Servicios en comunicación Intercultural

La pandemia del Covid-19 afecta nuestra alimentación

Foto: Redcirp-UMA

Servindi, 22 de julio, 2020.- La Red de Comunicadores Indígenas de la Región Puno (Redcirp-Puno) y la  Unión de Mujeres Aymaras del Abya Yala (UMA) elaboraron un sociodrama en el que ponen en evidencia las fallas del Gobierno central en la aplicación de inmovilización social obligatoria.

Las medidas del Gobierno coincidieron con los inicios de la cosecha que anualmente se desarrolla en las comunidades de la sierra sur del Perú, en este caso Puno. Sin embargo, al inicio de la cuarentena, las fuerzas del orden tampoco dejaron movilizarse a los pequeños agricultores.

En el mes de febrero se realiza la ofrenda a la Pachamama con música, danzas y rituales espirituales en agradecimiento por la alimentación que nos brinda nuestra Madre Tierra.

Con ello se cosechan los primeros alimentos en las comunidades para que –desde el mes de marzo hasta mayo– se desarrollen las cosechas de papa, quinua, haba, olluco, entre otros productos.

De esta manera, las poblaciones altiplánicas se despiertan temprano –usualmente a las 5 e la mañana– para desarrollar la actividad. En este caso, el varón realiza faenas con sus vecinos y amigos. Muchas de estas actividades se llevan a cabo en una especie de ayni y otras son remuneradas.

La familia de Juan y GLoria se preparó para desarrollar la cosecha programada un día anterior. Juan se dirige primero a la chacra con los amigos que harán el ayni, y luego gloria le dará el alcance con sus hijos, después de haber asegurado a sus animales (vaca, gallinas, entre otros).

La familia de Juan estaba cosechando papa. Repentinamente, la policía llega y los indica que deben de acatar las órdenes del Gobierno que dictó la inmovilización social obligatoria. Toda la familia de Juan se queda sorprendida y asustada por tal situación.

Muy tristes y confundidos prefieren retirarse a ser detenidos y llevados a la comisaría.

Cabe señalar que Voces en Acción es producido por Servindi con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert.

 

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario