.

Por su parte, el Instituto de Desarrollo de la Paz (Indepaz) denunció el asesinato de 44 líderes, lideresas y defensores de derechos humanos en 2021 y 1.158 desde la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC en 2016.

Las comunidades indígenas del occidente antioqueño han denunciado en repetidas ocasiones el riesgo en el que se encuentran por el accionar de los grupos armados ilegales.

El 28 de febrero de 2021 un niño indígena de 13 años, perteneciente al pueblo Embera Eyábida, fue víctima de una mina antipersonal en la comunidad de Isla, parte del Resguardo Murindó, en Antioquia.

El joven Plinio Dogarí Majoré perdió la pierna derecha, mientras que un docente que lo acompañaba resultó también herido.

La OIA recalca que desde 2017 el accionar de los actores armados obstaculiza la libre circulación de las comunidades por los territorios.

De acuerdo con Amelicia Santacruz, consejera mayor de la OIA, Murindó, Dabeiba, Frontino, Ituango y el Bajo Cauca antioqueño son las zonas más expuestas por la presencia de minas antipersonales y enfrentamientos entre grupos armados: Clan del Golfo y ELN.

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario