Servicios en comunicación Intercultural

ONU: aumenta la violencia contra las defensoras de los derechos humanos

Fotos: Ruth Buendía, Berta Cáceres y Máxima Acuña. Crédito: Goldman Environmental Prize.

Servindi, 8 de marzo, 2019.- De acuerdo con el informe "Situación de las defensoras de los derechos humanos" de las Naciones Unidas, las mujeres, las niñas y miembros de la comunidad LGBTI defensoras de los derechos humanos están luchando contra una mayor represión y violencia a nivel mundial. 

El documento anual del relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores, Michel Forst, sostiene que este escenario negativo está vinculado al auge del populismo, el fundamentalismo y el extremismo violento. 

Como muestra está el incremento de los discursos misóginos, sexistas y homófobos de los líderes políticos que ha normalizado "la violencia contra las mujeres y las personas que no se ajustan a las normas de género". 

El documento indica que las defensoras se enfrentan a riesgos y obstáculos vinculados a los estereotipos de género y a ideas y normas sobre quiénes son las mujeres y cómo deben ser. 

Estos particulares ataques ocurren cuando las defensoras desafían "los conceptos tradicionales de familia y los papeles asignados a cada género en la sociedad". Dichas sociedades suelen estar regidas por sistemas patriarcales (privilegio al varón en las relaciones sociales) y heteronormativos (privilegio a la heterosexualidad). 

De otro lado, según el informe, las defensoras de los derechos humanos señalan que la represión y la violencia muchas veces provienen del propio Estado, a través de campañas de difamación, acoso judicial y criminalización

Otros agentes que provocan la hostilidad son los medios de comunicación, los movimientos sociales, sus propias comunidades e incluso la familia.

Más causas de la violencia

La investigación también alerta que, en algunos Estados, las defensoras han sido agredidas por promover los derechos humanos de las mujeres, incluido el derecho a la igualdad y a la salud sexual y reproductiva.

El auge del concepto de "ideología de género" entendida como una supuesta "amenaza para los valores religiosos, la familia y la moral de la sociedad"— justifica la discriminación hacia feministas y defensores de los derechos LGBT. 

De otro lado, la globalización y las políticas neoliberales han ocasionado más desventajas a los derechos de las mujeres. Las empresas, los inversores y las instituciones financieras han conseguido más poder e influencia sobre los países y las sociedades. 

Un ejemplo citado por el informe son las industrias extractivas y los agronegocios que, en nombre del "desarrollo", "han causado destrucción del medio ambiente, desplazamientos de población y altos niveles de violencia y abusos de los derechos humanos". 

Riesgos relacionados al género 

Además de afrontar los mismos ataques que los varones que protegen los derechos, las defensoras corren el riesgo de ser estigmatizadas y calificadas de "malas madres", "terroristas" o "brujas". Son silenciadas y marginadas de la toma de decisiones e incluso pueden ser asesinadas, de acuerdo con el informe. 

Otra forma de descrédito social está relacionada con la sexualidad de la defensora. Están los comentarios sobre la orientación sexual y estado civil o reproductivo para desacreditar su trabajo.

"Se las acusa falsamente de ser promiscuas o de ejercer la prostitución. Se hace referencia a ellas despectivamente como divorciadas o lesbianas", informa el documento. 

También es frecuente el uso de la violencia sexual para silenciar a las defensoras. Ellas también están expuestas a ser víctimas de feminicidios, violaciones, ataques con ácido, detenciones arbitrarias, encarcelamientos, asesinatos y desapariciones forzadas. 

Mujeres indígenas, territorio y medioambiente

Las defensoras indígenas tienden a proteger los derechos relacionados con sus tierras, territorios y recursos naturales. Por lo general, ellas resisten las acciones de empresas y autoridades locales que cuentan con más recursos económicos. 

Estas defensoras se encuentran en una situación de desventaja en su activismo, pues están marginadas de la propiedad de la tierra, de las negociaciones comunitarias y de las decisiones sobre el futuro de sus tierras. Adicionalmente, son criticadas por descuidar sus obligaciones domésticas y poner en peligro a sus familias. 

Por último, el informe presenta recomendaciones y casos de buenas prácticas para apoyar la construcción de movimientos de mujeres defensoras de los derechos humanos.

El dato:

- El informe "Situación de las defensoras de los derechos humanos" fue presentado en el 40º período de sesiones (25 de febrero a 22 de marzo de 2019) del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

es condenable tanta atrocidad de uno cuantos, sin que se les pueda aplicar la ley de igualdad...

Añadir nuevo comentario