Servicios en comunicación Intercultural

Junín: Preocupación por recorte presupuestal a maestros EIB del Ene

Niños asháninkas. Foto: Ana Rocio Orellana Flores.

La Central Asháninka del Río Ene (CARE) denuncia que se pretende recortar el presupuesto para docentes de Educación Intercultural Bilingüe de las comunidades de Potsoteni, Quempiri y otras del Ene.

Servindi, 5 de febrero, 2020.- Un duro golpe a la educación intercultural de calidad para las comunidades de la cuenca del río Ene, en Junín.

Así calificó la Central Asháninka del Río Ene (CARE) la supuesta decisión del Ministerio de Educación (Minedu) de reducir el presupuesto para los maestros de educación intercultural bilingüe (EIB) que laboran en las comunidades de Potsoteni, Quempiri y otras de la cuenca del Ene.

De acuerdo a CARE, a través de una comunicación no oficial de la UGEL Río Tambo, el Minedu habría decidido cambiar, por ejemplo, la clasificación de la institución educativa de Potsoteni de R1 a R2.

Dichas categorías denominan a las instituciones educativas rurales. Es así que, con dicha reclasificación, la institución educativa de Potsoteni sufriría un recorte, afectando la remuneración de cada docente en aproximadamente 200 soles.

En comunicación con Servindi, Ángel  Pedro Valerio, presidente de  la Care, explicó tambien que la categoría R1 "corresponde a las comunidades sin servicios básicos", la cual era la que se aplicaba para estas comunidades.

El líder también indicó que esta recategorización se debería a que los nuevos datos estadísticos que recogiera el INEI en 2017 arrojarían que son otras las condiciones de vida de estas comunidades.

De confirmarse dicha medida, las coordinaciones y acciones llevadas a cabo entre la Dirección Regional de Educación de Junín (DREJ) y Care por años sufrirían un grave retroceso, debido a la dificultad de contratar docentes con buena formación y compromiso, ya que esto más bien los desalentaría.

La Care señala que Potsoteni enfrenta múltiples carencias como la falta de luz, agua o desagüe, sin hospitales u otros servicios como tiendas, al igual que otras comunidades aledañas.

Asimismo, su acceso es difícil y solo ocurre tres veces por semana, siendo una de las zonas más aisladas y afectadas por la pobreza y desnutrición crónica.

“Potsoteni representa una de las condiciones más difíciles que un docente puede encontrar en nuestro país”, se explica en el comunicado de la Care, agregando que existiría una parcialidad en perjuicio  de las comunidades indígenas:

“Nos hemos enterado asimismo que otros centros poblados, con una población considerablemente mayor, con luz, agua y desagüe y acceso vía carretera, con restaurantes, tiendas y cabinas de internet, como Valle Esmeralda, Selva de Oro y Puerto Ene han sido reclasificados como R1" afirma Care.

"Parece existir una marcada parcialidad por parte del Ministerio de Educación a favor de los centros poblados de la población colona, perjudicando simultáneamente a las comunidades asháninka del río Ene", agrega.

Por su parte, el apu Ángel Pedro señaló que en los próximos días esperan ser atendidos por el Minedu para que se aclare esta situación y no se perjudique el derecho a una educación intercultural de calidad para los niños indígenas.

Te puede interesar

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario