Pueblos indígenas: Los invisibles de la República

Servindi, 8 de febrero, 2024.- El libro “Pueblos indígenas: Los invisibles de la República” presentado en 2023 es un valioso documento que surge de un ejercicio de autorreflexión sobre el bicentenario de la independencia del Perú y su significado para los pueblos indígenas u originarios.

Fue realizado por comuneras y comuneros de las organizaciones de base de la Confederación Campesina del Perú (CCP), la Confederación Nacional Agraria (CNA), la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (Conap).

Asimismo, la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (Fenmucarinap) y la Organización de Desarrollo de las Comunidades Fronterizas del Cenepa (Odecofroc).

Estas organizaciones se ubican en las localidades de Nauta (Loreto), Callería (Ucayali), Muylaque (Moquegua), Tambobamba (Apurímac), Suykutambo (Cusco), Mórrope (Lambayeque) y El Cenepa (Amazonas).


Hacemos arte con tierra. Comunidad Callería, Ucayali. Foto: Indira Barbarán

Proceso de gestación del libro

El proceso comenzó en diciembre de 2020 con talleres de debate y discusión sobre el bicentenario en cada uno de estos territorios ubicados tanto en la zona amazónica como andina y costeña.

Se capacitó a comuneras y comuneros en el manejo de cámaras fotográficas y de video para que las expresiones visuales de esta reflexión nazcan de los pueblos originarios, y se les acompañó en su proceso de producción.


Exposición fotográfica en la comunidad de Callería.

Para una real mirada y una reflexión profunda sobre el bicentenario del Perú y el anhelo de una ciudadanía horizontal, participaron representantes de los pueblos originarios Kukama Kukamiria, Shipibo Konibo, Awajún, Quechua, Aimara y Moches.


Crianza de lpaca suri. Suyckutambo, Espinar, Cusco. Foto: Delia Jordan

De este proceso, se realizó una selección de fotos para presentar; primero, en una exposición fotográfica itinerante que se presentó en cada una de las regiones mencionadas, así como en Lima, entre julio y diciembre de 2021, y posteriormente, a través de la edición del presente libro.

Ante el inicial desconcierto que generó entre las y los participantes el término «bicentenario», el conjunto de la iniciativa lleva el nombre Bicentenario ¿Qué Bicentenario?, como una propuesta de la contradicción que significa esta palabra para las culturas originarias.

Para ellos, la identidad no se afirma con el aniversario de la república, sino con la supervivencia de su cultura frente a los incontables obstáculos que históricamente han enfrentado para resistir a la colonización.

Vivimos el legado de los pueblos originarios y su cultura sigue viva, se dinamiza, se extiende y es parte de nosotros. Existen conocimientos, tecnologías, estrategias ancestrales que actualmente nos ayudan a enfrentar sequías, heladas, enfermedades, sismos, etc.

Las representaciones desde estas culturas nos aportan en expresiones artísticas e iconografía, pintura, tejido, cerámica, gastronomía, danza, arquitectura.


Los colores de mi pueblo. Foto: Melitón Arotaype Suyckutambo, Espinar, Cusco.

Este aporte es poco reconocido por la sociedad y el Estado peruano, e incluso invisibilizado. Junto con ello se cierne un conjunto de amenazas a la existencia física y cultural de estos pueblos, sin que se haga algo significativo para contrarrestarlas.

La conducción de este largo proceso de reflexión, expresado en el presente libro, contó con el apoyo técnico de CooperAcción, acompañado por el fotógrafo y gestor cultural Walter Silvera Prado.

Lo promotores de la iniciativa también agradecen el apoyo de Pan para el Mundo, la Fundación Swift y Diakonia, por su invalorable e incondicional esfuerzo por la defensa de los pueblos originarios.

¿Cuál independencia?

Hace doscientos años, el Perú rompió con la colonización española. Este hecho significó la liberación de los criollos, quienes tomaron posesión del sistema de dominio de la sociedad peruana sin alterarlo sustancialmente.

Es decir, luego de la independencia, la población indígena u originaria siguió siendo estigmatizada y marginada, continuó el despojo de sus tierras y el rechazo a su cultura. Esta práctica ha perdurado, en gran medida, hasta la actualidad.

Por mucho tiempo, la cultura oficial negó la cultura de los pueblos originarios, su modo de ver el mundo, sus prácticas, creaciones, culinaria, técnicas de producción, conocimientos y sus maneras de resolver problemas en diversos temas (salud, variaciones del clima y otros).

Acceda al libro completo por medio del siguiente enlace:

 https://acortar.link/4WndJj

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.