Servicios en comunicación Intercultural

Liberación de transgénicos generaría impactos negativos

Expertos coinciden en señalar que el país no requiere de productos transgénicos para lograr su desarrollo y que, por el contrario, estos podrían generar impactos negativos.

Servindi, 5 de agosto, 2020.- La liberación de transgénicos en el Perú podría generar cambios socioculturales, sanitarios y económicos negativos para la población y el país.

Así lo sostuvieron dos expertos que participaron en el foro virtual “Debate sobre Transgénicos y la moratoria en el Perú”, organizado por el despacho del parlamentario andino, Alan Fairlie.

Según la doctora Flor Luna, el uso de cultivos transgénicos impide que los agricultores puedan guardar semillas para la próxima siembra, hecho que atenta contra sus tradiciones culturales.

“Cuando a las semillas se le insertan genes que la modifican, pasan a ser de propiedad privada”, dijo la médica pediatra que también es asesora científica de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec).

Asimismo, consideró que la privatización de las semillas “promueve el control de la alimentación” y que, en contra de lo que se argumenta, los cultivos transgénicos no mejoran realmente la economía de los agricultores.

“El informe anual del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas sostiene que 11 de los 12 millones de agricultores que cultivan transgénicos son agricultores pobres del tercer mundo”, apuntó Luna.

Peligrosos. La doctora Flor Luna sostiene que la liberación de transgénicos puede generar "impactos dramáticos y peligrosos" en el aspecto sociocultural.

Concentración de mercado

A su turno, el economista e investigador principal de Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE), Eduardo Zegarra, indicó que “al Perú no le conviene ser un país productor de transgénicos”.

“Existen niveles de concentración [en el mercado transgénico] tremendos que hacen que todo el sistema alimentario mundial termine en manos de una sola gran corporación que controla las semillas, los insumos y todo el proceso productivo”, sostuvo.

Zegarra añadió que “en la agricultura, quien controla la semilla, controla todo. Entonces, quien controla la semilla, controla la vida, la agricultura y la alimentación. Esto es demasiado poder en manos de muy pocos intereses”.

De igual forma, recordó que la gran mayoría de países de Europa ha impuesto grandes restricciones a los transgénicos, medida que se intensifica en Japón, donde están totalmente prohibidos.

En esa línea, consideró positivo que el Perú haya establecido una moratoria a los transgénicos porque esto hace que “se distinga de otros países y nos coloque en la posibilidad de ser un país especializado en productos orgánicos”.

Desaprobación. Para el economista de GRADE, Eduardo Zegarra, al Perú no le conviene convertirse en un país productor de transgénicos / Foto: Ideeleradio

La moratoria

Cabe recordar que en el año 2011 el Estado peruano estableció una moratoria por 10 años al ingreso de los Organismos Vivos Modificados (OVM), conocidos como transgénicos, plazo que se vence el próximo año.

En este contexto, en mayo de este año el Ministerio de Agricultura emitió un reglamento interno que buscaría crear un sistema regulatorio que permita la liberación comercial de cultivos transgénicos al medioambiente, según alertaron algunas organizaciones del agro.

Para el economista Zegarra, es “bastante sospechoso” la publicación de este reglamento en medio de este debate y no descarta que haya sido un “globo de ensayo” para medir la opinión de la población sobre este tema.

“Creo que es una manera de ir preparando el terreno para impulsar una agenda pro transgénica muy fuerte, en el Congreso y en el Ejecutivo, e ir hacia la eliminación de la moratoria que tenemos”, indicó.

A continuación, puede escuchar el foro virtual completo:

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario