Servicios en comunicación Intercultural

Brasil: Pastor evangélico dirigiría jefatura sobre indígenas en aislamiento

Imagen: G. Miranda/FUNAI/Survival.

Jair Bolsonaro propuso al misionero evangélico Ricardo Lopes para que dirija la Coordinación General de Indios Aislados y Recién Contactados de la Funai.

Servindi, 3 de febrero, 2020.- Profunda preocupación y rechazo está originando en Brasil la posible designación de Ricardo Lopes Dias, para dirigir Coordinación General de Indios Aislados y Recién Contactados (CGIIRC) de la Fundación Nacional para Indios (Funai), de Brasil.

Y es que el perfil de Lopes Dias, un misionero evangélico de la organización  estadounidense Missão Novas Tribos do Brasil (MNTB), apuntaría a concretar el deseo del gobierno de Bolsonaro de intensificar una evangelización de los pueblos indígenas, especialmente de aquellos no contactados o en contacto inicial.

Diversos medios de Brasil señalan sobre este nombramiento desde el pasado 30 de enero, cuando el presidente de Funai cambió las regulaciones internas del organismo para eliminar la obligación de nombrar funcionarios de carrera para el puesto. 

De acuerdo a un testimonio anónimo difundido por el medio Brasil de Fato, un servidor de carrera de la Funai expresó esta preocupación sobre el nombramiento del pastor Ricardo Lopes. 

“Hemos estado librando una guerra contra estos tipos durante unos 30 años. Quieren, en todos los sentidos, llevar la biblia a los pueblos indígenas. Si entran, todo se acaba”, se lamentó.

Cabe indicar que la Funai, a traves de la CGIIRC, en los ultimos años ha resistido la acción expansiva evangélica en comunidades de indígenas aislados y de contacto inicial. 

Tanto es así que a principios de los noventa Funai retiró a la Misión de las Nuevas Tribus, por el contacto que con indigenas zoeze en 1987. De igual forma, otra etnia objetivo de los evangélicos son los indígenas zuruahãs. Es así que los evangelicos han tratado de reanudar su relación con los zoeze. 

Sin embargo, ahora la CGIIRC, ese espacio de resistencia y protección, podría ser ocupada por un evangélico.

Voces de rechazo

Ante esta situación, la organización internacional Survival rechazó este nombramiento y afirmó que se trata “un plan genocida para la destrucción de los pueblos indígenas del Brasil”.

“Poner a un misionero evangélico a cargo del departamento de indígenas no contactados de la Funai es como poner a un zorro al frente de un gallinero. Es un acto de agresión deliberado, toda una declaración de intenciones: quieren contactar por la fuerza a estos pueblos, lo que los destruirá".

Afirmó Sarah Shenker, de Survival International, y agregó: 

"Junto con el reciente plan del presidente Bolsonaro de abrir las reservas indígenas a la minería y la explotación, este es un plan genocida para destruir por completo a los pueblos más vulnerables del planeta, cuya supervivencia está ahora en juego. Resistiremos con todas nuestras fuerzas, junto con nuestros amigos indígenas de Brasil”.

De otro lado, el CIMI (Consejo Misionero Indigenista) no solo expresó su enérgico rechazo a esta pretensión sino también hacia las iniciativas del Gobierno de Bolsonaro que están vulnerando los derechos de los pueblos indígenas.

"El gobierno de Bolsonaro muestra signos evidentes de abandono a la perspectiva técnico-científica, de respeto por el derecho a la libre existencia de estos pueblos, con sus propios usos, costumbres, creencias y tradiciones, en sus territorios debidamente reconocidos y protegidos (CF Art. 231), por una orientación neocolonialista y etnocida, de atracción y contacto forzado, con el uso del fundamentalismo religioso como instrumento para liberar los territorios de estos pueblos de la explotación por parte de los grandes agricultores y mineros" (Pronunciamiento publicado en su sitio web.)

Graves antecedentes

De acuerdo a Survival, la Misión de Nuevas Tribus –ahora  Ethnos360– es conocida mundialmente por sus esfuerzos en contactar y evangelizar a las tribus no contactadas.

Señalan además que son una de las organizaciones misioneras más fundamentalistas, cuyas persecuciones en Paraguay en las décadas de 1970 y 1980 causaron varias muertes.

De otro lado, cabe mencionar que, como antesala a esta situación, hace unos meses se despidió a Bruno Pereira, jefe del departamento gubernamental encargado de la protección de las tierras de los pueblos indígenas aislados.

Con ello y hasta la fecha, se estaría conjugando una política de desmantelamiento de la protección de los pueblos indígenas en Brasil.

Al centro, Bruno Pereira. Foto: Funai.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario