Servicios en comunicación Intercultural

Médicos tradicionales del pueblo Shipibo reivindican el término onanya

Fuente de la imagen: Coshikox

Servindi, 5 de setiembre, 2018.- Los maestros de medicina ancestral de la familia etnolingüística Pano han decidido recusar el término "shaman" y autodenominarse "onanyas", más adaptado a su propia identidad cultural.

Mediante una declaración pública invocan a transmitir y entrenar a jóvenes shipibos en las comunidades para contrarrestar la apropiación cultural por parte de los aprendices extranjeros que superan numéricamente a los locales.

El documento es resultado de la primera Convención de Médicos Tradicionales Shipibo-Konibo-Xetebo realizada los días 18 y 19 de agosto, en Yarinacocha, región Ucayali.

Debido a los múltiples conocimientos acerca de las plantas y sus prácticas ancestrales en pro de la medicina natural, los onanya quieren también empoderarse ante los estudiantes extranjeros para formar la Escuela Meraya en sus localidades y traer así mayores oportunidades.

Además de seguir desarrollando la sabiduría indígena, los onanyas son conscientes de la importancia del desarrollo de estrategias para solucionar problemas que impactan en sus comunidades.

Por esa razón es que entre invitan a los demás maestros, practicantes y alumnos a revisar las políticas establecidas y contribuir con la lucha para la autodeterminación cultural, económica y social de los pueblos indigenas de la Amazonía peruana.

 

Declaración de Yarinococha

Por Coshikox Consejo Shipibo Konibo Xetebo

Promulgada el 19 agosto 2018 ante la 1° Convención de Médicos Tradicionales Shipibo-Konibo-Xetebo

Preocupados por el conocimiento de las plantas y el saber ancestral que se están perdiendo en las comunidades y no se están transmitiendo a las generaciones del futuro.

Reconociendo las repercusiones del colonialismo, la educación estatal y occidental, y la invasión de sistemas industriales en las comunidades que meten en peligro prácticas y conocimientos ancestrales del Pueblo Shipibo-Konibo-Xetebo.

Reconociendo el tamaño o expansión que alcanzó el turismo espiritual en los territorios amazónicos, reconociendo al mismo tiempo que el interés internacional trae oportunidades, así como peligros para el desarrollo de la sabiduría indígena.

Siendo conscientes de la importancia de coordinarse y acordarse entre los maestros para asumir las ocasiones y además discutir estrategias para solucionar los problemas que impactan nuestras comunidades, dramáticamente metidos en escena por el asesinato de la Maestra Olivia Arévalo Lomas;

Declaramos que:

1. Por su historia, práctica, y metodología, el trabajo de Onanya y el conocimiento indígena de las plantas medicinales, son aptitudes y sabidurías anti-colonialista, capaces de resistir, transformarse y renacer frente de cada ataque y dificultad. Así que los maestros, educadores y practicantes también necesitan ser conscientes y orgullosos a cultivar la natura anticolonialista de sus prácticas.

2. El trabajo espiritual y la lucha para la autodeterminación no son separables. Tienen que seguir adelante por el mismo camino.

Así que:

3. Elegimos el termino Onanya / Maestro de Medicina Ancestral para re-emplazar ‘shaman’ y ‘shamanismo’, terminologías importadas que no se aplican históricamente a nuestra cultura.

4. Sugerimos que los Onayas se enfoquen a la trasmisión y entrenamiento de jóvenes shipibos, especialmente en las comunidades, priorizando nuestra acciones en la familia y las comunidades así para contrastar la apropiación cultural por parte de los aprendices extranjeros que superan numéricamente los locales ya que nuestros jóvenes no tienen los mismos recursos económicos para atender largos periodos de entrenamiento.

5. Invitamos a los Onayas, maestros, practicantes y alumnos (extranjeros como nativo) a ser consciente de la política de autogobierno del pueblo Shipibo-Konibo-Xetebo, y a contribuir a la lucha para la autodeterminación cultural, económica y social.

6. Proponemos establecer la escuela Meraya (inspirada en los valores escritos en esta declaración) que incluya educación en materias de plantas medicinales, política, arte, y tecnologías digital, vegetal y espiritual.

7. Buscamos desarrollar un mecanismo por la cual extranjeros aprovechando de la medicina indígena, de la curación y del trabajo espiritual contribuye al empoderamiento cultural y político del pueblo shipibo y su camino hacia la autodeterminación; ese mecanismo puede incluir, por ejemplo, una tasa o una contribución por cada pasajero extranjero hacia una organización como la escuela Meraya.

8. Invitamos a los Onayas y a juntarse a la Asociación de Onayabo – Médicos Ancestrales Shipibo-Konibo-Xetebo para que puedan coordinarse unitariamente y así exigir derechos y salarios justos.

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario