Al estilo Trump ultraderecha asalta Congreso, Presidencia y Trib. Supremo

Fuente de la imagen: Facebook de Alejandro Chirinos Fuente de la imagen: Facebook de Alejandro Chirinos

Servindi, 8 de enero, 2023.- Miles de radicales seguidores del expresidente brasileño Jair Bolsonaro asaltaron este domingo las sedes del Congreso, de la Presidencia y del Tribunal Supremo, en Brasilia.

Las imágenes viralizadas en las redes sociales y compartidas por simpatizantes bolsonaristas dan cuenta de destrozos en el interior del recinto legislativo con personas encima de las butacas de los congresistas y en el sector del presidente durante las seisones.

Los vándalos saquearon las butacas, se sentaron en ellas y destruyeron diferentes mesas y sillas, además de cuadros y decoración del interior del Congreso.

Las imágenes de redes sociales y de las televisiones les muestran dentro de los inmuebles. Los golpistas han llegado hasta la planta del Palacio de Plananto donde despachan los presidentes de la República. Y algunos de ellos se han enfrentado a la policía legislativa con palos.

Los manifestantes bolsonaristas exigen una intervención militar para echar a Luiz Inácio Lula da Silva del poder, que tomó posesión hace exactamente una semana.
 

 

Los golpistas llegaron al corazón del poder en la capital de Brasil desde el Cuartel General del Ejército, ubicado a nueve kilómetros en línea recta, donde están acampados desde que Bolsonaro perdió las elecciones hace dos meses.

Los bolsonaristas superaron las barreras policiales para poder acceder a las sedes del legislativo, el Poder Judicial y la Presidencia.

Los extremistas, en su mayoría con camisetas amarillas y verdes y banderas de Brasil, se niegan a aceptar la victoria de Lula en las elecciones del pasado octubre.

A las cinco de la tarde del domingo 8 de enero la policía recuperó el control de la sede del Tribunal Supremo, pero los manifestantes seguían en las Cámaras del Congreso y en el Palacio de Planalto, sede de la Presidencia.

El ministro de Justicia, Flávio Dino, ha enviado un tuit en el que dice: “Este absurdo intento de imponer la voluntad por la fuerza no prevalecerá. El Gobierno del Distrito Federal asegura que habrá refuerzos. Y las fuerzas a nuestra disposición están trabajando. Estoy en la sede del Ministerio de Justicia”.

Varios gobernadores también han condenado los actos antidemocráticos protagonizados por los elementos más extremistas del bolsonarismo.
 

Fuente de la imagen: Facebook de Alejandro Chirinos

Rechazo internacional

“El fascismo decide dar un golpe” dijo en Twitter el presidente de Colombia, Gustavo Petro, al manifestar su apoyo a Lula y solicitó una reunión de la OEA. “Las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia”, agregó el mandatario colombiano.

Por su parte, el presidente de Chile, Gabriel Boric, calificó de “impresentable ataque a los tres poderes del Estado brasilero por parte de bolsonaristas”.

“Quiero expresar mi repudio a lo que está sucediendo en Brasilia”, dijo el presidente de Argentina, Alberto Fernández, que señaló los hechos de este domingo como un “intento de golpe de Estado”.

Al estilo Trump

El asalto de Brasilia recuerda al perpetrado en el Capitolio de Estados Unidos hace dos años con la diferencia de que el Congreso brasileño no está en sesión y retomará sus actividades en febrero.

El derrotado Bolsonaro está en Estados Unidos, en Orlando, Florida, a donde viajó dos días antes de la toma de posesión de Lula para evitar darle el solemne relevo y colocarle la banda presidencial.

El área donde se concentran las sedes de los Tres Poderes había sido acordonada por las autoridades, pero los manifestantes lograron superar esas barreras y han entrado en los tres edificios.

El resultado de los comicios fue el más reñido de la historia brasileña, Lula venció con un 50,9% de los votos frente al 49,1% de Bolsonaro (dos millones de diferencia, 1,8 puntos).

Los campamentos, que surgieron en infinidad de ciudades han ido languideciendo, pero siguen en pie en las principales ciudades. Las autoridades lograron desmontar este viernes el primero de ellos, el de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, el tercer estado más poblado.

Respuesta del sector Justicia

El sábado, el ministro de Justicia autorizó la actuación de la Fuerza Nacional de Seguridad, un grupo de élite de los cuerpos de Policía de todo el país, que se moviliza para misiones especiales.

La Oficina del Fiscal General de Brasil (MPF) dice que investigará a todos los involucrados en el asalto del edificio del Congreso del país, la Corte Suprema y el Palacio Presidencial de Planalto el domingo.

"El fiscal general de la República, Augusto Aras, vigila y sigue con preocupación los actos de vandalismo a edificios públicos ocurridos en Brasilia este domingo”, dice un comunicado del MPF.

“Entre las medidas tomadas hoy, el fiscal general solicitó a la Procuraduría General de Justicia en el Distrito Federal (PRDF) que abra de inmediato un procedimiento de investigación penal destinado a responsabilizar a los involucrados”.

“Además, Augusto Aras mantuvo contacto con el procurador general de Justicia del Distrito Federal y Territorios, Georges Seigneur, para que actuara en el control externo de la actividad policial en el distrito federal”, señala el comunicado.

---
Con información de diversas agencias y medios.

 

Te puede interesar:

Asume Lula su tercera presidencia en un país totalmente cambiado y en crisis

“A partir del 1 de enero de 2023 voy a gobernar para los 215 millones de brasileños, no solo para los que me votaron”, prometió, sabiendo que no va a ser fácil hacerlo con un Congreso en manos de la derecha y con la casta militar que cogobernó con Bolsonaro. Seguir leyendo...

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.