Servicios en comunicación Intercultural

El espejismo de la libre elección informativa

de izquierda a derecha: Nelly Luna, Iván Alonso, Rosa María Palacios, Santiago Pedraglio y Jorge Acevedo. Foto: Patricia Saavedra.

Por Patricia Saavedra

Servindi, 3 de diciembre, 2016.- El 1 de diciembre se presentaron los resultados de la investigación “Monitoreo de Propiedad – MOM Perú”, una exhaustiva serie investigativa del portal Ojo-Público.com y de Reporteros Sin Fronteras (RSF) que en gran medida confirmó lo que se sospechaba acerca de los dueños de la información.

Sin embargo, como señaló Hugo Coya, presidente del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú y participante de este evento “la concentración de medios es un debate tanto en EEUU, como en el mundo. Hablar de concentración de medios nos lleva a un tema económico”.

Esto recuerda aquello de la “ruta del dinero”, comentado en diversas ocasiones por la cofundadora del portal Ojo Público, Nelly Luna, para aludir cómo este ha sido el hilo conductor presente en las investigaciones de dicho portal, y en sí, en los grandes hallazgos periodísticos.

Por ello el dinero, como trasfondo, nos permite entender la conglomeración, acaparamiento y finalmente el monopolio.  Por lo tanto, tal como lo concluyó Coya, “una concentración de medios nos lleva a una limitación de opiniones”. Es a partir de aquí en donde entonces nos preguntamos ¿quién nos informa?

El espejismo de la libre elección

Las noticias no solo son para informarnos. De su contenido depende la toma de decisiones. Elegir. Por esto, para entender realmente una noticia es fundamental saber quién la difunde, solo así podremos analizarla, valorarla y recién estaremos en capacidad de vislumbrar qué intereses podría tener. Las noticias no están completas si no sabemos quién las difunde

Sabido esto, otro impacto de la concentración de medios sobre el derecho a la información es aquel relativo a las audiencias. De acuerdo a la investigación, la medición de las audiencias está monopolizada, ya que existen pocas fuentes para medir las cuotas de audiencia.

Estas mediciones además no miden a todos los medios, sino solo a los clientes de la empresa que hace la medición. Asimismo, la audiencia no se calcula sobre el 100 por ciento del público, sino solo sobre la base de los que consumen los medios que ese ranking mide.

Y dónde quedan los medios comunitarios

Los medios comunitarios que suelen ser una genuina expresión de las comunidades como una verdadera voz de la cultura local casi no figuran en este universo de acaparamiento. En opinión de Jorge Acevedo, docente de la PUCP, el Estado no censura a los medios comunitarios, pero tampoco los promueve.

Sin embargo, los medios comunitarios enfrentan una serie de barreras de tipo económica, legal y política.

“Solo se da licencias en zonas rurales de 10 mil personal a menos, o en zonas de interés social. En Lima no podría haber una radio comunitaria. El ministerio no se la va a dar porque ya las frecuencias están otorgadas”, explicó.

Entre tanto, en medio de esto, la prensa regional apenas sobrevive. ¿Existe un temor a la pluralidad?

El debate ya está abierto acerca de si debe haber una regulación para la tenencia de medios. Algunas reacciones ven en este cuestionamiento un atentado a la libertad de empresa, sin embargo, ¿no es la pluralidad más importante?

Acerca de MOM Perú

Es una investigación basada en 10 indicadores relativos a audiencia, pluralidad y regulación.

De acuerdo a Nina Ludewig, manager del proyecto RSF, la idea de esta iniciativa es que con el tiempo derive en la creación de un índice internacional sobre la concentración y sus impactos. En esta perspectiva se lanzó el sitio web monitoreodemedios.pe

Fuente: Ojo Público

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario