Servicios en comunicación Intercultural

Tráfico de madera: De la Amazonía hacia el mundo

TERRITORIO. En lo que va del 2018, Osinfor ha identificado cerca de 4 mil metros cúbicos de shihuahuaco de origen ilegal proveniente de la Amazonía. (Foto: Leslie Moreno)

Servindi, 01 de octubre, 2018.- Un equipo de once periodistas de Perú, Colombia, México, Bolivia y Ecuador; investigó sobre el tráfico ilegal para lavar y saquear la madera en la Amazonía. Los tablones son puestos en el mercado internacional con documentos oficiales pocas veces verificados. 

El reportaje revela cómo las mafias, que muchas veces amenazan y asesinan a líderes e indígenas, ahora están detrás de nuevas especies forestales, y los gobiernos no hacen nada para protegerlas.

Un dato importante que recoje esta investigacíón es la estimación de que el 30% de la madera vendida a nivel mundial es de origen ilegal, siendo Estados Unidos y China los principales destinos de envío. 

Éste, fue un trabajo en conjunto realizado por ocho medios de comunicación: Ojo Público, Mongabay Latam, El Deber, El Espectador, Vistazo, Connectas, Semana e Infoamazonía.

Los últimos árboles de la Amazonía

Las mafias ahora están detrás de nuevas especies forestales, pero los gobiernos no hacen nada para protegerlas.

A raíz de los extraños ingresos de taladores en la zona nororiental de la Amazonía de Perú, los miembros de la comunidad indígena Shawi, convocaron a una asamblea para decidir qué acciones tomarían contra este grupo de traficantes que extraían ilegalmente los árboles más longevos de su territorio.

Esa zona es la única vía que conecta a la comunidad con el distrito más cercano: Balsapuerto.

El mecanismo de extración comenzaba con la maquinaría pesada que destruía la vía de acceso y a su vez, taladores usando la trocha para sacar en camiones los troncos de los árboles cortados.

Así, los shawi decidieron instalar un punto de control y frenar con ello el tránsito de estos camiones. Hicieron lo que hace tiempo el Estado peruano no logra hacer: controlar las rutas del tráfico de madera.

Debido a esto, comenzó una historia violenta de amenazas contra los principales dirigentes de su comunidad, evento que se conecta con el asesinato de un líder indígena, Edwin Chota, quién por más de doce años venía denunciando el tráfico de madera en sus territorios sin que las autoridades iniciaran una investigación seria.

Perú no ha logrado condenar a los asesinos, ni mejorar la seguridad de otros líderes amenazados. Tampoco ha logrado reducir la extracción de árboles en bosques prohibidos que luego acabarán siendo parte de ese millonario y sofisticado negocio del tráfico global de madera en el mundo.

El Programa de la Naciones Unidas para el medio ambiente señalan que este ilícito negocio supera los 50 mil millones de dólares y pueden representar el 30% de toda la madera que se comercializa en el mundo.

#MaderaSucia, es una investigación que analiza la situación actual del mercado de la madera amazónica y los mecanismos que utilizan las mafias para lavar los productos de origen ilegal con el fin de incorporarlos a la cadena de comercio global.

Madera sucia

Dentro de la investagación, el método que las autoridades confirmaron como el más usados por las mafias madereras, es la declaración de información falsa en documentos oficiales.

Es decir, en la mayoría de casos, la madera de origen ilegal se vende con papeles que dicen que esos árboles salieron de una zona autorizada, cuando en realidad fueron extraídas de áreas naturales protegidas o tierras indígenas.

El 'sistema que permite la legalización' de la madera extraída de bosques prohibidos para luego ser comercializada y exportada, se repite en todos los países amazónicos.

Asimismo, los documentos oficiales que no cuentan con procesos de verificación en campo por parte de las autoridades de cada país, están permitiendo desde hace años un sistema impune de saqueo de los recursos forestales de la Amazonía latinoamericana. 

Aqui el ránking de las 10 empresas que compraron la madera amazónica de origen ilegal, reportaje desarrollado por Connectas:

 

El 30% de la madera que se comercializa en el mundo es ilegal.

Fuente: 2016, ONU.

 

El reportaje señala que los ejemplos más recurrentes del tráfico ilegal se encuentran en Perú, país que exporta más madera al mundo después de Brasil.

Durante los últimos años, el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales (Osinfor) ha identificado planes forestales aprobados por los gobiernos regionales que sostienen tener un número determinado de una especie de árboles en tasas científicamente imposibles. 

Cabe resaltar que en Colombia, Brasil y Ecuador, los investigadores señalan que la madera extraída de sus territorios es enviada a la parte amazónica peruana, donde es lavada y comercializada.

Otro dato impactante revelado por la investigación, fue que el negocio de la madera de origen ilegal puede movilizar 750 millones de dólares al año, casi la tercera parte de lo que mueve el narcotráfico.

Entre 50 y 152 mil millones de dólares movió el 2016 este negocio ilícito, más que el 2014.

 

Deforestación

Deforestación (Foto: Pixabay)

 

La tala ilegal en la Amazonía tiene de contexto el incremento permanente de áreas deforestadas. Pese a los esfuerzos, nadie detiene la destrucción de los bosques en manos de ganaderos, mineros ilegales, monocultivos y otras formas de agricultura.

El reportaje muestra que ante los controles y protección de especies de alto valor comercial como la caoba y el cedro, el mercado ha comenzado a presionar otros árboles incrementando la deforestación en nuevas especie amenazadas; como por ejemplo el Shihuahuaco.

Además, Ojo Público ha corroborado que en Perú hace doce años no se actualiza el listado de especies amenazadas.

Así, ante la masiva deforestación, la investigación mostró que las acciones contra el tráfico de madera por parte de los países que comparten la Amazonía no son conjuntas.

Finalmente, la investigación reveló que tanto los gobiernos de Perú, Colombia, Brasil, Bolivia y Ecuador no cuentan con un plan integral y conjunto para enfrentar el tráfico global de madera amazónica y ponerle frenos a la depredación de ciertas especies.

Si continuamos talando árboles sanos a este ritmo, en menos de 600 años habrá quedado reducido a un tocón el último árbol del planeta. 

Hope Jahren en “La memoria secreta de las hojas”

 

Lee el reportaje especial completo aquí

----

Con información de Ojo Público: https://ojo-publico.com/especiales/madera-sucia/

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario