Servicios en comunicación Intercultural

Incendios estarían relacionados con malas prácticas agrícolas

Imagen 53. Datos: VIIRS/NASA, SERNANP

Servindi, 6 de febrero, 2017.- Según el último reporte del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Peruana (MAAP), la intensa temporada de incendios que experimentó el Perú durante 2016, se debería a las prácticas agrícolas.

MAAP sostiene que los incendios, acrecentados por las sequías en diferentes regiones, estarían asociados a la renovación de áreas agrícolas y regeneración de pastos para ganado, que en algunos casos terminaron afectando ecosistemas naturales.

El mapa de base (imagen 53) muestra los puntos calientes de alertas de fuego durante el último año, de los cuales cinco pertenecen a la cuenca amazónica.

Entre ellos tenemos el norte del Perú (A), Bajo Huallaga (B), Huánuco/Ucayali (C), río Ene (D), Sur del Manu (E), y la Interoceánica Sur (F).

Imagen 53a. Datos: VIIRS/NASA, SENANP, MODIS 

El punto de calor A, detalla la ola de incendios que experimentaron las cabeceras de la Amazonía en la zona norte, Cajamarca y Lambayeque, a finales del 2016.

Tal como reportó MAAP anteriormente, se estima que un total de 2 mil 668 hectáreas, equivalentes a 3 mil 655 campos de fútbol, se quemaron al interior de once áreas protegidas, de las cuales 7 son áreas naturales protegidas de administración nacional.

Imagen 53b. VIIRSA/NASA, Planet 

En el punto de calor B, que corresponde al área de la cuenca baja del río Huallaga, entre las regiones de Loreto y San Martín se identificaron la ocurrencia de fuegos en zonas agrícolas, impactos en zonas de bosque y vegetación secundaria para la apertura de nuevas actividades agrícolas.

Por su parte, en el punto de calor C, MAAP pudo establecer la posible relación entre el uso de fuego en las actividades agropecuarias y la alta deforestación, ya que uno de los principales motivos de deforestación fue el pasto para ganados.

Imagen 53d. VIIRS/NASA, SERNANP, Planet 

Asimismo, el punto de calor D, detalla los incendios a lo largo del río Ene que amenazaron las áreas naturales protegidas, la Reserva Comunal Asháninka y Parque Nacional Otishi, en la región Junín.

Cabe señalar que este incendio generó la atención nacional e internacional en el 2016, y aunque amenazaron las áreas protegidas no se documentó fuegos en su interior.

Imagen 53e. VIIRS/NASA, SERNANP, Planet 

El punto de calor E corresponde a una zona de pastizales, valle interandino y ceja de selva de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Manu y del área de influencia del Área de Conservación Privada Paucartambo.

De acuerdo a las estimaciones del responsable de Defensa Civil de la provincia de Paucartambo, se registró daños por cerca de 3 mil hectáreas en los ecosistemas en cuestión. La imagen 53e muestra la magnitud del incendio.

Finalmente, el punto de calor F señala que la zona del sur peruano está experimentando un incremento de deforestación a lo largo de la carretera Interoceánica Sur, en la región Madre de Dios.

En esta zona, MAAP detectó una correlación entre las áreas en altas concentraciones de incendios y con áreas de deforestación (puede ir a #MAAP 47)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario