Servicios en comunicación Intercultural

Montesinos ayudó a Keiko más de lo que imaginamos

Repasamos todo lo que se sabe hasta ahora sobre los “vladiaudios” y el papel que Montesinos jugó, desde una prisión de máxima seguridad, para favorecer a Keiko Fujimori.

Servindi, 5 de julio, 2021.- A casi una semana de la publicación de los primeros “vladiaudios”, nuevas grabaciones dan más luces sobre el plan que tenía Vladimiro Montesinos para lograr que Keiko Fujimori llegue a Palacio.

Fiel a su estilo, el “Doc” había propuesto sobornar a tres de los cuatro magistrados del Jurado Nacional de Elecciones, con el apoyo financiero de Dionisio Romero, Rafael López Aliaga, entre otros personajes.

“Se están jugando el todo por el todo, todo el mundo tiene que poner su granito de arena”, se le escucha decir. En esta nota, repase todo lo que se sabe hasta ahora sobre este caso.

Revelaciones previas

Los primeros “vladiaudios” —llamadas hechas por Montesinos desde la prisión de la Base Naval de Callao— revelaron que este estaba muy interesado en ayudar a Keiko Fujimori a llegar a Palacio.

Para ello, contactó con Pedro Rejas Tataje, un comandante EP (r) muy cercano al fujimorismo, con quien mantuvo comunicación durante la primera y la segunda vuelta electoral en Perú.

Las llamadas hechas por Montesinos a Rejas durante la primera vuelta fueron básicamente para apoyar la campaña de Fujimori posicionándola en redes sociales y números telefónicos.

Con ese fin, puso en contacto a Rejas con un tal “Carlos”, un experto en equipos de inteligencia que lo condujo a una oficina ubicada en el cruce de las avenidas La Molina y Los Constructores.

Allí, “Carlos” tenía montado un ejército de personas que se dedicaban a difundir mensajes por redes sociales y teléfonos, según el relato de Rejas que ha salido a contar todo por temor a verse involucrado en actos corruptos e ir a prisión.

De izquierda a derecha: Guillermo Sendón, Pedro Rejas, Vladimiro Montesinos y Luis Arce. Los protagonistas de la historia.

Ya para la segunda vuelta, Montesinos puso en contacto a Rejas Tataje con su cuñado, el exoficial del Ejército, Fernando Marino Panduro, casado con María Montesinos Torres, y conocido por el apelativo "shushupe".

Este le entregó un documento con propuestas que debía alcanzar a Keiko para que pueda exponerlas durante su primer debate presidencial con Pedro Castillo Terrones.

Sin embargo, cuando se enteró de que el resultado de la segunda vuelta no fue favorable a Keiko Fujimori, Montesinos propuso una nueva estrategia: sobornar a los magistrados del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Así, Montesinos puso, otra vez a Rejas, en contacto Guillermo Sendón, un personaje con aparentes vínculos en el JNE que se ofreció a ser el nexo entre el fujimorismo y el JNE.

El propio Sendón dijo en los audios que tenía cercanía con uno de los magitrados del JNE, Luis Arce, y que a través de él podría convencer a otros dos miembros de este jurado.

Para lograr que tres de los cuatro magistrados apoyaran a Keiko Fujimori en el JNE, mediante la anulación de mesas electorales que favorecían a Castillo, Sendón pidió “tres palos”. Es decir: tres millones de dólares.

Nueva revelación

Solo hasta aquí se conocía la historia; sin embargo, el jueves 1 de julio el portal de investigación IDL-Reporteros publicó dos nuevos audios que dan más luces sobre el plan de Montesinos.

En ellos, se revela que Montesinos estaba tan convencido de que Fujimori solo podía ganar la elección sobornado a los magistrados, que incluso se atreve a dar el nombre de posibles “financistas”.

“Ahí tienen pues al hijo de Dionisio Romero… ¿sabes a quién lo pueden buscar también al Arturo Woodman? […] está muy vinculado a Dionisio Romero […] “, se le escucha decir.

Dionisio Romero fue uno de los primeros empresarios peruanos en confesar en noviembre de 2019 que apoyó con US$ 3,6 millones a la campaña de Fujimori en 2011.

Pero si con eso no fuera suficiente —añade Montesinos— también podrían recurrir a otro personaje: Rafael López Aliaga, el excandidato presidencial de Renovación Popular.

“[…] y a última hora que le pidan al Porky también pué, […] que hablen con la Yarrow y la Yarrow habla con el Porky… pero no se duerman, el tiempo está en contra”, señala Montesinos.

En la lógica de Montesinos, están eran las personas que podían apoyar con dinero para que Fujimori logre pagar el soborno de tres millones de dólares a favor de los magistrados del JNE.

Un segundo audio publicado hoy por IDL-Reporteros revela también que Montesinos había propuesto que los fujimoristas acudan a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

Esto, con el fin de que dicha entidad haga actuar al gobierno de los Estados Unidos en favor de Keiko Fujimori. Así de estratégico intentaba ser el exasesor presidencial.

El papel de la Marina

Lo que llama especial preocupación de toda esta trama es la comodidad con la que Montesinos podía llamar desde la prisión de máxima seguridad custodiada, nada menos, que por la Marina de Guerra.

Esta institución tiene mucho que responder no solo por eso, sino también por las medias verdades que ha dicho hasta el momento sobre el caso que involucra a Montesinos.

Cuando se revelaron los “vladiaudios”, la Marina emitió un comunicado asegurando que Montesinos solo había realizado dos llamadas, cuando en verdad realizó al menos 17, según reveló IDL-Reporteros.

También dijo que Montesinos se comunicaba solo por la línea telefónica fija de la Base Naval del Callao, pero luego La República reveló que este había realizado llamadas desde al menos tres celulares.

¿A qué juega la Marina de Guerra? ¿Qué intenta ocultar o a quién busca favorecer con todo esto?

Quizás el tiempo lo revele, pero lo que desde ya queda claro es que Montesinos era el prisionero consentido de la Base Naval del Callao.

El vergonzoso comunicado de la Marina de Guerra sobre las llamadas de Montesinos. Tienen mucho que explicar. 

----

Te puede interesar:

Marina en aprietos: Montesinos coordinaba campaña con tres celulares

Servindi, 30 de junio, 2021.- El exasesor presidencial, Vladimiro Montesinos, se comunicó hasta por tres celulares con el comandante del Ejército en retiro, Pedro Rejas, nexo que utilizó para apoyar la campaña de Keiko Fujimori. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario