Servicios en comunicación Intercultural

Despiden a Armida Picón de Rouillón, colaboradora del Socialismo peruano

Familiares y amigos de Armida Picón Matos se despidan de ella en el velatorio de la Parroquia de la Virgen de Fátima, ubicada a la espalda de la cuadra 3 de la Av. Armendáriz (a  tres cuadras a la izquierda del Centro Comercial Larco Mar) en Miraflores. El entierro será el martes 9 de abril, a las 9:00 de la mañana, en el cementerio MAPFRE de Huachipa. 

Servindi, 8 de abril, 2019.- El domingo 7 de abril falleció Armida Picón Matos, compañera y esposa del destacado investigador Guillermo Rouillon Duharte, quién consagró su vida al estudio minucioso de la obra de José Carlos Mariátegui La Chira.

Gracias a su paciente y metódico trabajo fue posible la edición de la biografía más completa del Amauta peruano. Los dos tomos de “La Creación Heroica de Mariátegui” son su mayor obra, aunque no la única.

Antes trabajó la monumental “Bio-Bibliografía de Mariátegui”, publicada por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Armida Picón destacó por su perseverante colaboración al lado de Guillermo Rouillon, y fallecido éste, ella asumió la labor de ordenar los materiales de trabajo dejados por Rouillon, y publicar algunos de los libros que quedaron inéditos.

Aparte de esa labor, ella misma destacó por su labor artística, como compositora de varias canciones, y como pintora.

Como lo destaca el investigador Miguel Aragón Ojeda, el hogar de Armida Picón "se convirtió en un grato centro de tertulias, y a la vez un centro de investigaciones (...) Su colaboración con el estudio de la historia del movimiento socialista peruano es invalorable".

El investigador Antonio Rengifo Balarezo escribió: "Todos los que admiramos la vida ejemplar de José Carlos Mariátegui y a su biógrafo, Guillermo Rouillon Duharte (1917-1978), también tenemos que admirar a Armida Picón".

Rengifo destaca que –tras el fallecimiento de su esposo– Armida hizo posible la publicación de "La creación heroica de José Carlos Mariátegui. II tomo: La edad revolucionaria (1920-1930)".

"Armida contrarrestó con coraje los intentos de sabotear la publicación y expropiarla de la posesión de los manuscritos originales, valioso legado de su esposo".

"La odisea que pasó Armida para publicar el legado inédito del biógrafo de Mariátegui fue la manera como honró la memoria de su esposo" puntualiza Rengifo.

Armida y Guillermo

Antonio Rengifo apunta que Armida conserva la “chispa” limeña de antigua data, pues nació y se crió en el centro urbano de Lima. Es pintora, autora e intérprete de música de valses y marineras, escritora de letra de canciones y obras de teatro; además, aficionada al baile.

"Su sensibilidad de artista se nota a flor de piel.  En cambio, Guillermo era un hombre serio y disciplinado para el trabajo intelectual y consciente de que se consagraba a la realización de una obra que sería imprescindible en la lucha de clases".

"En suma, Armida y Guillermo, formaron una pareja que se complementaba armoniosamente" (ver en: http://tacnacomunitaria.blogspot.com/2014/01/armida-picon-matos-vda-de-rouillon-su.html).

 

Entrevista a Armida Picón de Rouillon. A propósito del 92º Aniversario del nacimiento de Guillermo Rouillon Duharte

Por Guillermo Yucra

Esta entrevista va como homenaje al Amauta Guillermo Rouillon Duharte, a su destacada labor en la contribución de la historia del Socialismo en el Perú. El pasado 29 de noviembre se cumplió el 92º aniversario de su nacimiento. Sea este motivo útil para destacar la importancia de sus aportes para nuestro tiempo, sobre todo en lo relacionado a su método de trabajo que lo vemos cristalizado en sus investigaciones sobre autores y temas varios. 

Paciente, disciplinada, metódica y sistemática labor que no pudo haber sido realizada sino en muchos años. Como nos lo testimonia la Sra. Armida Picón, demandaron en él un enorme sacrificio en la tarea vigentísima de continuar el camino trazado por José Carlos Mariátegui, la lucha de creación heroica por el Socialismo. 

Una vez más comprobamos fehacientemente que la historia no comienza con nosotros. A menos que pensemos que ya todo está escrito y que no hay nada por hacer en el campo de la investigación. La confusión no está en el objeto sino en el sujeto (JCM, marzo de 1927). La verdad no puede partir de nuestros deseos, por muy buenos deseos que estos parezcan ser. Ex nihilo nihil fit, nada adviene de la nada, como reza la expresión latina. 

El socialismo no puede ser la excepción, sobre todo cuando tiene una figura tan altamente representativa e influyente como lo es Mariátegui y no sólo para el Perú, sino también para América y el Mundo. En razón de ello nos preguntamos: ¿cómo es que pudo haberse ido entonces Mariátegui?, ¿Mariátegui se fue realmente desde que murió físicamente?... ¿Y ahora por arte de magia regresa porque así lo creen algunos que desorientadamente lo plantean?... Estas aseveraciones no pueden ser más antojadizas y descabelladas. En realidad de lo que se trata es de hacer tábula rasa de gran parte de nuestra historia socialista. Desde este punto de vista se hace una aproximación bastante superficial que en poca medida contribuye al rescate de la diversidad de aportes en el camino socialista, y que no ayuda para bregar en la tarea de dar solución a los palpitantes problemas peruanos de hoy. 

Todo ello es muy contraproducente ya que dichos planteamientos pueden encaminarse a asumir posiciones dogmáticas, peculiares a una cultura autoritaria, que están frescas aún en la memoria de nuestra historia más reciente.

A contrapelo, de estas egocéntricas, caudillistas y grandilocuentes pretensiones, debemos estar firmemente convencidos de que Mariátegui, siempre estuvo, desde un principio con nosotros. Mariátegui nunca se fue, siempre estuvo presente en la labor abnegada de aquellos que no dudaron en redoblar esfuerzos tanto individuales como colectivos para dar vida a un Socialismo sin calco ni copia, que parta de la experiencia histórica de lucha de nuestro pueblo, como lo testimonia para este caso la ejemplar trayectoria de vida intelectual y política de Guillermo Rouillon. 

  • Miércoles, 09 Diciembre de 2009

Nos encontramos en la casa de la Sra. Armida Picón de Rouillon. En esta ocasión nos ha sido concedida una entrevista, como homenaje a Guillermo Rouillon Duharte. 

Cada vez que la visitamos nos causa una grata sorpresa descubrir en ella una nueva faceta en el cultivo de lo artístico. No se trata ya solamente de la dedicación por la pintura, entre sus cuadros nos llama la atención una reproducción de Salvador Dalí. Ni tampoco únicamente del delicado esmero en la creación de cuentos para niños, ese tan difícil arte de poder llegar al corazón de público tan exigente. Nos confiesa ahora que se encuentra preparando un sainete… ¿sainete?... Nos preguntamos un tanto desconcertados… Ríe un poco y nos responde… 

Sainete para jubilados… 

Se explaya un poco más y nos dice… 

El sainete es una comedia musical como la zarzuela, en la que cada uno de los protagonistas cantan, bailan y en la que hallamos también conversación, diálogo. Lo simpático de todo esto es que la comedia es completamente ágil y amena, de comienzo a fin. La variedad musical es algo también característico a este género, lo cual es adecuado para aprovechar nuestra música como la criolla, el vals, etc. No hay que descuidar lo nuestro, es importante tomarlo siempre en cuenta.

Que bueno en verdad, le agradecemos por habernos revelado esta nueva faceta a la que con tanta pasión se entrega. Para nosotros es todo un honor poder compartir estos momentos, que queremos dedicarlos a la labor intelectual y política de Guillermo Rouillon Duharte.

Al respecto, lo primero que deseamos plantear es lo siguiente: sabemos que Guillermo Rouillon tuvo como núcleo principal de su preocupación intelectual, la clasificación y sistematización de la copiosa producción de José Carlos Mariátegui y, no sólo eso, sino también en todo lo vastamente relacionado a la obra del Amauta. Como resultado de toda esta ardua labor se logró cristalizar la mejor biografía escrita que existe hasta ahora sobre tan destacado representante del socialismo peruano, en dos tomos: La creación heroica de José Carlos Mariátegui, la edad de piedra y la edad revolucionaria. ¿Qué nos puede comentar de toda esta invalorable labor desplegada por Guillermo Rouillon?

En realidad la base de la biografía es la Bio-Bibliografía. Ese trabajo de investigación minucioso, en la que él rastrea todo lo relacionado con Mariátegui, su vida familiar y las peripecias que pasó desde su etapa de niño, adolescente y ante toda su etapa juvenil y adulta, cuando él madura su forma de pensar hasta transformarse en el ideólogo conocido por todos nosotros, que asume la defensa del proletariado. La Revolución Rusa produce una poderosa influencia en Mariátegui y en todos los hombres de esa época. 

A su vez, también ello repercute en mi esposo porque cuando él era muy joven, cuando aún contaba los 13 años de edad, llegó a presenciar el entierro de Mariátegui. Le llamó mucho la atención la multitudinaria concurrencia, que era gente de clase media y obrera. El llegó a ir hasta el cementerio para ver esta situación y ser testigo de ese fervor que tenían por Mariátegui. Y se llega a impresionar cuando oye en cada discurso lo que verdaderamente Mariátegui había sido desde su niñez. Entonces, él se queda tan admirado que desde ahí le nace la idea de investigar el porqué Mariátegui llega a ser lo que fue: un gran líder, un gran socialista y un comunista convicto y confeso también.

- ¿Como nace en él esta idea? Ud. me señala un hecho importantísimo como el haber sido testigo presencial del entierro de José Carlos Mariátegui, pero que fue lo que le llevó en sí al ejercicio creador de plasmar la biografía del Amauta.

En realidad, para esa época él tenía muchas cosas que le habían llamado la atención como la Revolución Rusa, y sus destacadas personalidades como Lenin, Trotski, etc. Como cualquier joven inteligente comenzaba ya ha despertar su curiosidad acerca del porque se originaban las protestas y los reclamos de la clase obrera. De todos estos sucesos el que más le impactó fue el entierro de Mariátegui, reconoce en él a un líder por el que siente gran admiración. De ahí, que se decida a investigar sobre su vida. Aparte que se inclinaba políticamente por las grandes inquietudes cívicas y sociales de su tiempo. A los 22 años (1939) fue elegido Secretario General de la Juventud Democrática del Callao. En aquella ocasión, presenta un programa de acción en apoyo al Gob. democrático, al fortalecimiento de la conciencia democrática, y en apoyo en la organización de los Sindicatos: incorporación del elemento femenino a las actividades sociales y económicas; organización de cursillos populares sobre geografía, economía, historia, matemáticas, sexología, economía política; fomento del deporte como función social; etc. También se solidarizó con las reivindicaciones por las escuelas nuevas y la terminación en la construcción de las Escuelas de la Guardia Chalaca, Escuela de Artes y Oficios, por la gratuidad en la educación, los refectorios1 dentro de las escuelas fiscales, las bibliotecas, los jardines de infancia, el cumplimiento de todas las leyes sociales en beneficio del obrero y del empleado, etc. En el año de 1940, fue elegido Secretario del Centro Cultura Callao, en la que desempeña una amplia y fecunda labor.

- Hay un hecho que es decisivo para que Guillermo Rouillon, haga un cruce de raya y se decida concretamente a realizar la biografía de José Carlos Mariátegui. Esa es la promesa incumplida de Luis Alberto Sánchez.

Efectivamente, él consideró que había mucho que hacer para dar a conocer la obra de JC Mariátegui. Para Guillermo Rouillon, uno de ellos era el Dr. Luis Alberto Sánchez, quién había prometido cuando Mariátegui se encontraba muy grave, dar cuenta de su valor como destacada personalidad. Luis Alberto Sánchez guardaba un gran aprecio por Mariátegui. Fue uno de los que se empeñó en lograr la colecta de ayuda económica, para que se realizara la operación a la pierna que era costosísima.

De ahí, pasó el tiempo y Luis Alberto Sánchez se olvidó de su promesa

De ahí, pasó el tiempo y Luis Alberto Sánchez se olvidó de su promesa. Guillermo Rouillon, al haber estudiado e investigado a Mariátegui en muchos años, es que se decide enrostrarle su promesa incumplida (2). De ahí en adelante, continúa con más ahínco su trabajo de investigación, hasta llegar a realizar la biografía más completa y más verdadera, en el sentido de que él no se basa en suposiciones sino que todo lo respalda con testimonios de personas o documentos testificales. Eso es también lo interesante de la biografía, su veracidad.

- Al respecto, nos puede comentar alguna anécdota sobre esta ardua labor intelectual desplegada por Guillermo Rouillon.

Claro… él se decide también a estudiar letras. A la par seguía los estudios sobre Mariátegui.

- ¿Él era historiador?

No era historiador, pero tenía todas las condiciones para ser un buen historiador, porque el averiguaba, investigaba, antes de escribir algo. 

- ¿En qué carrera se había formado para ser profesional? 

El se había formado para literato. El estudiaba letras y la literatura era una de sus pasiones. También estudió periodismo. De ahí, su interés por la investigación, la búsqueda de las noticias y los testimonios. Tenía dos años de estudio en la literatura cuando ingresa a la Escuela de periodismo de la Universidad Católica (luego viene a ser la Facultad de periodismo), en la que llega a consolidar el interés inicial que mantenía por la investigación. Llegó a ser parte de uno de los grupos de las primeras hornadas de periodistas, que la dirigía la Dra. Matilde Pérez Palacios.

Ahí también desplegó una gran actividad porque fue destacado para asistir a un evento organizado por el CIESPAL (3), que es un centro de información a nivel mundial. En ese entonces, la Pontificia Universidad Católica del Perú designó que mi esposo presidiera la representación de este grupo de periodistas, para participar en el VIII Curso Internacional de Perfeccionamiento en Ciencias de la Información Colectiva, en la sede permanente del CIESPAL, en la ciudad de Quito-Ecuador, la cual tuvo una duración de dos meses y 6 días, culminando a los 12 días del mes de octubre de 1967. 

- ¿Se trataba de una de las primeras escuelas de periodismo? 

Claro, ahí nace la Escuela de periodismo en la Pontificia Universidad Católica del Perú que la dirigía la Dra. Matilde Pérez Palacios. El como periodista ya había hecho ejercicio de la profesión. Escribía en diarios como El Comercio, en la que colaboró muy asiduamente. También colaboró en el programa de entrevistas de panamericana Tealdo Pregunta (4) y en otros dos o tres programas más en la que lo invitaban para hablar de Mariátegui, porque sabían que se encontraba escribiendo e investigando este tema.

Para ese entonces, ya contaba con la base de la Bio-Bibliografía que la publica San Marcos, la cual le sirve de mucho para elaborar el primer tomo de La creación heroica de JCM, que se subtitula La edad de piedra, una investigación profundísima que hace notables descubrimientos, como la de dar razón por quiénes fueron sus abuelos, y la de ubicar la descendencia por línea materna del valeroso Cacique La Chira, que había asumido la defensa de su territorio indígena a la llegada de los españoles. Los avances y resultados de toda esta investigación le son útiles para su labor periodística. Con ese motivo es que lo invitan a los programas de televisión, para dar a conocer todos esos trabajos, hasta ese momento inéditos sobre el Amauta. 

- Ud. nos comentaba en alguna ocasión que él se desvelaba mucho. 

Sí, él era muy disciplinado. Sólo así se consigue lo que uno se propone. La disciplina era una de sus características, disponía de un horario de trabajo para todo porque él daba las clases en la Universidad.

- Por ejemplo, para hacer esta labor que es su obra cumbre, la biografía de José Carlos Mariátegui, de qué horario de trabajo disponía.

Él disponía las noches porque había más tranquilidad. Mis hijos estaban muy chicos, de día hacían bulla, todavía estudiaban en el colegio y siempre había problemas familiares que no faltaban. Sólo de noche se ponía a trabajar incansable, era yo quién tenía que decirle ”ya descansa”. Para ese entonces vivíamos en el agrupamiento barboncito. Ahí comenzó a investigar sobre Mariátegui. Tenía un horario y no se movía, así pasara lo que pasara. Él no estaba para nada y para nadie en la noche. Venía de trabajar y luego se aprestaba a preparar su clase para el día siguiente. Trabajaba también en San Marcos, tenía mucha actividad, demasiada actividad y eso fue también lo perjudicial para su salud, porque cuando él sintió algún malestar a los riñones no se chequeó oportunamente. Me decía no tengo tiempo, tengo que hacer otras cosas. Le insistía en que vaya al médico. Y en eso se fue pasando el tiempo. Cuando ya se sintió un poco mal, fue al médico y lamentablemente ya tenia un pequeño tumor. Y ya se le complicó la vida. A pesar de ello, siguió trabajando al mismo ritmo. El médico le había recomendado que tuviera más cuidado, pero él era de un carácter inflexible. Cuando se había propuesto hacer determinadas tareas en el día, las tenía que hacer y las cumplía, pese a que se sintiera mal. En eso si es encomiable su actitud. Se había propuesto hacer la biografía y la única manera de hacerla era sacrificándose y realmente se sacrificó bastante… 

Poco conocida es su faceta de estudioso de la producción poética como en el caso de Eguren o en la del poco conocido Capitán Nicanor della Rocca de Vergalo, al que se le reconoce como un innovador de la poesía francesa. Guillermo Rouillon indaga entre otras cuestiones, sobre el origen italiano de este poeta peruano…

Da cuenta también en este poeta, de una nueva forma en el uso de la métrica que rompe con los cánones convencionales de la versificación…

Sin duda, se rescatan en este poeta los aportes a la poesía simbolista que hacen de él un precursor de esta escuela, que marca para esta época una auténtica revolución en lo que respecta a este género. Pero, digamos que también hace un develamiento del itinerario político de este personaje, figura crucial para la poesía francesa y peruana. Lo vemos primero como Teniente de Artillería durante el Combate del Dos de Mayo. Luego de varios levantamientos políticos de los que participara activamente, fue deportado a Francia, donde pasó penurias y fue prácticamente olvidado por las autoridades y las instituciones en el Perú. En solidaridad con esta situación de desamparo en la que se encontraba, muchos escritores franceses –entre ellos Víctor Hugo, Stéphan Mallarmé y A. Dumas- firmaron un memorial dirigido a las Cámaras de Diputados y Senadores del Perú a través de la cual solicitaban una pensión de gracia. Guillermo Rouillon contribuye de esta forma a sacar del anonimato la trayectoria política y poética de Nicanor de la Rocca de Vergalo (5). La pregunta en concreto es la siguiente: ¿qué otras facetas así como esta, de repente desconocidas para nosotros, podemos encontrar en las investigaciones de Guillermo Rouillon?

Bueno, él estaba en constante búsqueda. Ese era su afán. Libro que caía a sus manos, buscaba indudablemente una relación con la biografía de Mariátegui, en la que ya estaba incursionando. Pertenecía también a la ANEA (6), en la que trabajó muchos años. Ahí tuvo la oportunidad de conocer mucha gente que venía del extranjero y que conocían a Mariátegui… Cuando Mariátegui regresó de Europa cita en sus escritos una serie de personajes, a los que Guillermo no dudaba en contactar cuando llegaban de visita a Lima, y así, no descuidaba oportunidad para indagar, preguntar y atar cabos, con la finalidad de enriquecer su producción de la Bio-Bibliografía y luego lo de la biografía. Él estaba a la caza de cualquier dato y de cualquier situación. Eso lo he visto en Guillermo, anotaba constantemente para poder después comparar una cosa con otra o sacarlo por deducción. Para él era como una pesquisa, si esto fulano lo dijo en tal época o en tal año, por ejemplo en el momento en que Mariátegui estuvo en Europa, luego buscaba al personaje que dijo tal o cual cosa en dicha ocasión sobre la política comunista… Este era un ejercicio que practicaba constantemente, y de ahí él extraía muchas cosas. Era muy detallista, muy puntilloso, buscaba lo mejor para poder sacar la información más exacta posible. Era un buen periodista, indudablemente, aparte de investigador… Son cualidades realmente innatas de su persona, y, sobre todo su disciplina que lo llevó a realizar sus propósitos.

- Y en su faceta de periodista me comentaba que colaboraba para el diario El Comercio ¿Qué tipo de temas eran motivo de estas publicaciones?

Todos sus temas eran culturales, patrióticos y de cultura socialista. Por lo general, se ha referido a los héroes del proletariado peruano, a los reclamos de la clase obrera, de una serie de personajes que se sacrificaron, que cayeron en las luchas por sus reivindicaciones, como la de Carlos Barba, Delfín Lévano, Héctor Merel, Julio Portocarrero y muchos más…

- Hacía remembranzas de personajes históricos del proletariado peruano… 

Efectivamente, y los sacaba a la luz. Por ejemplo, su colaboración periodística para el diario El Comercio, data de los años 1975 y 19767. Los temas que abordaba en sus artículos guardaban directa relación con la cuestión política. A través de ellos denunciaba la situación humillante en que se encontraba la clase trabajadora. Y el siempre respaldaba estos reclamos que hacían a través de sus luchas… 

- ¿Hizo también otras publicaciones para otros periódicos y revistas?

Claro que sí. En el diario La Prensa, también escribe artículos como: "Leguía y Mariátegui (marzo de 1955); "La creación heroica de José Carlos Mariátegui. La Edad de Piedra (1894-1919)”. En el Diario El Tiempo de Chiclayo, escribe un elogiado artículo sobre: "Carlos Romero. El Decano de los historiadores peruanos" (octubre de 1956). En el diario La Nación tenemos el siguiente artículo: "El Perú Indio en la poesía de Mario Florián" (enero de 1955). Entre otros artículos más que se publicaron en otros periódicos de la época. 

Su producción periodística de investigación se hace también presente en varias revistas como: Realidad, Caretas, Cultura Peruana, Idea, Estampa, etc. (8)

- ¿Qué nos puede decir en torno a su labor cultural, que en realidad es una labor política? Ud. nos señalaba que era miembro de la ANEA.

Claro, eso también le sirvió a él para vincularse con personas importantes, con la finalidad de hacer difusión de todos estos temas que eran de interés general.

- ¿El estuvo en la fundación de esta institución?

Prácticamente. La ANEA se funda en 1938. En primera instancia, el fue designado como Vocal de dicha institución. Luego ocupó el cargo de Presidente de la Comisión de Extensión Cultural. Posteriormente, fue elegido Secretario General, cuando era Presidente de la Asociación el Dr. Pedro Irigoyen Canseco.

La Asociación por su carácter cultural reunió a destacadas personalidades del medio intelectual de su tiempo, entre los que cabe señalar Embajadores, como el Dr. Xavier Abril; poetas extranjeros como el uruguayo Raúl Castro, la suiza Greta de D'Vernauil; novelistas como Ciro Alegría, Francisco Izquierdo Ríos; filósofos como el Dr. Enrique Barboza; Alberto Dávila, Carlos Aitor Castillo y tantos otros ilustres socios como su fundador y su primer Presidente, el Dr. José Gálvez Barrenechea. 

- Se aglutinó entonces a un importante contingente intelectual…

Claro que sí, fue un vasto movimiento cultural, integrado por gente muy importante que había hecho obra…

- ¿En que año llegó a ser Secretario General de la ANEA?

Eso ha sido entre los años 1952-1956, cuando era Presidente de la Asociación Pedro Irigoyen Canseco. Ocupó el mismo cargo hasta en dos oportunidades. Desempeñó un gran trabajo en esta institución… La ANEA tenía un movimiento cultural tremendo en esa época… 

- Se trataba de todo un movimiento cultural amplísimo. 

Claro, era ante todo un gran movimiento cultural. Venía mucha gente del extranjero. Del teatro también, hubo una actriz muy conocida que ya falleció hace años, Margarita Xirgú, quién era una de las pioneras en cuanto al teatro español. Ella fue invitada por la ANEA. Junto a su compañía de teatro visitó nuestro país.

- Fue incluso un movimiento a nivel nacional.

Claro que sí, participaban constantemente muchos intelectuales en la ANEA. Y todo eso porque Guillermo estaba metido en este trabajo de organización. Lógicamente que él también conocía de estos menesteres, además de interesarle que la ANEA lograra tener un sitial en la cultura peruana. Y lo logró… 

- ¿Sigue existiendo todavía? 

Sí. Ahora está en la mezanine de lo que es el edificio donde tiene su sede la Asociación Nacional de Periodistas, en Jr. Huancavelica. Ahí les han dado un espacio, porque antes se ubicaba en el Jr. Puno…

- Y cómo surgió esta maravillosa idea de crear en el internet una página web sobre Guillermo Rouillon (9) 

Bueno, he tardado un poco. Primero, porque estaba en duda, y luego porque tampoco sabía como hacer lo de la página. Hasta que ya me metí en la computadora… Me parecía que era justo dar a conocer su obra. A pesar que muchos la conocen. Un gran sector digamos hasta estudiantil ha estudiado la obra de Guillermo. Entonces, era necesaria una mayor difusión hacia fuera. Fue con la página web que se abrió esta posibilidad. Hice un resumen de sus trabajos, reuní cartas, acopié testimonios, trabajos periodísticos, etc. Todo eso lo organicé como un archivo y lo di a conocer a través de esta página web. 

- ¿Cuándo se proyectó esta idea?

Hace un año o dos años. La idea la tenía, pero no la había puesto en marcha porque tenía contratiempos para organizarme, para revisar todos sus escritos y darle un orden. La idea ya la tenía pero ponerla en marcha era lo difícil, porque yo no domino como hacer páginas web. Tuve que recurrir a una persona para que me la armara. Lo que esperamos es darle más impulso y ver que otras personas nos puedan ayudar, como el Director de la Biblioteca Nacional, para que el pueda facilitarnos alguna persona especializada en estos aspectos técnicos, o por lo menos nos oriente para mantener actualizada esta página web. 

- Algo que me olvidaba, quería preguntarle sobre los avances en el Archivo Guillermo Rouillon… 

Lo tenemos todo recopilado. De repente, habría que hacer una depuración no sé hasta que punto. Por ejemplo, sólo de recortes de periódico hay una infinidad de artículos que ya no sé si se tendrá que fotografiarlos o escanearlos. Estoy en duda al respecto. No sé como hacer, porque estos materiales están un poco maltratados… 

- Como surgió esta idea de anexar el Archivo Guillermo Rouillon a la Biblioteca Nacional.

No es anexar. Yo pienso que el Director de la Biblioteca Nacional, porque él era conocido de Guillermo, sabía de las investigaciones que él ha efectuado, además de ser mariateguista porque tiene varios artículos sobre Mariátegui y en ellos siempre ha reconocido a Guillermo como el mejor biógrafo. Entonces, la idea es que siendo él Director de la Biblioteca Nacional y teniendo esta institución tanta comunicación a nivel mundial, sería conveniente que se encargara de dar a conocer el Archivo Guillermo Rouillon. Porque yo sola con todo ese inmenso trabajo, lo veo difícil. En cambio, ojalá que él lo tome con interés. Yo creo que sí porque él es también mariateguista…

- ¿Se lo ha planteado a él?

No, le vamos a plantear, pero antes necesitamos tener orden y en eso mi amigo Miguel Aragón tiene suma capacidad. Conoce el asunto a fondo y tiene además buena voluntad y un doble interés porque le interesa Mariátegui y seguir la línea de Mariátegui, y conoce a Guillermo a través de sus escritos. Es pues de gran confianza que Miguel me apoye en esta labor. Por eso, estoy contenta y mis hijos también…Yo no soy muy instruida en todo esto, lo poco que sé lo he aprendido viendo a Guillermo... 

Bueno, ha sido un gusto Sra. Armida. Le agradecemos el habernos permitido dialogar nuevamente con Ud. 

Bueno, yo encantada y muy agradecida. Es importante que la juventud se decida a interesarse por personajes como Mariátegui, y también por Guillermo Rouillon. No es que yo quiera alabarlo, pero realmente era todo un ejemplo a seguir, por su disciplina. El se proponía algo y no desistía en la responsabilidad de darle cumplimiento. La disciplina es importantísima, si no hay eso todo falla. 

Y aparte el deseo de saber cada vez más, de informarse mejor. 

Notas:

(1) Son las habitaciones que se destinan para el uso de los comensales, existentes en algunos colegios y comunidades. Véase: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=refectorio Aproximadamente en los años 40 y 50 del siglo XX peruano, los refectorios formaban parte una política pública de Estado que las regentaba a través del Ministerio de Salud, para su administración y funcionamiento.

(2) Guillermo Rouillon publica el martes 17 de abril de 1945 el siguiente artículo: “Luis Alberto Sánchez, tiene un compromiso que cumplir con Perú y América”, en el diario El Callao. La crítica planteada por Guillermo Rouillon cuando frisaba los 27 años, es de contenido muy sutil. Luis Alberto Sánchez ya había regresado al Perú, después de muchos años de encontrarse exiliado en Chile. En esas circunstancias Guillermo Rouillon traza ya desde esta fecha la siguiente meta: “Es de imperiosa necesidad difundir en Latinoamérica y en nuestro país, la vida y la creación de este constructor de la nacionalidad para que las generaciones venideras se nutran de sus sabias y magníficas enseñanzas y estén enteradas porqué, cuando murió, todo un pueblo llenó el vacío que el había dejado” (Las cursivas son mías). 

(3) CIESPAL. Siglas del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina. Fue fundada en 1959. Su sede principal se encuentra en Quito-Ecuador. Más información en: http://www.comunica.org/chasqui/ciespal.htm, http://www.ciespal.net/ciespal/ 

(4) Conocido espacio televisivo que marcó una época en lo que a programas de entrevistas se refiere. Fue conducido por Alfonso Tealdo. Más información en: http://es.wikipedia.org/wiki/Alfonso_Tealdo, http://columnadeleon.wordpress.com/2007/05/

(5) Los datos que aquí hacen alusión a este personaje, son expuestos con singular maestría por Guillermo Rouillon en el artículo que lleva por título original: “Rocca de Vergalo, innovador de la poesía francesa”. En: Revista Cultura Peruana. Vol. XI. Nº 46. Lima, Enero-Febrero, 1951.

(6) Asociación Nacional de Escritores y Artistas (ANEA). En el año de 1938 José Gálvez Barrenechea fundó y presidió dicha institución. Algunas referencias en: http://www.congreso.gob.pe/gaceta/157/gaceta.pdf, http://www.carabayllo.net/temas/nos-escriben/1273-anea-celebra-70-aniver...

(7) La Sra. Armida Picón ha tenido la gentileza de proporcionarnos datos relacionados a la importante labor periodística que sostuviera Guillermo Rouillon para la página editorial de El Comercio. Destacan los siguientes artículos: “Mariátegui y la Editorial Minerva” (Noviembre de 1975); “Cincuentenario del libro inicial de Mariátegui” (Noviembre de 1975); “Palabras preliminares para un nuevo libro de Florián” (Noviembre de 1975); “Perfil humano de Nicolás Guillén” (1975); “La trágica y prematura muerte de Edwin Elmore” (Diciembre de 1975); “Mariátegui en Italiano” (1975); “Proyección de Carmen Saco Arenas en nuestro tiempo” (Diciembre de 1975); “La devastación del pueblo de Parcona” (Enero de 1976); “Historiador del Pueblo. Ricardo Martínez de la Torre” (Febrero de 1976); “Jorge Acuña. Intérprete popular” (Febrero de 1976); “Luchador y mártir. Delfín Lévano” (Marzo de 1976); “Sacrificada luchadora social. Esther del Solar” (Marzo de 1976); “Nueva etapa del teatro universitario” (Abril de 1976); “Propensión literaria de Juan Francisco Valega” (Enero de 1976); “Vigencia artística de Sabogal” (Enero de 1976); “¿Las memorias de un historiador?” (Abril de 1976); “Héctor Merel. Antiguo dirigente obrero de Vitarte” (Marzo de 1976); “Nuevo libro de Ella Dumbar Temple” (Febrero de 1976); “Científicos soviéticos opinan sobre América Latina” (Enero de 1976); “Héroe viviente de los trabajadores. Carlos Barba” (Marzo de 1976). 

(8) Aquí es menester precisar que Guillermo Rouillon se hace periodista antes de incursionar en la carrera periodística de la PUCP. Desde los años 1940-1955 presta sus servicios en los diarios El Callao, La Prensa, Jornada, La Nación. Aparte de escribir artículos sobre cultura en general, ya desde esta época, también escribe sobre J. C. Mariátegui. Así tenemos los siguiente artículos: "Mariátegui y el periodismo nacional" (1ro de Mayo de 1941), publicado en el diario Democracia y Trabajo; “Mariátegui: Precursor de la Unidad Nacional Antifascista” (Enero-Febrero de 1943), publicado en la Revista Humanidad Nº 14; “José Carlos Mariátegui. Hijo querido del pueblo” (Abril de 1944), publicado en Horas del Hombre" Nº 9; “Luis Alberto Sánchez tiene un compromiso que cumplir con el Perú y América” (17 de Abril de 1945), publicado en el Callao; “La Viuda de José Carlos Mariátegui hace declaraciones” (27 de Diciembre de 1945), publicado en Jornada. Paralelamente, continúa su labor periodística como Redactor Responsable de la Revista Italo Peruana Renacimiento, hasta el año de 1948. Estos valiosos datos también nos fueron proporcionados por la Sra. Armida Picón, constan en el Archivo Guillermo Rouillon.

(9) Véase: http://guillermorouillon.com/index.html

----
Fuente de la entrevista: Blog Socialismo Peruano Amauta: https://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/2009/12/entrevista-armida-picon-de-rouillon.html
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario