Servicios en comunicación Intercultural

Pueblos indígenas culpan al Estado por “exclusión histórica”

Foto:  Jonathan Hurtado

Organizaciones representativas de la Selva Central se pronunciaron para exigir atención inmediata. Caso contrario, anuncian el inicio de una movilización permanente.

Servindi, 9 de agosto, 2020.- La Asociación Regional de Pueblos Indígenas de la Selva Central (ARPI S.C.) culpó al Estado peruano por la “exclusión histórica” a la que han sido sometidos como pueblos indígenas.

Mediante un pronunciamiento dirigido al presidente de la República, Martín Vizcarra, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la organización se pronunció para recordarle las brechas que aún existen en sus comunidades.

En ese sentido, demandaron al Estado la ejecución inmediata de una serie de políticas orientadas principalmente a la atención del COVID-19 en sus territorios o caso contrario, anunciaron, iniciarán una movilización permanente.

Demandas

El documento que también es firmado por la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (Conap), presenta una serie de demandas enfocadas en la atención de las comunidades indígenas frente a la pandemia.

En materia de salud, los indígenas de la Selva Central exigen la implementación adicional de cuatro equipos de respuesta rápida para la búsqueda activa de casos sospechosos de COVID-19 en las comunidades.

Asimismo, piden que se reconozca a los agentes comunitarios como actores claves para la atención en el primer nivel y la recategorización de algunos establecimientos de salud.

En cuanto a educación, exigen que se implementen metodologías alternativas para la atención de alumnos en las comunidades, para lo cual se requiere de la instalación de internet satelital.

De la misma manera, solicitan la implementación de un sistema de activación económica diferenciado toda vez que el plan de reactivación impulsado por el gobierno “no beneficia a los pueblos indígenas”.

Pueblos indígenas de la Selva Central / Foto: Andina

Burlados y abandonados

El pronunciamiento emitido este domingo se condice con la preocupación expuesta días antes por Teddy Sinacay, presidente de la Central de Comunidades Nativas de la Selva Central (CECONSEC).

En diálogo con Servindi, el líder indígena lamentó que el Gobierno Regional de Junín haya dispuesto la instalación del Comando COVID-19 indígena recién para el lunes 10 de agosto.

Esto pese a que, hace más de un mes, se le otorgó 14 millones soles a este departamento para la prevención de la propagación del coronavirus en las comunidades amazónicas.

“Los indígenas de la Selva Central hemos sido sometidos a la exclusión social, económica y cultural del Estado por muchos años, sin embargo, por la pandemia esta situación se está agudizando”, alertó entonces Sinacay.

Teddy Sinacay, líder indígena y presidente de la Central de Comunidades Nativas de la Selva Central

Los días han pasado, pero las urgencias aún están pendientes de resolverse, por lo que los pueblos indígenas anunciaron que, si el Estado no los escucha, iniciarán una movilización permanente.

Los pueblos indígenas de la Selva Central demandan al Estado peruano "la ejecución inmediata de políticas públicas orientadas a concretar nuestros derechos fundamentales como pueblos originarios, caso contrario iniciaremos la movilización de resistencia indígena”, señalan.

ARPI S.C., afiliada a Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), y CONAP son los máximos representantes de organizaciones indígenas locales, comunidades nativas y pueblos indígenas de la Selva Central.

Entre los pueblos indígenas que representan se encuentran los Ashaninka, Nomatsigenga, Yanesha, Matsigenga, Asheninka, Kakinte, Cacataibo y Shipibo Conibo.

A continuación puedes leer el pronunciamiento completo de ARPI S.C. y Conap:

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario