Servicios en comunicación Intercultural

Aniamazonía: Cine animado con alma amazónica

Foto: Luis Tangoa y David Ramírez, animadores de Chanpobo Choronai - Aniamazonía II

La iniciativa promueve la creación y asesoría de proyectos de dibujos animados mediante la técnica de stop motion donde comunidades de la Amazonía peruana cuentan historias desde su cosmovisión con personajes elaborados con materiales del bosque.

Por Camila Alomía

Servindi, 9 de febrero, 2022.- El 19 de febrero se presentarán los resultados del segundo taller de Aniamazonía, iniciativa creada por el Taller Ambulante de Formación Audiovisual (TAFA) que impulsa el desarrollo de cortometrajes, largometrajes y series interculturales.

Realizado en Pucallpa y con una duración de dos semanas, el taller estuvo dirigido a impulsar proyectos de animación de artistas de comunidades indígenas amazónicas, profesores de Educación Intercultural Bilingüe (EIB) y animadores no indígenas.

Esta incubadora de proyectos, así como su anterior edición, recibió apoyo de la Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios (DAFO) del Minsterio de Cultura (Mincul) y también el respaldo de organizaciones indígenas.

Conversamos con Alexander Muñoz, director de TAFA, y Nestor Paiva, productor general de Aniamazonía II, quienes nos cuentan más detalles sobre Aniamazonía.

Animación y Amazonía

Aniamazonía es una iniciativa creada por TAFA, colectivo audiovisual con más de 15 años de experiencia trabajando con comunidades indígenas que busca trasladar historias desde la cosmovisión amazónica a videos de dibujos animados realizados por las mismas comunidades.

“El Perú es reconocido como país andino, pero gran parte de su territorio es amazónico, entonces hay una gran deuda y un trabajo pendiente de interculturalidad con las comunidades amazónicas”, señala Alexander Muñoz, director de TAFA.

“Lo que queríamos es hacer algo un poco más real con la propia tecnología que existía en cada lugar. Allí saltamos al stop motion”, relata.

Personajes - Foto: Valentín Falconí / Aniamazonía II

Muñoz explica que, a diferencia de otras técnicas audiovisuales, esta no requiere el uso de tanta tecnología y, además, incluye la creación de personajes donde los y las participantes pueden utilizar elementos del bosque que ya conocen.

“Tenemos que seguir trabajando esta técnica desde la Amazonía porque las personas amazónicas son animistas por naturaleza y análogas, al igual que el stop motion, estamos trabajando con sus propios recursos y escuchando las voces del bosque”, detalla.

La animación en fotogramas, más conocida como stop motion, consiste en fotografías de escenas elaboradas con personajes y elementos que se van moviendo manualmente para luego armar secuencias.

“Te hace pensar mucho en qué historia quieres contar, antes de filmar, porque en la Animación hay que tener el control de la dramaturgia y el arte audiovisual cuadro a cuadro, es como aprender a tejer desde la semilla del algodón”, explica el director de TAFA.

“Los artistas amazónicos están felices con la técnica. Para ellos el bosque es una gran farmacia y una gran ferretería que les brinda todo y ahorita les está brindando los materiales para hacer personajes animados”, comenta Muñoz.

“Este lenguaje nuevo es muy potente para contar historias, lo entienden niños, adultos, toda la población en general, pensamos que va a servir mucho a todo el Perú”, agrega el productor shipibo Nestor Paiva.

cu

Foto: Luis Tangoa - Valentín Falconí / Aniamazonía II

Paiva inició como comunicador en radios locales, pero luego de participar en anteriores talleres de TAFA, se unió al taller Aniamazonía I como asistente de producción y en la actualidad es el productor intercultural bilingüe en Aniamazonía II.

“Desde la primera edición de Aniamazonía hemos tenido la mejor calidad de la producción, un aprendizaje del que todos estamos contentos”, expresa.

Sobre la metodología

Aniamazonía inicia a partir de una convocatoria para artistas audiovisuales del Perú y el mundo. Se entregan becas para participantes de comunidades indígenas y profesores o estudiantes EIB, así como medias becas para realizadores audiovisuales.

“La metodología incluye un primer momento donde todos pasan por las principales áreas de la animación”, señala Muñoz. Se comparten los contenidos desde la producción, dirección, guion, dirección de animación, dirección de arte y dirección de fotografía en stop motion.

“En la segunda parte, se brindan las asesorías personalizadas, por proyecto y por guion en el caso de los beneficiarios que vienen de la educación intercultural bilingüe. Luego viene el tercer momento que es el de producir: la parte de cómo se produce una animación”, detalla.

Foto: Alexander Muñoz - Valentín Falconí / Aniamazonía II

A diferencia de la primera edición de Aniamazonía, realizada en Iquitos en agosto de 2018, en cooperación con el Programa de Formación de Maestros Bilingües de la Amazonía Peruana (Formabiap); en Aniamazonía II, desarrollada en Pucallpa del 17 al 19 de enero de 2022, participaron también proyectos de animación iniciados por anteriores participantes.

Por ello es que este nuevo formato fue denominado 'incubadora'. “Ha sido una incubadora de proyectos donde llegaron profesores internacionales a asesorar a quienes ya tenían proyectos en etapa de pre producción o en desarrollo”, explica Muñoz.

“Son historias muy interesantes, educativas, culturales y hechas con mucha pasión por quienes hemos participado”, comenta Nestor Paiva.

Los proyectos de animación sobre la Amazonía presentados en esta segunda edición fueron: Contacto, de Cinthia Aspiros Buiza (productora ejecutiva y dirección de arte); Colorina, de Luighi Tang (director y guionista); Grietas, de María Arribasplata (directora, guionista y directora de arte), y el proyecto M y M (Motor y Melodía) de Juan Limo Giribaldi (director y guionista).

Por otro lado, también se dieron espacios para compartir sobre la cultura y cosmovisión amazónica. “Hemos tenido invitados por noche como antropólogos, sociólogos, sabios y sabias de la Amazonía”, comenta Muñoz.

“En nuestra formación no solo es teórico todo, también nos preparamos espiritualmente, ya si estamos en territorio sagrado y lo que queremos es que también se siga cuidando la cosmovisión”, señala Paiva.

Apoyo intercultural

Además del apoyo del Mincul por medio de la aprobación del proyecto por el DAFO, el Instituto Pedagógico Bilingüe de Yarinacocha apoyó con el hospedaje, espacios para las clases y el espacio para la adaptación de un estudio de animación, ya que la incubadora consistió en un internado intensivo de dos semanas.

También colaboraron Fosfenos Media de Colombia, con la participación de Marcela Rincón; y Wuf Producciones, con la asistencia de Valentín Falconí. Ambos especialistas en animación de gran trayectoria fueron profesores durante el taller.

Como expositores estuvieron Luisa Elvira Belaunde con el tema: El Arte del Kené y sus creadoras, e Inma Carpe con la exposición de Cómo las historias afectan a nuestras emociones y nuestras relaciones sociales.

Inicialmente participaron 16 concursantes oficiales; sin embargo, al pasar los días se integraron algunas personas que empezaron como oyentes pero que se terminaron involucrando con los proyectos.

“En total hemos sido más de treinta personas, profesores somos cinco. Nosotros teníamos capacidad para 15 o hasta 18 y esto sobrepasó”, señaló Muñoz respecto a Aniamazonía II.

En vista de ello, organizaciones indígenas como el Centro Unishobo apoyaron con la alimentación. Muñoz señala que se trata de antiguos alumnos de talleres de TAFA que ahora son líderes indígenas que encabezan sus propias organizaciones y manejan medios de comunicación.

Participaron también Amazonía digital, una productora liderada por jóvenes shipibos; Costumbre Amazónica, programa orientado a abrir espacios a jóvenes shipibos y Unishur, liderado por shipibos también.

“El Comando Matico también ha apoyado en este camino lindo porque nuestro lenguaje también es visibilizar los problemas para mejorar o buscar solución”, expresó Nestor Paiva, quien además también es uno de los fundadores del Comando Matico.

“Da mucho orgullo saber que no solo vienen a participar del taller, sino que te brindan su apoyo. Por fin podemos hablar de un diálogo equitativo, de igual a igual, ese tipo de colaboración no tiene precio porque viene de gente humilde y muy sabia”, expresa Alexander Muñoz.

“Creo que con la autogestión y la articulación entre instituciones indígenas se pueden producir grandes cosas. Hay poco compromiso por parte de las instituciones, es un lenguaje nuevo que estamos preparando recién, pero estamos preparados para enfrentar y seguir”, comenta Paiva.

Siguientes pasos

Tras terminar la incubadora se realizó una presentación privada donde se expusieron los proyectos de animación, los cuales serán presentados el 19 de febrero en la sede del Ministerio de Cultura de Ucayali en Pucallpa.

“Siempre hemos tenido en claro que el primer espacio donde se tiene que hacer el estreno es en el territorio donde ha sido creado”, dijo el director de la iniciativa, quien señaló que del taller resultaron dos cortometrajes.

“Ha habido historias de mitos, de familias de las comunidades, de todo tipo y uno de los cortos que presentaremos es ‘El ritmo de los grillos’, un teaser que trata sobre la armonía del bosque con los animales”, adelanta Néstor Paiva.

Los cortometrajes, guiones y avances de proyectos también serán presentados en la sede del Ministerio de Cultura en Lima y otros espacios del país, pero aún está en coordinaciones.

Asimismo, aún no se ha confirmado si va a haber una siguiente edición de Aniamazonía, pero es lo que se espera. “La idea es que exista en la Amazonía una comunidad de animadores amazónicos produciendo cortos, series, películas educativas y para eso hacemos este tipo de encuentros de intercambio de conocimientos”, expresa Paiva.

Más sobre TAFA

El Taller Ambulante de Formación Audiovisual (TAFA) es un colectivo formado por cineastas latinoamericanos en 2006, con el objetivo de abordar proyectos con temas interculturales de educación y de derechos humanos.

Durante sus más de quince años, TAFA ha trabajado en Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y ha compartido talleres de lecto escritura audiovisual en El Salvador, París y Suiza. Además, mantiene una estrecha relación de trabajo con Animated Learning Lab de Dinamarca.

Inicialmente, trabajaba más en proyectos con comunidades del altiplano y los andes, pero se fue abriendo y transitando con comunidades afro, un compromiso de trabajo con engoque de género y con la comunidad LGTBI. Paralelamente, desde hace diez años se centra en el trabajo con comunidades amazónicas.

“Lo que ha promovido el taller ambulante es un diálogo equitativo en igualdad de condiciones. Procuramos compartir proyectos donde, si hay el deseo y la voluntad de cada comunidad, trabajamos en arte y medios audiovisuales, de carácter bilingües. Es importante que sean nuestras hermanas y hermanos indígenas quienes nos cuenten esta parte de la historia”, explica el director.

Al ser un programa de formación itinerante, cada proyecto tiene sus líderes. Actualmente el director es Alexander Muñoz, peruano con formación en la Escuela de Cine EICTV de Cuba, con más de quince años de experiencia trabajando con comunidades indígenas y comunidades vulneradas en sus derechos humanos.

Uno de los proyectos más resaltantes que ha realizado en Perú es la creación de una serie radial de 24 capítulos de 15 minutos cada uno en idiomas awajún y español en 2011, en la provincia de Bagua, Amazonas.

La serie de podcasts abarcó temas referidos a la Amazonía: identidad, territorio, género, violencia, salud, plantas sagradas e interculturalidad. Para su realización congregó a jóvenes de 40 comunidades distintas y luego se difundió en radios de Amazonas y a nivel nacional.

Recibió el auspicio de la Fundación Prince Claus para la Cultura y el Desarrollo, contó con el apoyo de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Amazonas, Alta Tecnología Andina ATA y Escuelab.

Otra de las producciones con gran acogida, y la más doblada a lenguas originarias de la región, ha sido la micro serie informativa de animación “Yo me quedo en mi comunidad”, de 4 capitulos, de 1 minuto cada uno. Se realizo artesanalmente en plena crisis sanitaria y autogestivamente, para informar a las comunidades nativas de las formas de prevenir el COVID 19.

 

Te puede interesar:

Estrenan "El Libro de Lila" film animado premiado a nivel internacional

Servindi, 12 de febrero, 2019.- La película El Libro de Lila, premiada como el Mejor Largometraje Animado en el Festival de Cine Internacional, en Estados Unidos, se estrenará en Lima el miércoles 13 de febrero. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario