Servicios en comunicación Intercultural

¿Se puede proponer la minería sin hablar de los 8 mil pasivos?

Foto: Andina / Vidal Tarqui

Más de 8 mil pasivos mineros están distribuidos en 20 regiones del país. Su peculiaridad: ser las principales fuentes de contaminación del agua y de las personas expuestas a metales pesados.

Servindi, 6 de agosto, 2020.- En medio de una crisis sanitaria y con la necesidad de reactivar la economía, el discurso basado en la minería como principal vía de recuperación económica vuelve a calar en la agenda política.

En su última presentación como premier, Pedro Cateriano defendió a capa y espada la minería y dio a entender que actualmente la tecnología permite que las actividades extractivas no generen daños ambientales.

Sin embargo, lo que Cateriano olvidó mencionar es la larga lista de los aún vigentes pasivos ambientales causados por la minería durante la última década, hecho que desmiente su afirmación rotundamente.

A este registro se suman las decenas de sanciones impuestas en los últimos años contra las empresas mineras por infracciones ambientales o administrativas.

Más de 8 mil pasivos ambientales

De acuerdo a la Dirección General de Minería del Ministerio de Energía y Minas (Minem), hasta enero de 2019, fecha de la última actualización, en nuestro país se habían registrado 8,448 Pasivos Ambientales Mineros (PAM).

Los PAM, según la Ley N° 28271, son definidos como aquellas “instalaciones, efluentes, emisiones, restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras, las cuales en la actualidad se encuentran abandonadas o inactivas”.

Según la misma ley —que regula los pasivos ambientales de la actividad minera—, son considerados pasivos “aquellos que constituyen un riesgo permanente y potencial para la salud de la población, el ecosistema circundante y de la propiedad”.

Los 8,448 PAM identificados el año pasado están distribuidos en 20 regiones del país, siendo las más afectadas Áncash (1,362), Cajamarca (1,156), Puno (1,054) y Huancavelica (881).

Gráfico de las 20 regiones que registran pasivos mineros ambientales al 2019 / Fuente: Minem

Desde que se publicó el primer inventario de PAM, en 2006, las cifras no han dejado de aumentar. Aquel año se registraron 850 y para el 2012 la cifra de pasivos ya ascendía a 7,576.

De 2013 hasta la fecha, la cantidad de PAM no ha bajado de los 8,000, un dato que no solo preocupa por su numerosidad, sino también por la gran cantidad de pasivos que figuran sin un responsable directo.

En marzo de 2019, la Defensoría del Pueblo advirtió esta situación en su informe: “En defensa de nuestros recursos hídricos: Actuación defensorial frente a la gestión de pasivos ambientales y la erradicación de la minería ilegal”.

“Pese a los avances mencionados, se requiere mayores esfuerzos para lograr la identificación de responsables y la remediación de un mayor número de PAM, principalmente respecto de aquellos considerados de muy alto riesgo”, sostuvo la entidad.

El Anuario Minero 2019 publicado en mayo de 2020 por el Minem revela que la situación no es mejor: de los 8,448 pasivos, 5,225 (62% del total) figuran como “no gestionados”, lo que, en la práctica, significa que están abandonados y permanecen expuestos a la población.

De este grupo, 533 son considerados de “muy alto” y “alto” riesgo, 1,579 de “mediano” riesgo, 1,919 de “bajo” y 1,194 de riesgo “insignificante”.

Cantidad de pasivos ambientales mineros registrados del 2006 hasta enero del 2019 / Fuente: Minem

Daños al agua y la salud

Los daños que los pasivos ambientales mineros generan en el medio ambiente y la salud están comprobados.

En el informe antes citado, la Defensoría del Pueblo advierte que entre las principales fuentes de contaminación del agua “se tiene la existencia de pasivos mineros y de hidrocarburos”.

El organismo precisa que “más de 4,000 mil pasivos ambientales mineros calificados de alto y muy alto riesgo amenazan el 40% de las cuencas hidrográficas del país”.

En cuanto a la salud, un documento aprobado por el ministerio de este sector en 2018, confirmó que los pasivos ambientales son los principales causantes de la contaminación de personas por metales pesados, metaloides y otras sustancias químicas.

los pasivos ambientales son los principales causantes de la contaminación de personas por metales pesados, metaloides y otras sustancias químicas.

Pasivos ambientales mineros generar daños sobre el agua y la salud de las personas / Foto: ANDINA - Vidal Tarqui

Sanciones contra mineras

Un informe del portal Wayka reporta que en los últimos 5 años, por lo menos 56 empresas mineras han sido sancionadas por infracciones ambientales o administrativas.

Los datos extraídos del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmin), confirman también que solo en 2019, 13 compañías fueron sancionadas por generar pasivos mineros o por no cumplir con las reglas ambientales.

Entre ellas se encuentran las compañías Los Quenuales, Santa Luisa, Doe Run Perú S.R.L., San Valentín S.A., Compañía de Minas Buenaventura S.A.A., Century Mining Perú S.A.C., Kolpa S.A., Caraveli S.A.C. y Volcan Compañía Minera S.A.A.

A pesar de haber sido sancionadas, empresas como Volcan Compañía Minera recibieron millonarios prestamos del programa Reactiva Perú, agrega el portal.

Parte de las mineras que fueron sancionadas en el 2019 / Fuente: Wayka

A pesar de haber sido sancionadas, empresas como Volcan Compañía Minera recibieron millonarios prestamos del programa Reactiva Perú, agrega el portal.

Discurso contradictorio

La denegación del voto de confianza al gabinete liderado por Pedro Cateriano podría tener varias lecturas; pero es evidente que ninguna podría estar apartada de su cerrada defensa de la minería.

En un comunicado, la Red Muqui que agrupa a 29 instituciones del país relacionadas a la defensa de comunidades en áreas mineras, sostiene que el discurso del ahora expremier pecó de “contradictorio”.

Decir que la minera moderna no contamina, “es contradictorio con los más de 8 mil pasivos ambientales mineros registrados por el MINEM y los miles de casos de personas afectadas por metales pesados en nuestro país”, considera la organización.

El exviceministro de Ambiente, José de Echave, especialista en minería y conflictos sociales de la asociación CooperAcción, tuvo una opinión similar al respecto.

“Lo que sigue ocurriendo en el país en relación a la minería y también lo que sigue ocurriendo a nivel mundial, en varios países, contradicen lo que ha dicho el señor Cateriano […] La tecnología, aparentemente, no lo resuelve todo”, declaró el especialista para Wayka.

Así las cosas, ¿será posible seguir hablando de más minería? Al menos no, mientras no se remedien los daños ya causados.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario