Servicios en comunicación Intercultural

Crimen en Haití: asesinan a tiros al presidente Jovenel Moïse

El asesinato de Jovenel Moïse se da en un contexto de crisis política. Foto: Jovenel Moïse (Twittter)

El asesinato del presidente haitiano se da en medio de una crisis social, humanitaria y política que podría intensificarse.

Servindi, 7 de julio, 2021.- El presidente haitiano, Jovenel Moïse, fue asesinado a tiros dentro de su domicilio en Puerto Principe, la capital del país. Tras el hecho, Haití se declaró en estado de emergencia por dos semanas.

Según el gobierno haitiano, el atentado fue cometido por un grupo de personas extranjeras durante la madrugada. Producto del hecho, su esposa también resultó herida.

Organismos internacionales y presidentes de la región vienen invocando a la calma para que el asesinato, conocido la mañana de este miércoles, no derive en más violencia para la nación centroamericana.

Medidas urgentes

El asesinato de Jovenel Moise ha generado reacciones inmediatadas en el país del Caribe.

El primer ministro de Haití, Claude Joseph, declaró el estado de emergencia y pidió apoyo para continuar con el gobierno que tuvo que asumir como resultado del atentado.

Por otro lado, informó que el estado de la primera dama tras resultar herida era estable y que los hijos de la pareja presidencial se encontraban ilesos.

Además, dio a conocer que sospechaban que los autores del asesinato serían extranjeros, pues hablaban en inglés y español.

Situación crítica

Antes de asumir la presidencia de Haití en 2017, Jovenel Moïse era un empresario que se dedicó a la industria petrolera.

Durante su gobierno, hubo acusaciones de corrupción y críticas que señalaban que se quería mantener en el poder.

En 2019, llevó a cabo el cierre del parlamento haitiano, mientras iba creciendo un violento clima de descontento popular.

En ese contexto, el 2019 fue entrevistado por la BBC entorno a las violentas manifestaciones en su contra que pedían su dimisión.

“No estamos en situación de matarnos unos a otros”, dijo ante la posibilidad de un escenario de guerra civil en Haití.

Por otro lado, en febrero de este año, se dio la autoproclamación de un presidente apoyado por sectores opositores, pero no reconocido por la comunidad internacional.

En medio de estas recientes disputas políticas, el presidente sostuvo que se venía gestando un golpe de Estado en su contra.

“Un pequeño grupo de oligarcas están detrás del golpe y quiere apoderarse del país”, dijo en una entrevista para El País.

Tras el ataque de este miércoles, se han encendido las alarmas de la comunidad internacional sobre el clima de violencia en uno de los países más pobres del continente.

Reacciones internacionales

Luego de conocer del hecho, António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hizo un llamado “a preservar el orden constitucional, permanecer unidos ante este acto abominable y rechazar toda violencia”.

Mediante sus redes, también afirmó que la organización estará acompañando al gobierno y a la población de Haití.

Por su parte, la Secretaría General de las Organización de Estados Americanos (OEA), dirigida por Luis Almagro, emitió un comunicado en el que condenó el atentado.

“Este ataque es una afrenta al conjunto de la comunidad de naciones democráticas representadas en la OEA. Deploramos con la mayor vehemencia esta tentativa de socavar la estabilidad institucional del país”, sostiene el comunicado.

Además, el organismo del continente americano recordó que, a diferencia de los actos de violencia, las discrepancias forman parte del orden democrático.

“Llamamos a poner fin a una política irresponsable que amenaza con hacer fracasar los avances democráticos y el futuro del país”, concluye el pronunciamiento.

 

Cabe recordar que hace solo un mes, una misión de la OEA había visitado Haití, donde se había reunido con el presidente y con algunas fuerzas políticas para facilitar el diálogo de cara al próximo referéndum constitucional.

Te puede interesar:

CIDH: “Es el momento de que Haití retome el diálogo político”


Foto: Reuters / Andrés Martínez Casares

Servindi, 23 de noviembre, 2019.- A un año de la masacre de La Saline que cobró la vida de 71 de personas en Haití, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reiteró su preocupación por la crisis política, institucional y social que se prolonga hasta estos días en el país caribeño. Seguir leyendo...

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario