Servicios en comunicación Intercultural

¿Qué es la deforestación importada y por qué debe ser restringida?

La UE es responsable del 16% de la deforestación importada / Foto: Pixabay

Conózcalo aquí, a propósito de las negociaciones que se tienen en Europa por estos días para impulsar un nuevo reglamento que permita frenar la deforestación importada.

Servindi, 1 de julio, 2022.- La reciente votación en el Consejo de la Unión Europea (UE) a favor de debilitar la futura norma para frenar la deforestación importada ha generado el rechazo de la sociedad civil.

Pero, para entender la importancia de la decisión adoptada en esta instancia, es importante conocer qué es la deforestación importada y por qué debe ser restringida. Aquí lo explicamos.

Deforestación importada

La deforestación importada está asociada al consumo en un determinado país de productos que para generarse implicaron actividades de deforestación en su lugar de origen.

Por ejemplo, si en España se consume la carne de vacuno proveniente de una granja de Brasil, que se instaló en medio de un territorio indígena tras talar árboles, estamos ante un caso de deforestación importada.

Esta forma de deforestación esconde una notoria responsabilidad de los países europeos, ya que Europa es uno de los mayores impulsores de la deforestación global en el mundo, solo superado por China.
 

La UE es, después de China, el segundo mayor importador mundial de deforestación. Foto: iStock

Según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Unión Europea (UE) es responsable del 16% de la deforestación tropical vinculada al comercio internacional a través de la importación de productos básicos.

Entre estos productos se encuentran la carne de vacuno, la soja, el aceite de palma, el caucho, la madera, el cacao y el café y sus productos derivados, señala la organización.

En ese sentido, restringir la deforestación importada significa evitar que productos que se importan puedan estar provocando la deforestación de selvas tropicales y violando derechos de poblaciones locales.

A partir de ello, y con el fin de asegurar unas cadenas de valor libres de deforestación y de violación a los derechos humanos, desde hace un tiempo se trabaja un reglamento al respecto.

Reglamento en proceso

El trabajo sobre dicha normativa tuvo un avance importante en noviembre de 2021, cuando la Comisión Europea presentó una propuesta de reglamento que incluía elementos para frenar la deforestación importada.

La propuesta planteaba exigir que los productos que entraran en el mercado de la UE, integrada por 27 países de Europa, estuvieran libres de deforestación y degradación forestal.

También se preveían fuertes medidas para hacer cumplir la legislación en toda la UE, incluyendo un número mínimo de controles y multas que debían ser proporcionales al daño ambiental causado y a su valor.

Además de establecerse un marco más claro para los Estados miembro sobre las formas de llevar a cabo los controles.
 

Edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea, en Bélgica. Foto: Internet 

Aunque, también quedaban algunos vacíos como la protección de otros ecosistemas valiosos más allá de los bosques en el ámbito de la legislación, como las sabanas, turberas o humedales.

Así como que la norma se ampliase a otros productos, en particular, a toda la ganadería (no solo vacuno) y a productos como el caucho o el maíz.

Con sus aspectos positivos y vacíos, la propuesta debía ser votada el 28 de junio en el Consejo de ministros europeos de Medio Ambiente de la UE.

La importante decisión iba a determinar si la UE estaba dispuesta a fortalecer más la normativa, dado los vacíos identificados, o si iba a optar más bien por debilitarla.

Votación cuestionada

El resultado fue decepcionante. Según la WWF, los Estados miembros propusieron en el encuentro “eliminar muchos elementos claves del reglamento” dejando en “entredicho” su compromiso contra la deforestación.

Alertaron que la definición de “degradación forestal” del reglamento consensuado “solo recoge la que afecta a los bosques primarios que son transformados en plantaciones y otras tierras forestales, dejando fuera muchas otras formas de destrucción de los bosques”.

Además, señalaron que con el reglamento aprobado se permitirá a las empresas que se abastezcan en países de "bajo riesgo" de deforestación realizar una diligencia debida simplificada.

También quedó eliminado el número mínimo de controles a realizar para asegurar la correcta aplicación del reglamento y no se incluyó otros ecosistemas amenazados más allá de los bosques.
 

Debilitamiento de reglamento contra deforestación importada se dio pese a pronunciamientos para fortalecer normativa de científicos, empresas y sociedad civil.

“Lamentamos la falta de ambición y de voluntad política del Consejo de ministros de Medio Ambiente de la UE en la reunión que mantuvieron ayer para debatir sobre el futuro reglamento de deforestación importada”, señaló la organización en un comunicado, el 29 de junio.

Añadieron que la decisión desoye la petición de 1,2 millones de ciudadanos europeos, de la industria y de los científicos que se manifestaron a favor de una ley que impida la destrucción de la naturaleza en el mercado de la UE.

La propuesta de reglamento ahora deberá seguir su camino hacia el Parlamento Europeo, donde la WWF espera que “se afronten estas debilidades y se propongan enmiendas” a lo aprobado por el Consejo de la UE.

“En sus próximas votaciones sobre la ley, esperamos que los eurodiputados den una respuesta contundente a la posición del Consejo de la UE y propongan enmiendas de calado para asegurar tener nuestros platos libres de deforestación en las negociaciones pendientes”, expresaron.

 

 

Te puede interesar:

Panel de científicos busca evitar el colapso de Amazonía

Panel Científico por la Amazonía presentó su primer estudio. El trabajo impulsa una moratoria inmediata de deforestación y degradación forestal. El panel está formado por más de 240 científicos de la región. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario