Servicios en comunicación Intercultural

Madre de Dios: desalojan y destruyen casas de familias asháninka

Imagen de la una de las varias viviendas destruidas tras ser intervenidas con motosierras durante el desalojo. Foto: Cortesía

Policías llegaron hasta la comunidad nativa Nueva Generación, en Madre de Dios, para desalojar a familias asháninka que viven en el lugar desde hace cinco años.

Servindi, 7 de enero, 2022.- Un numeroso grupo de policías desalojó a familias asháninka asentadas en la comunidad nativa Nueva Generación, en el distrito Las Piedras, provincia de Tambopata, región Madre de Dios.

Como parte del desalojo, las viviendas de los indígenas fueron destruidas con motosierras en medio de la presencia de menores de edad, según material revisado por Servindi.

Indígenas denuncian que la intervención se habría ejecutado sin ninguna orden judicial y piden a las autoridades ayuda para recuperarse de este hecho que consideran un “atropello”.

Policías desplegados en intervención para desalojar a familias indígenas asentadas en la comunidad nativa Nueva Generación. Foto: Cortesía

Desalojo forzado

De acuerdo con fuentes locales de Servindi, el desalojo en la comunidad nativa Nueva Generación se produjo la mañana del miércoles 29 de diciembre de 2021.

En grabaciones y fotografías que hicieron llegar a este medio, se observa un numeroso grupo de policías desplegado en medio de la comunidad que alberga a seis familias asháninka.

“Fueron alrededor de 30 policías, entraron con armas y sin mostrar un documento que ordene el desalojo. Fue un atropello”, contó a Servindi, Gilbert Zevallos, un dirigente indígena de la zona.

En uno de los videos, un policía le increpa al que parece ser el representante de la comunidad el haberse asentado, junto a las familias indígenas, en una “propiedad privada”.

 

 

Zevallos afirma que esto no es del todo cierto, ya que cuando las familias asháninka se asentaron en dicho territorio, hace 5 años, les dijeron que era un área libre.

Estas familias habrían llegado hasta Madre de Dios huyendo del narcotráfico que golpea a las comunidades asháninka del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

“Ahora viven amenazados, les dicen que se tienen que retirar porque hay un supuesto dueño de ese territorio, pero no muestran papeles”, añadió Zevallos en diálogo con Servindi.
 

Así quedaron las viviendas indígenas luego ser intervenidas con motosierras, según se aprecia en videos revisados por Servindi. Foto: Cortesía

Llaman a autoridades

Gilbert Zevallos, subjefe de la comunidad nativa Puerto Nuevo, ubicada a diez horas de la comunidad Nueva Generación, pide que las autoridades intervengan ante esta situación.

Señala que no es la primera vez que atentan contra las familias asháninka de Nueva Generación, ya que hace un año quemaron sus viviendas y los cultivos que tienen en el lugar.

Además, indica que los policías que participaron del desalojo, habrían llegado desde Lima pagados por alguien que estaría interesado en desalojar a los indígenas para vender luego el terreno.

Por todo esto, pide a las autoridades investigar el caso, determinar si el terreno donde está asentada la comunidad indígena le pertenece a alguien y ayudar a las familias desalojadas.

Se espera que las autoridades y organizaciones indígenas se pronuncien al respecto tras conocer este suceso.

Otra de las viviendas indígenas destruidas durante el desalojo registrado el 29 de diciembre de 2021. Foto: Cortesía

----

Te puede interesar:

Sentencia judicial limita defensa de pueblos en aislamiento

Servindi, 14 de diciembre, 2021.- La Sala Civil de la Corte Superior de Madre de Dios limitó la defensa que realiza la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad) al pueblo en aislamiento Mashco Piro. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Mi entera solidaridad por este execrable hecho de abuso a los hermanos Ashaninkas, nadie debe perturbar su vida pacifica y sana, que ellos tienen derecho a que se respete sus viviendas, vida e integridad. Insto a la CIDH, Defensoria del Pueblo que intervenga ante el gobierno peruano, por el abuso policial desnaturalizado, que se auna a lacra imperante en la zona. Respeten su vida e integridad, su paz y laboriosidad. dra. bertha de peru

Añadir nuevo comentario