Servicios en comunicación Intercultural

Chile exportaría residuos tóxicos reciclables a Bolivia y Perú

Foto: www.recimat.cl

Servindi, 4 de diciembre, 2016.- Una batalla entre organizaciones ambientalistas, empresas y el gobierno se desató en Chile a raíz de una norma que permite exportar residuos tóxicos y que podría vulnerar tratados internacionales. 

Organizaciones ambientalistas advierten el riesgo de que se vulneren tratados internacionales ratificados por Chile y se convierta a países vecinos como Perú y Bolivia en un “patio trasero” botadero de desechos.

Se trata del reglamento de la Ley de Reciclaje publicado para consulta pública y que permitiría sacar del país residuos como las baterías fuera de uso (BFU), así como neumáticos y pílas, entre otros productos con sustancias tóxicas pero que pueden ser reciclados.

La importadoras que deberán hacer cargo de las BFU acusaron a la única empresa legalmente autorizada para reciclar, RAM Recimat, de “abuso de posición dominante” y de no tener capacidad suficiente para afrontar el delicado y enorme desafío.

Se acusa a RAM-Recimat de tener intereses por enviar los trasladar los desechos reciclables a países que no cumplen con estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), como el Perú.

Según las entidades ambientalistas el reglamento que regula el tránsito de baterías vulnera el Convenio de Basilea, que establece la prohibición de sacar del país desechos tóxicos a menos que no exista capacidad instalada para valorizarlos o eliminarlos.

El Ministerio del Medio Ambiente sostiene que el reglamento no trasgrede el Convenio de Basilea y que las exportaciones serán reguladas con un manejo ambientalmente racional, siempre y cuando no exista capacidad en el país para hacerlo.

Y es que la Ley Marco para la Gestión de Residuos, la Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje, conocida como Ley REP (20.920), alentaría el tránsito transfronterizo de residuos, entre los que destacan las baterías de autos, incluidas en el reglamento .

La citada ley fue promulgada el 17 de mayo de 2016 y anunciada por el Gobierno como una forma de formalizar el reciclaje en Chile. Esta responsabiliza a empresas fabricantes e importadoras de hacerse cargo de los residuos generados por sus productos.

Los seis productos contaminantes que podrían ser exportados para el reciclaje en otros países son aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, baterías, envases y embalajes, neumáticos y pilas.

Javiera Valencia, de la Fundación Terram, afirma: “Nada nos da el derecho de que como chilenos podamos exportar esta contaminación, estos residuos tóxicos a otros países. El convenio lo que te dice que si tú exportas estos contaminantes tienes que hacerlo a países que tienen los mismos estándares. Es decir, para Chile países OCDE".

El problema indica Javiera— es que los productos irían a países cercanos, como Bolivia y Perú, "que tienen menos estándares porque el reciclaje allá es más económico, es más barato".

"Nosotros no tenemos por qué, como país desarrollado, llegar a países menos desarrollados para entregarles nuestra contaminación” indica la geógrafa chilena, solo porque hay una empresa haciendo lobby para que reduzcamos nuestros estándares.

Ezio Costa, abogado y director ejecutivo de la ONG FIMA señala que “cuando hay tránsito de residuos peligrosos entre países, lo que usualmente ocurre es que los países más ricos terminan enviando sus residuos a países más pobres, porque por costos le conviene. Y normalmente en esos países más pobres no hay una posibilidad real de tratar esos residuos”.

Costa señala que este tipo de situaciones pueden terminar como lo ocurrido en Arica con el plomo, donde residuos mineros provenientes de Suecia terminaron en esa ciudad contaminando y enfermando a una cantidad importante de población.

“Sería difícil para Chile, que hoy no tiene la capacidad de fiscalizar internamente, saber qué países tienen la tecnología y quienes no. Entonces, lo obvio, lo natural que debiera pasar es que Chile cumpla las normas internacionales y no le exporte a países que no son de la OCDE y por tanto se presume que pueden no tener la tecnología”, explica.

El Ministerio del Medio Ambiente sostiene que está prohibido exportar residuos para su eliminación mientras exista en el país capacidad para eliminar los residuos de acuerdo con un manejo ambientalmente racional. Además, el ministerio podrá denegar fundadamente las autorizaciones de exportación, cuando existan antecedentes de que los residuos no serán sometidos a un manejo ambientalmente racional.

“Para este efecto podrá exigir al exportador presentar informe de un auditor externo, previamente autorizado mediante resolución del Ministerio, a objeto de acreditar el cumplimiento de un estándar similar al que otorga la normativa aplicable en Chile”, explicaron.

La consulta pública del reglamento culminó el martes 3 de enero, luego de lo cual el ministerio debe redactar el reglamento final y someterlo a votación en el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

Además del Ministro del Medio Ambiente participan los ministros de Agricultura, de Hacienda, de Salud, de Economía, Fomento y Reconstrucción, de Energía, de Obras Públicas, de Vivienda y Urbanismo, de Transportes y Telecomunicaciones, de Minería y Planificación.

----
Fuente: Con información de The Clinic: http://www.theclinic.cl/2016/12/27/la-batalla-entre-ambientalistas-gobierno-y-privados-por-la-exportacion-de-baterias-para-el-reciclaje/

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario