Periodismo de luto por muerte inesperada del cronista Luis Miranda

El legado que deja el talentoso periodista Miranda es incalculable dado que no se conformó con contar historias de un solo modo, sino que se esforzó por experimentar en nuevos formatos.

Servindi, 2 de mayo, 2023.- La muerte del reconocido cronista urbano y fotógrafo Luis Miranda Rodríguez ha enlutado al periodismo peruano que lamenta su inesperada partida tras un accidente en el mar del Callao, el 1 de mayo.

De 20 personas que cayeron al agua luego de que la lancha que los transportaba se volcara, solo Miranda falleció. Sus restos ya son velados en el Colegio de Periodistas de Lima, en Lince.

Aunque aún se investiga el suceso, se sabe que la lancha zarpó al mar por una zona indebida, tenía poco combustible y no contaba con permisos para navegar, según ATV Noticias.

Además, transcendió que el periodista no llevaba puesto el chaleco salvavidas debido a que se encontraba realizando un reportaje audiovisual sobre la navegación en la zona, a la altura de la isla El Frontón.

Un periodista excepcional

Luis Miranda Rodríguez (Lima, 1967) era un contador de historias nato. Tras estudiar Periodismo en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, empezó su aventura en el suplemento Estampa del diario Extra.

Pronto su pluma, con apenas 23 años vividos, llamaría la atención de los más experimentados periodistas del momento. Así Umberto Jara lo invitó a formar parte del suplemento del diario Expreso que también integraba el reconocido cronista Eloy Jáuregui.

Jara acaba de recordar ese episodio de 1991 en una reciente nota de despedida a su amigo Miranda, publicada en el portal Lima Gris.

“Le ofrecí unirse a nuestra redacción como cronista, que vaya a las calles a buscar historias y las cuente con estilo y buena prosa. Su reacción me mostró la sencillez de su espíritu”, rememoró.

Según Jara, el joven Miranda le repreguntó si había pensado bien en la invitación que le estaba haciendo, ya que él era apenas un novato en el oficio y en Expreso ya hacían “periodismo en serio”.

Su pase se concretó y desde entonces, Miranda no dejó de hacer lo que más le apasionaba y para lo cual tenía increíble talento: contar historias en diarios y en la televisión o a través de la fotografía.

Luis Miranda y la portada de su icónico libro de crónicas "El pintor de lavoes", reeditado en 2019. Foto: La República

En prensa, pasó por el periódico El Mundo y la revista Somos; mientras que, en televisión, por los programas Panorama, Reportajes, Periodistas, Contrapunto y Cuarto Poder, su casa durante más de una década.

Fue autor también de los libros de fotografía Murrup, último pueblo mochica y Q’eswachaka, tejiendo puentes, y del icónico libro de crónicas escritas El pintor de Lavoes que reúne sus mejores tiempos como cronista.

El legado que deja Miranda es incalculable dado que este hombre al que sus compañeros solían llamar “el Oso” por su musculatura acolchada, no se conformó con contar historias de un solo modo.

Sino que, se esforzó cada día por experimentar en nuevos formatos, pasando de la escritura a la fotografía y de ella al reportaje audiovisual. Un hombre sin límites, un periodista en toda la palabra.

Su último reportaje

Precisamente, este 2 de mayo, el portal periodístico Sucada, con el que Miranda venía colaborando en los meses más recientes, publicó el que sería su último reportaje audiovisual.

Se trata de una visita que Miranda hizo hace unas semanas a la comunidad Santa Clara de Uchunya, en Pucallpa, para recoger el testimonio de los mismos pobladores luego de la polémica generada tras la visita de la embajadora de los Estados Unidos, Lisa Kenna.

“Su búsqueda de la verdad, llegando al lugar de los hechos, y su inigualable pluma siempre perdurarán en la historia de las crónicas periodísticas de nuestro país”, señala Sudaca al presentar el reportaje que aquí compartimos.

 

Amigos lo despiden

A través de las redes sociales, varios periodistas y compañeros se despidieron de su amigo Luis Miranda con sentidos mensajes. Aquí compartimos algunos de ellos.

Se fue Luis Miranda el de la prosa clarísima en “El pintor de Lavoes”, el de las crónicas en formato audiovisual en “Cuarto Poder”, el de las fotos espectaculares en varios puntos del país. Se fue un gran periodista, un gran ser humano. (Paco Moreno)

Luis, no quiero que descanses ni que le des paz al mar. Quiero que sigas contándolo todo, quiero que sigas desnudando el mundo en dos líneas y con mala letra, quiero que sigas haciendo que las lágrimas sean dulces y quiero que nos demos millones de nuestros abrazos. (Anuska Buenaluque)

Horrible noticia.

Luis Miranda, el entrañable Oso, ha fallecido esta tarde ahogado, cuando la lancha en la que paseaba en el Callao se volcó.

El Oso, pata del alma, era un talentoso periodista de crónicas y un fotógrafo extraordinario. Todos los días colgaba las fotos que iba haciendo por todo el Peru y en buena parte del mundo. Retratos humanos intensos, tiernos, sensuales, únicos.

Nos hemos quedado sin un tipo de primera y un incomparable creador. (Rafo León)

Era una voz conocida para quienes despiden su semana mirando dominicales en la tevé. Pero sobre todo una firma de culto para quienes nos dedicamos al incierto y precario oficio de juntar palabras. Y, claro, un fotógrafo autodidacta, diestro en embellecer a los ignorados y en calatear a quien se le antojara.

Ha partido Luis Eduardo Miranda Rodríguez o, simplemente, el 'Oso' Miranda como lo bautizó el gremio periodístico por su musculatura acolchada. Buen viaje, compañero. Tu obra te sobrevivirá. (Renzo Gómez Vega)

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.