Servicios en comunicación Intercultural

Elecciones 2018: Pensamiento crítico es clave en elección de autoridades

Foto: Andina

Por Roger Tunque

Servindi, 5 de octubre, 2018.- A tres días de las Elecciones Regionales y Municipales 2018 y en el contexto donde la política y la justicia se ven empañados con la revelación de los “audios de la vergüenza”, es importante poner en práctica el pensamiento crítico.

Así lo señala la reciente publicación del sociólogo y regidor de la Municipalidad de Lima, Moisés Rojas, titulada Nuestra decisión, nuestro voto: Guía para electoras y electores críticos y producida por la Friedrich Ebert Stiftung (FES).

Para la construcción de un voto crítico y reflexivo, el autor propone siete pasos donde el pensamiento crítico, aquello que nos permite cuestionar, contrastar información y evaluar diversos aspectos, juega un rol fundamental.

En primer lugar, lo que se debe recuperar es “nuestra capacidad de indignación frente a los problemas que podemos hallar en el desempeño de las funciones de las autoridades”.

Por ejemplo, de acuerdo con un informe de la Procuraduría Anticorrupción citado es esta publicación, de los 1841 alcaldes del periodo 2014-2018, el 92 por ciento fue procesado por peculado de uso, malversación de fondos, negociación incompatible y colusión.

En esta lógica, es válido cuestionarse “¿Están haciendo bien su trabajo? ¿Qué tanto nos representan? ¿Están logrando mejorar mi localidad? ¿En qué están  36 fallando? ¿Dónde está el problema?” porque si se logra mejorar la calidad de voto, se tendrán mejores autoridades.

Asimismo, se debe estar informado sobre el proceso de elección. Para ello, se debe tener en cuenta el tipo de elección, las funciones de los cargos a elección, las fechas, los candidatos a elegir y las instituciones organizadoras.

El siguiente paso es identificar los intereses individuales y colectivos. En este escenario es importante la reflexión sobre qué tipo de país, región, provincia o distrito se quiere alcanzar. Para ello, el autor recomienda agrupar los problemas en dos grupos: importantes y urgentes.

 

Componentes de candidatos

En esta etapa, se identifican “aspectos que garanticen, en la medida de lo posible, que aquello que dicen se llevará a la práctica si es que ese candidato es finalmente elegido autoridad”.

Una vez elegidos los componentes de cada uno de los candidatos, sobre una nota de 20, darle un peso a los criterios elegidos, se recomienda que no sean más de cinco criterios para que su uso y manejo sea más fácil a nivel colectivo.

Esta medición permitirá a los electores observar qué candidatos aprueban y desaprueban. Para ello, los puntajes obtenidos por cada candidato serán llevados a un “semáforo electoral” donde el rojo (0-10) significa que no pasa, el ámbar (11-14) quieres decir “veamos” y el verde (15-20), “sí pasa”.

“La evaluación es un proceso en movimiento. Es decir, se tiene que actualizar constantemente, ya que constantemente emergen información y criterios de evaluación que por supuesto exigen volver a validar nuestras evaluaciones”, sostiene la publicación.

El siguiente paso, de acuerdo con Moisés Rojas es comparar los resultados individuales o colectivos con los de otras personas u organizaciones.

Finalmente, se decide el voto de forma crítica y reflexiva. Sin embargo, es importante que a estas alturas ya se haya cumplido con problematizar el desempeño de las autoridades, informarse sobre las elecciones y candidatos, identificar criterios individuales y colectivos, plantear componentes de evaluación, evaluar a los candidatos y comparar.

“No olvidemos que la vigilancia, ciudadana, cuando las autoridades están en ejercicio, es vital y también funciona como una presión social para que aquello que el candidato prometió se cumpla, y esas promesas de campaña se conviertan así en realidad”, sugiere la publicación.

Descarga la publicación completa aquí (PDF: 76 páginas)

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario