Servicios en comunicación Intercultural

Cambio climático y pérdida de biodiversidad favorecen enfermedades

Fuente de la imagen: WWF

La organización conservacionista WWF presenta un informe que relaciona el aumento del riesgo de pandemias con la destrucción de la Naturaleza.

Servindi, 4 de abril, 2020.- Está comprobado que la alteración del equilibrio de los sistemas naturales aumenta notablemente el riesgo de aparición de enfermedades infecciosas transmisibles al ser humano.

Así lo recalca el informe "Pérdida de naturaleza y pandemias. Un planeta sano por la salud de la humanidad" elaborado por la organización internacional WWF.

El documento analiza la relación directa entre la destrucción de la naturaleza, el cambio climático y el aumento del riesgo de pandemias.

Señala como factores que alteran los sistemas naturales la destrucción directa de hábitats, la pérdida de biodiversidad, el tráfico de especies, la intensificación agrícola y ganadera, y los efectos amplificadores del cambio climático.

El WWF señala que el 70 por ciento de las enfermedades humanas tienen origen zoonótico; es decir, son producidas por microorganismos patógenos que se transmiten al hombre a través de una especie animal. 

La solución pasa por frenar la extinción, mantener la integridad de los ecosistemas, reducir nuestra huella ecológica, luchar contra el cambio climático y asumir que nuestra salud depende de la salud del planeta.

WWF nos recuerda:

  • La destrucción de bosques debido a las talas, la minería, la construcción de carreteras, las urbanizaciones y el aumento de la población, no solo provoca desaparición de especies sino también que las personas tengan un contacto más directo con especies de animales con las que nunca habían tenido contacto, y con ello a las enfermedades que puedan albergar.
  • El tráfico de especies, su consumo y contacto directo con restos de animales silvestres, expone a los humanos al contacto con virus u otros patógenos de los que esos animales pueden ser un huésped o vector. El pangolín, la víctima más afectada del mundo por el tráfico de especies, podría ser el vector que ha desencadenado la actual pandemia, al consumirse en China y otros mercados asiáticos.
  • La intensificación agrícola y ganadera provoca destrucción de hábitats y pérdida de biodiversidad, de manera que es también un factor importante en la propagación de zoonosis.
  • El cambio climático está amplificando las principales amenazas que afectan a la biodiversidad y favorece la expansión de virus y bacterias, o de sus vectores, debido a su preferencia por ambientes húmedos y cálidos, facilitando la aparición de determinadas especies en nuevas áreas donde pueden llevar enfermedades antes desconocidas o desaparecidas.

Los virus y bacterias conviven con los seres humanos desde siempre. En hábitats bien conservados, con gran diversidad de especies que se relacionan en equilibrio, los virus se distribuyen entre las distintas especies y no afectan al ser humano.

Pero cuando la naturaleza se altera o destruye, se debilitan los ecosistemas naturales y se facilita la propagación de patógenos, aumentando el riesgo de contacto y transmisión al hombre, con los consiguientes efectos negativos sobre nuestra salud.  

Luis Suárez, uno de los autores del informe y coordinador de conservación en WWF España, resume en un video las principales ideas del informe. 

Puedes acceder al informe con un clic en el siguiente enlace:

 

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario